9 tips para ahuyentar las avispas del jardín

Consejos y trucos para deshacerte de las molestas avispas que invaden tu jardín en días cálidos

Las avispas, al igual que ocurre con las abejas, llenan nuestros jardines nada más estrenarse la temporada de verano y pueden convertirse en una verdadera plaga si no se eliminan a tiempo. Nuestro jardín, las plantas, los agujeros de los aspersores, el tejado, una terraza, el suelo, los buzones, los árboles, el césped, el techo o las fuentes son susceptibles de convertirse en lugar de reunión o en un nido de avispas o un panal donde éstas anidan y se reproducen.

Existen muchos tipos de avispas: las más conocidas son las amarillas con bandas negras, aunque también existen unas avispas rojas que se distinguen por no poder volar, o las avispas negras que se caracterizan por alimentarse de otros insectos.

Los productos con composición química como por ejemplo el clásico insecticida son buenos para espantar e incluso eliminar a estos peligrosos bichos, sin embargo también dañan el medio ambiente y la salud de las personas. Los remedios naturales anti avispas se han convertido en una alternativa a los mismos con unos resultados comprobados por cientos de personas ya que pueden ayudar a combatir a estos molestos insectos con la misma eficacia.

En Spoots te ofrecemos las mejores soluciones y remedios naturales que además de ser gratis, te servirán para ahuyentar las avispas del jardín y evitar que se acerquen.

    Índice

  1. No dejes alimentos con proteínas en el jardín

    A las avispas les suele gustar las sobras de comida, especialmente aquellos que tienen proteínas, como la carne o el pescado así que no dejes comida fuera por mucho tiempo para no atraerlas.

    Es muy importante que tampoco dejes los restos de alimentos de tu animal de compañía. Otra buena opción es tener siempre bien cerrados los contenedores de basura ya que son uno de los focos de mayor atracción para todo tipo de insectos.

  2. No dejes cosas azucaradas en el jardín

    Las avispas, especialmente aquellas de una especie conocida como chaquetas amarillas, son grandes consumidoras de azúcar y de todo tipo de comida dulce pues para ellas el aroma es muy atrayente y las atrapa con mucha intensidad. Así que ya sabes, si no quieres una invasión de avispas en casa mantén el tarro del azúcar en el armario de la cocina, y cuando hagas una merienda en tu jardín, procura dejar todo bien limpio al terminar.

    Si por el contrario quieres atraer a las avispas para poderlas cazar, todo lo dulce será una perfecta trampa que te servirá para eliminarlas con ayuda de otro tipo de cepos como los insecticidas de tipo orgánico, por ejemplo la piretrina.

  3. Ahuyenta a la avispas con pepino

    Curiosamente, el pepino es uno de los mejores remedios naturales caseros para alejar a las avispas. Si tienes que comer en el exterior de casa considera esparcir porciones de pepino alrededor de la mesa o sacar una ensalada de pepino.

    La razón por la cual el pepino no agrada en absoluto a las avispas es por su aroma, que les resulta desagradable. Así que las puedes repeler de forma muy efectiva. Con este remedio no las vas a exterminar pero conseguirás mantenerlas alejadas.

  4. Simula un nido de avispas ficticio

    Simular un nido de avispas con una bolsa de color oscuro es una buena idea para alejar a las avispas. La razón es que las avispas son muy consideradas y nunca construirían un nido en un lugar donde ya hay uno.

    Si quieres alejar a las avispas de tu espacio, cuelga una bolsa de una cuerda en un lugar bien visible de tu jardín ya que la bolsa hará la función de nido ya habitado. Cuando las avispas la vean se confundirán y se marcharán ellas solas sin necesidad de matarlas.

  5. Sella las grietas y rendijas de tu casa

    A las avispas les encanta aprovechar cualquier resquicio de tu vivienda para poder construir sus nidos. Tanto si tienes una casa con jardín como vivienda habitual, como si se trata de una casa de vacaciones, asegúrate de sellar bien todas las grietas y rendijas para evitar invasiones ya que son los lugares más insospechados por los que sin darte cuenta pueden aparecer. 

    Puedes sellar las rendijas con pintura plástica o con yeso. De este modo evitamos que aprovechen los huecos para hacer un nido y por tanto tendremos menos probabilidades de vernos rodeados de ellas.

  6. Utiliza agua y jabón para eliminar a las avispas

    Este remedio sencillo y natural irá bien tanto para ahuyentar a las avispas como para destruir sus nidos si ya han hecho uno, ya que actúa a modo de trampa casera.

    En una botella de spray de plástico, pon agua y jabón líquido a partes iguales y rocía áreas de tu jardín susceptibles de ataques, como las paredes, los bancos y los bordes de la piscina. Es una de las formas ecológicas más habituales para erradicar avispas y quitar avisperos.

  7. Coloca trampas anti avispas

    Como ya os hemos comentado las avispas son muy golosas, por lo que distribuir trampas con sus alimentos favoritos en su interior es una buena idea. No hagas trampas muy crueles que hagan sufrir al animal durante horas, opta por medios naturales que producen muerte rápida por asfixia o parálisis.

    Utiliza cebos caseros impregandos de bebidas azucaradas como por ejemplo refresco de cola, zumo de frutas, trozos de fruta fresca o cualquier otro tipo de atrayente natural.

  8. Haz un repelente casero para avispas

    Puedes optar por fabricar un repelente casero de avispas para que no te molesten más a la hora de salir al jardín. Botellas de agua con el cuello cortado que lleven una mezcla de agua y azúcar, o botes de mermelada, son algunas opciones para luchar y atrapar a las avispas rápidamente.

    Asi mismo puedes probar con trozos de limón y especias como por ejemplo el clavo que te servirán de cebo para atraerlas y asi deshacerte de su molestia presencia.

  9. Cubre el nido de avispas con tela

    Si ya es oficial que tienes un nido de avispas o colmena en tu jardín te sugerimos que pruebes la siguiente solución, siempre con el máximo cuidado: acércate al nido por la noche cuando las avispas estén descansando y tapa el mismo completamente con una tela gruesa. Después mata a las avispas ahogándolas en agua en el sitio más cercano.

    Es una de las formas más efectivas de acabar con las plagas de avispas de forma radical y sin necesidad de recurrir a ningún otro tipo de trampas caseras.

Recuerda que existe una creencia que asegura que si matas a la avispa reina, toda la colonia desaparece. La mejor forma de asegurarnos de que muere es atacando el nido por la noche, ya que es el momento en el que estos insectos descansan. Si quieres identificar el aspecto de la avispa reina, puedes buscar alguna foto en internet.

Las picaduras producidas por avispas suelen ser bastante dolorosas, ya que además de producir un intenso picor y escozor que hacen que la zona aparezca roja e inflamada, pueden resultar especialmente agresivas cuando se produce una reacción alérgica.

Si a pesar de todas las precauciones y cebos te has llevado un pinchazo, bien porque no te han resultado efectivos o porque estabas en el campo, retira inmediatamente el aguijón con unas pinzas o con las uñas, desinfecta la zona con jabón y agua o un poco de alcohol y aplica un cubito de hielo. Si tienes alergia a las picaduras de avispas acude lo más pronto posible al centro de salud más cercano.

¿sabías qué...?

Las avispas asiáticas gigantes es uno de los insectos más letales que existen sobre la faz de la tierra. Mide unos 5 centímetros, es muy grueso y sus mandíbulas albergan una toxina venenosa que disuelve tejido orgánico. En Japón matan cada año a alrededor de 50 personas, de ahí que se las conozca como avispas asesinas japonesas. Si quieres identificarlas, no dudes en buscar fotos en internet, para saber en qué momento debes de poner en práctica los remedios anteriormente descritos.

comenta y pregunta