Cómo teñir flores paso a paso

Pasos que debes seguir si quieres teñir flores naturales, secas o artificiales

¿Te gustan las flores tan bonitas que ves en revistas o por Internet? Pues resulta que la mayoría de ellas son teñidas o pintadas de colores vivos y brillantes para darles una apariencia más atractiva. Para teñir las flores se emplean todo tipo de medios y procedimientos, algunos de ellos de forma industrial, otros que se utilizan de forma casera.

El teñido de flores en casa es una de las manualidades que más demanda genera últimamente, y es que así se consiguen flores del color deseado sin tener que ir continuamente a la floristería. Si quieres teñir flores paso a paso, tanto naturales, secas o artificiales, te contamos cómo hacerlo de forma correcta.

    Índice

  1. Teñir flores naturales

    Teñir flores naturales

    ¿Cómo se pintan las flores naturales? Las flores naturales se pueden teñir de 3 maneras diferentes y que son las siguientes:

    Absorción del agua con colorante o tinte

    Las flores vivas se pueden teñir con un colorante alimentario o con un tinte específicamente diseñado para darles color; otra alternativa es la anilina (tintura para telas).

    1. Elementos necesarios: flores naturales (claveles, margaritas, rosas, gladiolos, etc.), un recipiente de cristal, agua descalcificada, tinte en polvo, colorante o anilina y un cuter bien afilado y estirilizado. 
    2. Añadir en el vaso agua y tinte según las instrucciones que vengan en la etiqueta; en el caso del colorante tendrás que probar a ojo e incluso mezclar varios para conseguir el tono deseado. 
    3. Cortar con el cúter al bies el tallo de las flores. Inmediatamente sumergir los tallos en el recipiente con agua y dejar hasta que el color empiece a manifestarse, normalmente al cabo de dos horas. Cuanto más tiempo dejas las plantas en el agua más intensos son los colores, por lo que una vez que tengan la tonalidad deseada desecha el agua y pon otra sin añadidos.

    Inmersión en tinta

    La inmersión en tinta es un procedimiento divertido para hacer con niños, ya que se sentirán como haciendo un experimento. Consiste en colorear los pétalos de la flor mediante pintura líquida donde se sumerge. A pesar de ser sencillo hay que tener cuidado para no manchar toda la zona de trabajo, la ropa o las manos.

    1. Elementos necesarios: flores vivas, un recipiente viejo (es posible que luego tengas que tirarlo), agua descalcificada y tinta (tinta china es una buena opción).
    2. Mezcla en el balde agua y tinta según se indica en las instrucciones. Utiliza una espátula para remover la mezcla y que quede sin grumos.
    3. Coge las flores por separado y ve metiendo cada una de forma individual en el balde. Tienen que permanecer completamente cubiertas de tinte y agua durante 3 segundos. Después agita la flor para que no gotee.
    4. Lava la flor con agua fría en el lavabo. Posteriormente deja reposar durante unas tres horas en un sitio soleado para que se quite la humedad, preferentemente sobre una tela absorbente. No toques la flor durante el proceso de secado para no dejar desperfectos.
    5. Si lo necesitas puedes repetir el proceso hasta conseguir los resultados deseados.

    Notas:

    Si las flores son muy delicadas, como por ejemplo las margaritas, procura que la mezcla de tinte y agua no quede muy densa para que no se estropeen al ser sumergidas.

    Las flores más blanquecinas obtendrán un color más reluciente, mientras que otras de tonos más profundos los acentuarán si los tiñes con este método.

    Aplicación de la pintura en aerosol

    La pintura en aerosol resulta muy útil para teñir flores naturales, sin embargo ten en cuenta que los colores resultantes se ven a veces muy chillones y un tanto artificiales.

    1. Elementos necesarios: flores y pintura en aerosol. Este tipo de pintura no perjudica a la planta ya que está fabricada para su uso en vegetales vivos y secos y tienes muchos colores donde elegir.
    2. Protege la zona de aplicación con un plástico y ponte prendas viejas. Abre la tapa del aerosol y prepara la boquilla; agita durante medio minuto para que la pintura esté lista para ser aplicada.
    3. Coge las flores de una en una y gira sus coronas hacia abajo. Sostén la flor lo más lejos posible de tu cuerpo y ve dándole la vuelta conforme aplicas la pintura; la flor tiene que quedar completamente tapada de una capa regular de barniz.
    4. Deja secar la flor en un área con temperatura cálida durante varias horas; es mejor que no la dejes tumbada, ponla en un vaso o un florero. Tras ver que la pintura está seca y si te parece que tiene poco color puedes volver a pintarla.
  2. Teñir flores secas

    Teñir flores secas

    Las flores secas son muy utilizadas en todo tipo de herbarios y decoraciones, resultan versátiles y elegantes tanto en ambientes clásicos como modernos. Su principal problema reside en que con el tiempo suelen oscurecerse y volverse del color marrón, por lo que precisan ser blanqueadas para poder ser pintadas.

    Entonces si tienes flores secas estropeadas el primer paso sería prepararlos para la posterior tinción. A continuación te contamos cómo blanquear flores secas:

    1. Clasifica y separa las flores y hojas buenas de las malas. Quita las que estén feas, estropeadas, rotas, con manchas etc.
    2. Elige el procedimiento. Aquí tienes las siguientes opciones: lejía/agua oxigenada y jabón en polvo.
    3. Lejía/Agua oxigenada. Si empleas lejía obtendrás unas flores y hojas más blancas que si empleas agua oxigenada que los deja de tonalidades rosas. Se pone lejía o agua oxigenada en un recipiente y se sumergen las plantas. Tras alcanzar el color deseado se sacan con cuidado, se enjuagan con agua y se tienden al sol verticalmente.
    4. Jabón en polvo. Primero prepara la mezcla de agua y jabón en polvo y deja que hierva durante 1 hora. Después retira del fuego y mete las flores en el líquido durante medio día. Tus plantas quedarán del tono marrón pero no te preocupes, realiza una mezcla de agua y cloro (90%x10%) y deja blanquear durante otro medio día.

    Una vez que ya tienes tus flores listas podemos pasar al teñido de flores secas:

    Aplicación de la pintura en spray

    1. Compra pintura en aerosol. Como ya hemos comentado más arriba los colores quedan un tanto artificiales y atrevidos, por lo que piensa bien donde vas a colocar el conjunto resultante.
    2. Coge las flores de una en una y ve girando conforme aplicas el spray. Tienes que sujetar la flor cabeza abajo y girar conforme distibuyen la pintura mediante breves pulsaciones para evitar el excesivo goteo.
    3. Deja secar sobre una cuerda verticalmente.

    Tinción mediante tintes/anilinas

    1. Adquiere una tinta para telas o anilina de alcohol si lo que quieres es conseguir unos tonos más lustrosos. Sigue las indicaciones de la etiqueta de envase para preparar correctamente la solución para teñir las flores.
    2. Tras tener a punto la solución empapa cada flor de forma individual por medio de inmersión o mojando con un spray. Ten en cuenta que siempre puedes repetir el proceso si te parece que queda poco color.
    3. Deja secar verticalmente en un sitio soleado y aireado. Cuando las flores estén deshidratadas del todo las puedes comprimir y utilizar en tus arreglos decorativos.

    Nota: Si necesitas pintar ramas, tallos y hojas lo mejor es que emplees glicerina y agua caliente (mitad y mitad) o anilina para telas con unas cucharadas de vinagre.

  3. Teñir flores artificiales

    Teñir flores artificiales

    Las flores artificiales son muy bonitas y elegantes, pero al igual que las naturales tienden a estropearse con el tiempo aunque por razones distintas. Si quieres arreglar tu conjunto floral de tela, seda, plástico o cuero nada mejor que pintarlo de colores vibrantes. A continuación te enseñamos cómo hacerlo.

    Tinción con spray

    1. Elige el tipo de pintura que vas a emplear. La boquilla del spray es mejor que sea larga y delgada para una mayor precisión.
    2. Prepara las flores artificiales sobre una mesa protegida. Coge de una en una y aplica una capa de spray girando los pétalos. Cuando termines con las flores deja secar en un vaso por lo menos 10 minutos.
    3. Cuando veas las flores secas sabrás si necesitan más color y entonces podrás darles una segunda capa.

    Tinción con tinte/colorante

    1. Elije el tinte o el colorante de tu gusto. Sigue las instrucciones de la etiqueta para realizar una solución a base de agua y estos ingredientes. Se recomienda que el agua de tinción de las flores artificiales sea caliente para obtener mejores resultados.
    2. Sumerge cada planta en la mezcla y mantén durante unos segundos. Comprueba retirando la flor que ha alcanzado la tonalidad deseada: en caso contrario vuelve a sumergir. Es posible que tengas que dejar algunas flores durante varios minutos, por lo que sujétalos al borde con cinta adhesiva o una pinza.
    3. Aclara las flores con agua del grifo hasta que no queden sobras de tinta.
    4. Pon a secar las flores al aire libre y en posición vertical. Teñir flores con colorantes es mucho más fácil de lo que crees.

Sigue estos pasos cuidadosamente y conseguirás teñir las flores del color deseado. Debes saber que algunas flores conservarán su color a pesar de tu intento de cambiarlas, mientras que otras sólo lo alterarán ligeramente. Opta siempre por un jarrón de cristal en vez de plástico para poner las flores pintadas, así evitarás manchas.

¿sabías qué...?

Las flores con colores fuertes como el púrpura o el azul lavanda se vuelven de una tonalidad indefinida con el proceso de secado, las blancas como las margaritas se tornan amarillentas, las rosas acentúan su color y las rojas como los geranios se vuelven más oscuras.