Qué tener en cuenta antes de adoptar un perro

Si estás pensando en adoptar un perro, lee antes estas recomendaciones

Eres un amante de los animales y sueñas cada día con tener una mascota en tu casa. No cabe duda de que los canes son los mejores amigos del hombre y te encantaría convivir con uno. Ahora bien, ¿qué tienes que tener en cuenta antes de adoptar un perro? En Spoots hemos preparado un completo artículo para que sepas todo cuanto has de saber antes de lanzarte a la maravillosa aventura de la adopción de animales.

No obstante, recuerda, uno de los grandes problemas con respecto a la adopción a nivel mundial es el abandono. Países Bajos ha logrado erradicarlo tras años de lucha y educación. Tener una mascota no es como comprar un peluche. No se puede tirar una vez te has cansado de él o no te cuadra con tu forma de vida y planes. La responsabilidad ha de primar por encima de todo.

    Índice

  1. ¿Tienes tiempo para tener un perro?

    ¿Tienes tiempo para tener un perro?

    Esta es la primera cuestión que has de tener en cuenta si vas a adoptar un perro. ¿Tienes tiempo para él? Recuerda que un can debe salir dos veces al día como mínimo. Es decir, que tiene que tener un par de paseos o más de no menos de 15 minutos cada uno. A ser posible, que no baje de una hora en total. Esto se debe a que tu canino debe descargar energía, hacer sus necesidades y socializar con los de su especie. ¿Estás seguro de que serás capaz de cumplir con esta labor? De lo contrario, no lo adoptes.

  2. ¿Tienes dinero suficiente?

    ¿Tienes dinero suficiente?

    Otro aspecto a tener en cuenta a la hora de adoptar a un perro es la cuestión monetaria. Un can, aunque coma comida de casa, algo nada recomendable, necesita tratamientos veterinarios, por ejemplo. Desde que nace debe ser vacunado cada año por impositivo legal, además de por su propio bienestar.

    Además, un perro necesita juguetes, comida adecuada para él, baños, productos destinados únicamente al animal o tratmiento de eventuales enfermedades que le puedan aquejar y que necesiten de visitas al veterinario. Además, tendrás que buscar hoteles caninos si te vas de viaje o residencias donde puede estar contigo, así como correa, collares, antiparasitarios, transportín o cinturón de seguridad para viajar en el automóvil...

    Es decir, que un perro requiere muchos gastos que tendrás que poder asumir. Además, un can grande puede llegar a vivir más de 12 años. Si es pequeño, se conocen casos cuya vida se ha alargado hasta los 20 años. ¿Estás dispuesto a abordar estas responsabilidades durante largo tiempo?

  3. Por qué quiero un perro

    Por qué quiero un perro

    Una vez estás seguro que tienes el tiempo y el dinero para tener un perro en casa, llega una pregunta importante. ¿Por qué? Es necesario saber para qué quieres adoptar un animal, pues la responsabilidad es muy grande. Es un ser vivo que te dará mucho, pero también requerirá mucho.

    ¿Sientes que necesitas hacer algo por una mascota? ¿Adoras a los animales y no concibes tu vida sin ellos? ¿Quieres compañía? ¿Será porque te hace falta para tu vida diaria como perro guía o similar? Sea cual fuere tu razón, la responsabilidad es muy alta, así que tenlo muy claro.

  4. Adapta tu casa para la llegada del canino

    Adapta tu casa para la llegada del canino

    Recuerda que al adoptar un perro, también es necesario adaptar la casa para la llegada del nuevo inquilino. Los canes son muy enérgicos, especialmente en sus primeros meses de vida. Has de crear espacios para el peludo, que tenga sitio suficiente para que se pueda mover, que no haya zonas peligrosas para su salud e integridad, que el tamaño del animal sea adecuado al de tu apartamento...

  5. Prepara tu vida para la convivencia

    Prepara tu vida para la convivencia

    Tanto tu mente como tus hábitos van a cambiar. Ahora en tus planes siempre entrará esa bola peluda que te hace la vida más feliz. Así pues, tendrás que adaptar tus hábitos a los suyos. A la hora de los paseos, de hacer ejercicio, de marcharte de viaje, de ir de vacaciones... en todo ello ha de entrar el perro que has adoptado y que pasa a ser tu responsabilidad.

  6. Ármate de paciencia

    Ármate de paciencia

    Especialmente en los primeros meses de vida, hasta que tu perro se adapta a ti y viceversa, debes tener mucha paciencia y estar muy pendiente del can. Se hará sus necesidades en tu hogar, no atenderá a tus llamadas, te tendrá cierto temor o recelo y mordisqueará cualquier cosa. Todo esto es normal, pero se va solventando con el tiempo. No obstante, a la hora de la educación y adaptación, la paciencia y la compresión será tu mejor arma para adiestrar a tu mascota y dar sabida respuesta a su energía y sus costumbres.

  7. Infórmate de cada detalle

    Infórmate de cada detalle

    Aunque hay nociones genéricas para todos los perros, cada raza es un mundo. Un cocker spaniel puede ser un animal excesivamente nervioso, mientras que un samoyedo será todo lo contrario, tranquilo y solitario. Así pues, debes informarte con detalle y precisión sobre los tipos de canes, sus costumbres y necesidades y todo cuanto has de saber para que vuestra convivencia sea ideal.

  8. ¿Estás preparado?

    ¿Estás preparado?

    Recuerda, adoptar un perro es una responsabilidad muy grande que durará un buen número de años de tu vida. ¿Realmente estás preparado para la experiencia? Si tu respuesta es afirmativa, disfruta de la convivencia con tu mascota, pues es mucho el amor, el cariño, la diversión y la comprensión que te va a dar. De lo contrario, espera hasta que sepas claramente que es tu momento.

Adoptar un perro es una responsabilidad muy grande. De repente, tu vida cambia y un ser vivo depende totalmente de ti. Ahora debes pensar por ambos para que podáis ser felices y disfrutar de una convivencia que puede ser maravillosa.

¿sabías qué...?

Según las estimaciones, sólo en España se abandonan unas 137.000 mascotas al año. Recuerda que has de ser muy responsable antes de adoptar un animal, pues su vida depende de ti. ¡Di NO al abandono!