7 remedios caseros para limpiar una alfombra

Descubre las mejores formas de tener tu alfombra perfecta con productos de tu hogar

Con la llegada de las estaciones frías el uso de las alfombras en el hogar se vuelve algo casi indispensable, que además aporta calidez y elegancia a nuestros espacios. Sin embargo, es muy fácil que estas se manchen. No es raro que caigan sobre ellas restos de alimentos, aceite, vino, cerveza o productos cotidianos que usamos en las comidas y cenas. Además, si tienes niños o animales domésticos, es evidente que son un foco de suciedad, porque les encanta jugar con ellas.

Para que puedas tener las alfombras de tu casa en perfecto estado hoy te daremos algunos trucos para limpiar alfombras de forma sencilla y con productos que seguro tendrás en tu hogar. 

    Índice

  1. Sal y bicarbonato para tener la alfombra perfecta

    Este remedio casero es perfecto para tener tu alfombra en perfecto estado durante todo el año. Así evitarás manchas y malos olores. Lo único que has de hacer es mezclar al 50% bicarbonato de sodio y sal de mesa. Esparce este polvo por toda la alfombra y déjalo actuar durante una hora; después aspirarlo todo. Verás cómo los olores desaparecen, la suciedad más superficial se diluye y el aroma mejora radicalmente.

  2. Agua con gas en manchas húmedas

    Este remedio natural que proponemos ahora sirve para quitar manchas húmedas, así que debes actuar rápido cuando observes el problema. Tan solo tienes que verter agua con gas o algún producto como la soda (la popular casera de toda la vida, la tónica o el ginger ale pueden servir), y dejarlo actuar durante un buen rato. Pasados unos minutos sin tocar ni frotar, se coloca papel absorbente de cocina y la alfombra quedará perfecta.

  3. Agua y vinagre blanco

    Para manchas en la alfombra que ya tienen tiempo o se han secado el remedio perfecto es una solución de agua caliente con vinagre blanco. En este caso, sí que debemos aplicar la mezcla sobre el problema y frotar con un cepillo durante un rato. Puedes repetir el proceso una vez más si notas que la mancha no sale del todo. Aclara con agua templada y un trapo y espera a que seque para ver el resultado final.

  4. Agua y amoníaco

    Otro buen remedio que te proponemos es especialmente útil contra las manchas de barro. Si tienes niños o perros, es posible que lleguen embarrados en los días de lluvia, por lo que este truco es muy eficaz. Has de mezclar una parte de amoníaco con tres de agua, ayúdate con un cepillo y frota sobre la mancha enérgicamente. Hazlo en un lugar ventilado ya que el amoníaco puede ser algo fuerte y afectar las vías respiratorias.

  5. Almidón de maíz

    Un remedio casero especialmente eficaz contra las manchas de grasa o aceite. Es importante que sean recientes para que la efectividad sea total. Para ello, tan solo debes espolvorear el almidón de maíz sobre la zona dañada y dejar que se absorba. Luego, puedes primero aspirar el excedente y cepillar con un cepillo seco en la zona.

    Si te resulta complejo conseguir este producto, puede sustituirse con bicarbonato sódico o almidón de arroz. Es importante que coloques una buena cantidad de producto.

  6. Solución acuosa

    Se trata de un remedio casero fantástico para lavar alfombras pequeñas y quitar manchas típicas del uso diario y tal vez algunas otras siempre que no lleven mucho tiempo. En un balde de buen tamaño, ponemos media taza de agua oxigenada, 4 cucharadas de jabón para lavar a mano y otras tantas de vinagre blanco, unas gotas de aceite esencial y doce tazas de agua bien caliente. Si ves que la alfombra tiene alguna mancha que parezca más difícil, entonces coloca sobre ella un poco de agua oxigenada también. 

    Dejaremos la alfombra en remojo dentro del balde con el agua aún caliente durante un buen rato. Después, la lavas normalmente y verás cómo queda completamente limpia, sin manchas y con buen aroma.

  7. Agua oxigenada

    Por último tenemos un gran remedio casero para limpiar manchas complicadas de las alfombras, como puede ser el vino. Tan solo hay que crear una solución con una taza de agua oxigenada más una cucharada de detergente para platos. Se vierte sobre el foco del problema y se deja actuar media hora. Luego pasamos un cepillo húmedo y posteriormente un paño por encima. Espera a que seque para ver los resultados.

Hay muchos trucos caseros para tener tu alfombra todo el año libre de manchas. Como ves, se usan productos que todo el mundo suele tener en el hogar, por lo que evitarás excesivo gasto de dinero. Además, son procesos simples, breves y muy cómodos, que cualquiera puede hacer en casa. Recuerda que si alguno de estos trucos no funciona, o si tienes una mancha muy difícil, es probable que tengas que recurrir a la ayuda de algún profesional o producto específico.

¿sabías qué...?

La alfombra más cara del mundo fue subastada hace unos años por la prestigiosa casa neoyorquina de Sotherby's. El precio final ascendió a 33,7 millones de dólares por una alfombra persa que data del siglo XVII. El afortunado comprador prefirió permanecer en el anonimato, como es lógico.

comenta y pregunta