10 remedios caseros para eliminar el olor a tabaco

Descubre métodos sencillos para neutralizar el mal olor del cigarrillo

Fumar es un placer para millones de personas, y un verdadero infierno para otros tantos. El olor a tabaco que queda después impregnado en cada rincón del hogar o en el coche y la ropa, es muy desagradable. 

A nadie le gusta vivir en un ambiente con olor a tabaco, por lo tanto, lo primero es que, si te gusta fumar, lo hagas siempre cerca de una ventana abierta y tires las colillas cuanto antes, si puede ser mojadas, mejor. No obstante, dado que en invierno, con el frío, la lluvia y la nieve, esto puede ser más complejo, hay formas eficientes y muy baratas para eliminar el mal olor. 

Hoy te mostramos 9 remedios caseros para eliminar el olor a tabaco que puedes poner en práctica ahora mismo.

    Índice

  1. Spray casero

    Spray casero

    Uno de los mejores remedios para eliminar el olor a tabaco del ambiente es un hacer un spray casero a base de vinagre y agua. Sólo tienes que hervir agua y añadir una cantidad similar de vinagre en un envase con salida de spray. Pulveriza la solución por las zonas afectadas y verás lo efectivo que es. Una vez que seque completamente, notarás cómo ha neuralizado cualquier olor desagradable. Úsalo sobre cortinas, sofrás, alfombras.

  2. Arena en los ceniceros

    Arena en los ceniceros

    Una forma de evitar que el olor de las colillas permanezca en el ambiente es tan sencillo como tener arena en los ceniceros del hogar. Una buena parte del molesto olor a tabaco quedará neutralizada y retenida en la tierra. Coloca arena en el fondo de los ceniceros de tu hogar.

  3. Velas aromáticas

    Velas aromáticas

    También puedes usar velas aromáticas para evitar el mal olor de los cigarrillos. Una vez termines de fumar, enciende una. El ambiente mejorará gracias a ellas, y el fuego consumirá parte de la peste del tabaco. Si son velas con aroma, busca una que tenga aroma especiado ya que es mucho más efectivo para contrarrestar el olor a tabaco.

  4. Aroma de lavanda casero

    Aroma de lavanda casero

    Puedes también crear tu propio ambientador casero de lavanda, que es una planta que neutraliza muy bien los olores. Para que quede bonito y lo puedas colocar donde más te guste, debes introducir varias flores en un recipiente de cristal abierto y situarlo en lugares estratégicos de la zona de fumadores.

  5. Cerillas

    Cerillas

    Como todo el mundo sabe, el fuego consume oxígeno, por lo que es excelente para acabar con los malos olores del ambiente. En este sentido, encender un par de cerillas una vez que hayas fumado ayudará en gran medida a quitar el mal olor del tabaco en el ambiente. Si la estancia es grande, tendrás que usar más de estas cerillas, y si lo prefieres, puedes utilizar velas o quemadores, que también neutralizarán el olor a cigarro del ambiente.

    También puedes complementarlas dejando cácaras de naranja por todo el hogar, ya que ellas ayudarán a absorber el olor a tabaco, además de dajr un pequeño aroma a cítrico.

  6. Platos con vinagre

    Otra opción muy utilizada por muchas personas que no disfrutan del olor a tabaco es con el añadido de pequeños platos con vinagre en puntos estratégicos. Repártelos por diferentes localizaciones de la estancia y la acción del ácido de este líquido neutralizará las efluvios del cigarrillo.

    Puedes también agregar cáscaras de limón para ayudar a combatir el olor, sin embargo, deberás saber que si no limpias bien la fuente que causa este olor (ceniceros u otros), el olor a tabaco podrá volver a aparecer en algunos días.

    Si sientes que dejar platos con vinagre permea el ambiente con un olor muy fuerte, puedes sustituirlo por boles o platos con agua a los que has de añadir varios granos de café. Estos absorberán el aroma del tabaco y lo eliminarán en gran medida.

  7. Añade vinagre blanco al lavado

    Añade vinagre blanco al lavado

    Dentro de las diferentes gamas de vinagre, el blanco es ideal para mezclarlo en el cubo de la fregona. Cuando laves tu casa y friegues los suelos, no olvides añadir un poco de este líquido para que el ambiente cambie el mal aroma, que será neutralizado. Más adelante veremos que le vinagre blanco también puede usarse en las paredes.

  8. Bicarbonato de sodio

    Bicarbonato de sodio

    Otro buen remedio para acabar con el olor a tabaco es espolvorear bicarbonato de sodio por la zona en la que se ha fumado. Minutos después, no tienes más que pasar el aspirador o barrer y notarás una mejoría sensible en el aroma del aire, sin embargo, si quieres que su efecto sea mayor, deja al bicarbonato actuar toda la noche antes de aspirar. Otra opción es colocar un tarro con bicarbonato en algún rincón del hogar a donde se suele fumar habitualmente. 

  9. Limpia las alfombras

    Ten un hábito de limpiar las alfombras de tu casa de forma continua, ya que por si no sabías, las alfombras retienen el polvo y también el olor a tabaco del ambiente como ningún otro accesorio u objeto en el hogar. Se sabe que los limpiadores en seco para alfombras son útiles por lo que puedes aplicarl el spray sobre la alfombra, esperar 20-30 minutos y luego aspirar. Otra forma de remover el olor a tabaco de las alfombras es refregarlas con una escobilla que contenga shanpoo limpiador de alfombras.

  10. Limpia las paredes

    La nicotina y el alquitrán del tabaco no sólo se adhiere a la ropa que usamos o a las alfombras, sino que también impregna las paredes y el techo de nuestro hogar. Si quieres eliminar todo rastro de olor a cigarro, entonces debes considerar hacer una limpieza de las paredes cada cierto tiempo.

    Puedes refregarlas suavemente con un paño empapado en un poco de vinagre blanco, procurando no humedecer la pared en exceso. Sientes que después de un tiempo el olor a tabaco vuelve a estar presente, entonces una solución más definitiva puede ser aplicarles un sellador y luego pintarlas con una pintura especial.

Estos remedios caseros son excelentes para eliminar el olor a tabaco en el ambiente. No obstante, no olvides que la mejor solución y la más definitiva es no fumar. De esta forma, evitas los malos olores de forma definitiva y mejoras tu salud de forma notable, así como la de quienes te rodean.

¿sabías qué...?

Debido al aumento de la población mundial, el número de fumadores crece cada año. En la actualidad, supera los 1.000 millones, casi una séptima parte de los habitantes del planeta. Eso sí, la cantidad de cigarrillos por persona también disminuye cada día más.