Cómo reducir la basura en el hogar

Reducir la basura en casa es una responsabilidad individual que vale la pena incorporar a la rutina cotidiana.

Es curioso pero a pesar de las publicidades y del valor que la ecología tiene en la actualidad, en muchos países se genera un volumen cada vez más alto de basura y así la disposición final de los residuos se transforma en uno de los grandes problemas de contaminación de las ciudades modernas.

Reducir la basura en casa es una tarea de todos y una responsabilidad que involucra a cada miembro de la familia. No sólo se trata de separar la basura antes de arrojarla sino también de mirar a nuestro alrededor y tomar algunos sencillos recaudos para así reducir la cantidad de residuos que terminan en el cubo.

La ecuación es sencilla: menos basura, una gestión de los residuos más eficaz y un planeta más sano. ¿Por qué no comenzar entonces con algunas rutinas fáciles de incorporar para así reducir la basura en el hogar?

    Índice

  1. Aparatos electrónicos

    Al comprar eletrodomésticos o nuevos dispositivos, elige lugares en los que puedas entregar el aparato que ya no usarás para que ellos lo gestionen. Si no se trata de una compra nueva, la municipalidad o ayuntamiento de cada ciudad debiera contar con un sistema de recogida de los dispositivos. En el caso de los tóner y los cartuchos de impresora, elige los reutilizables.

     

     

  2. Papel y cartón

    Es posible incorporar varias acciones para producir menos basura en casa, desde usar sólo la cantidad necesaria de cartón hasta elegir papeles ecológicos. También puedes aprovechar todo el papel y cartón disponible, por ejemplo, aprovechando las dos caras al dibujar, pintar o escribir. Evita los papeles que no puedan ser reciclados (los encerados, los de fax, etc. ). A la hora de imprimir, elige tipografías pequeñas para ahorrar papel e intenta imprimir sólo lo necesario. 

  3. Aprovecha los residuos orgánicos

    Aprovecha todos los residuos orgánicos que desechas para hacer compostaje casero y así fortalecer tus plantas. No sólo no contaminarás, sino que además todo lo que has desechado volverá a la tierra y ayudará al crecimiento de tu jardín. Hay muchas opciones para reducir los residuos en el hogar y esta es una muy fácil y funcional. 

  4. Recicla las pilas

    Para reducir la basura en casa, evita usar dispositivos que lleven pilas y opta por los de batería. En caso de necesitarlo, optar por las pilas recargables pues no sólo colaborarás con el medio ambiente sino que además ahorrarás dinero. Si las pilas son viejas puedes arrojarlas en contenedores específicos para tal fin.

     

  5. Dona tu ropa

    Si tienes ropa que no usas, no la arrojes a la basura. Puedes donarla a entidades benéficas si están en buen estado y si te gusta la confección incluso puedes adaptarlas y reciclarlas para así renovar el guardarropas. Cuando se trata de prendas viejas, puedes usarlas como trapos para limpiar o bien como disfraces para los niños o bien hacer una manta para calentar a tu mascota en invierno.

     

  6. Bolsas plásticas

    Uno de los elementos más contaminantes que utilizamos a menudo en nuestra casa son las famosas bolsas de supermercado, o que nos dan en cualquier tienda, y que siempre terminan en la basura. Estas bolsas plásticas de polietileno tardan muchísimos años en desintegrarse y son una gran amenaza para el planeta. Evita su uso y acostumbra a llevar tus propias bolsas reutilizables cada vez que hagas la compra, o bien un carro para no tener que cargar con peso. 

  7. Consume más alimentos frescos

    Una clave dentro del proceso de consciencia ecológica con la basura es la reducción. Se trata entonces no sólo de intentar reutilizar lo más posible los desechos producidos, sino que también de consumir alimentos que generen menos basura en primer lugar. Para ello, prioriza los alimentos más sanos y frecos, que de por sí no utilizan (o muy poco) los envoltorios o envases plásticos. Esto es, procura comprar a granel, trayendo tus propias bolsas ecológicas.

  8. Envases retornables

    Vimos que lo ideal es poder consumir alimentos frescos, y en el caso de los líquidos, nada como hacer un jugo natural, prescindiendo de envases. Ahora bien, si te gusta consumir refrescos o jugos envasados, entonces al menos intenta adquirir envases retornables, que se pueden reutilizar, en vez de los envases descartables. Si quieres consumir agua embotellada en vez de instalar un grifo, intenta que sean envases con la mayor capacidad posible.

Es importante que puedas tomar algunos de estos consejos y ayudar a nuestro planeta al tener una mayor consciencia ecológica.

¿sabías qué...?

Según un estudio publicado por la revista Science, en 2010 se vertieron al mar una media de ocho millones de toneladas de plástico desde 192 países con costa, mientras que en 2015 se lanzarán al mar más de nueve millones de toneladas y, en 2025, el doble que en 2010. China, seguida de otros 19 países, producen más del 80% del plástico mal gestionado en el mundo. Entre ellos están Indonesia, Filipinas, Vietnam y Sri Lanka. Sin dudas, hay que tener en cuenta estas cifras y colaborar reduciendo la basura en casa.

comenta y pregunta