La rata canguro como mascota

Descubre cómo cuidar a una rata canguro como animal de compañía

En el tema de los animales exóticos, son muchas las especies que gustan a un buen número de personas, pero otras son casi desconocidas. Encontramos a las iguanas, los hurones, los camaleones o los guacamayos entre los más comunes. Sin embargo, hoy nos enfocamos hacia una de las más extrañas. Desde Spoots te mostramos todo cuanto debes saber sobre la rata canguro como mascota. Un peculiar animal de compañía que es bastante bonito, pero muy poco popular todavía, aunque cada vez se encuentra más en algunas casas que gustan de especies singulares, llamativas y muy desconocidas.

    Índice

  1. ¿Cómo es una rata canguro?

    ¿Cómo es una rata canguro?

    La rata canguro es un pequeño mamífero que usa sus dos patas traseras y su gran cola para mantener el equilibrio. Debido a su gran parecido a los canguros, pese a ser un roedor como la rata, recibe esta denominación tan peculiar. Aunque hay más de 20 especies conocidas, todas ellas son muy similares. Son oriundos de las zonas desérticas y áridas.

  2. Cómo es la rata canguro como mascota

    Cómo es la rata canguro como mascota

    Lo primero que debes saber es que no es aconsejable tener una rata canguro como mascota. No es un animal de compañía, por lo que no debes esperar grandes hitos esta especie. No están acostumbrados a la presencia humana y viven en zonas desérticas, como hemos dicho.

    Entre las costumbres de la rata canguro está el recorrer grandes distancias para excavar madrigueras estratégicas que les sirven como refugio de los depredadores. Gustan del sol y de la arena caliente. Es decir, que si quieres tener a un animal de estos en casa, te has de asegurar que tendrá espacio, zona terrosa para hacer agujeros y mucha luz cálida del día.

  3. Qué necesita la rata canguro

    Qué necesita la rata canguro

    Como hemos dicho, una rata canguro necesita una serie de tratamientos específicos y destinados a su especie. No olvides que has de tener un terreno muy amplio en el que podrá correr y escarbar. Considera vallar un trozo de tu propiedad que será de uso exclusivo del animal. Pero recuerda que al ser un roedor pequeño, tal vez ni le veas cuando te asomes.

    También necesita ser alimentada a base de raíces, semillas y hojas de especies como el caramillo. Normalmente son endémicas de zonas muy específicas, por lo que no es fácil encontrar el producto. No obstante, puede comer algunos insectos de pequeño tamaño.

    Además, una rata canguro ha de relacionarse con otras de su especie. Así pues, no te plantees tener una sola, pues la soledad y la tristeza no tardarán en aparecer.

  4. Qué esperar de la rata canguro

    Qué esperar de la rata canguro

    La rata canguro es un animal salvaje, por lo que no tiene en su código genético siglos de domesticación como sí sucede en otros seres como perros, gatos, hamsters e incluso hurones o ratas. Así pues, no esperes poder enseñar trucos, tocar y jugar con tu mascota, pues lo normal es que no se deje y siga sus propios instintos y costumbres.

Ahora, si todavía estás convencido de que deseas a toda costa tener una rata canguro como mascota, asegúrate de adquirirla en las condiciones necesarias, con un vendedor con el Certificado CITES, pues es una especie en peligro de extinción. Así evitarás recibir un ejemplar enfermo o en malas condiciones. También puedes probar en refugios, pero lo normal es que no tengan animales de esta clase.

¿sabías qué...?

Jamás debes tratar de capturar una rata canguro salvaje, pues podría sufrir un ataque al corazón por verse atrapada o enjaulada. Son animales sensibles y peculiares que necesitan vivir en libertad.