Preparar un acuario de agua fría paso a paso

Descubre cada detalle a tener en cuenta para gozar del acuario perfecto

Te encantan los peces y sueñas con tenerlos en casa para poder admirar su belleza y majestuosidad todos los días. Sin embargo, no estás seguro si serás capaz de mantenerlos en buen estado todos los días. No te preocupes, en Spoots hemos preparado un completo artículo para que descubras cómo preparar un acuario de agua fría. Con este paso a paso que comenzamos a continuación no volverás a tener dudas y tendrás a tus nuevas y húmedas mascotas en perfectas condiciones cada día de su vida.

    Índice

  1. ¿Qué tamaño quieres?

    Lo primero que has de tener claro es el tamaño del acuario que vas a instalar en tu hogar. Recuerda que cuanto más grande, mejor para los peces, aunque siempre vendrá determinado por las especies que elijas introducir en él. Además, los pequeños necesitan menos agua, generalmente son más baratos de mantener y más económicos. Sea como fuere, debes estar perfectamente informado sobre el espacio que necesita cada uno de los ejemplares que vivirán en la pecera, aunque con los de gran tamaño rara vez se falla.

  2. Introduce un filtro

    En realidad, el filtro no es 100% necesario en acuarios de agua fría, no obstante, es un complemento importante para lograr que tu pecera luzca siempre limpia. Además, el consumo de agua se reduce, lo que tu bolsillo y el medio ambiente agradecerán.

    En el mercado hay filtros de varios tipos, como los de forma de cascada o mochila, por ejemplo. Se instalan fuera del acuario. Es más, también puedes fabricarlos tú mismo con resinas y carbón.

  3. Decora el acuario

    Ya tenemos el acuario con su filtro adecuado. Ahora toca decorar. ¿No querrás que se quede desangelado y vacío, no? Por tanto, es necesario comprar grava para el fondo, así simularemos un ambiente parecido al que vive el pez bajo el mar. Hay diferentes tamaños, colores y formas en el mercado. Selecciona la que más te guste y se adecue a las especies que introducirás.

    También debes pensar en la vegetación. Ya sea artificial o natural, esta añadirá color al conjunto y hará que tu acuario de agua fría luzca precioso. Recuerda que si optas por la natural, debes introducir tierra fértil bajo la grava y asegurarte de que no es tóxica para los habitantes de la pecera.

    Cómo no, también puedes añadir algún objeto de decoración que te guste. Corales, rocas, estatuas, piratas, barcos hundidos... Hay un sinfín de artículos que pueden dar a tu acuario de agua fría un precioso toque personalizado y único.

  4. La luz de tu acuario de agua fría

    La luz es un elemento importante en tu acuario, en especial si no va a recibir luz natural. En este caso es importante que añadas artificial que funcione durante 8 o 10 horas al día siempre que no tenga contacto con el sol. De esta forma eliminas la posibilidad de que las algas invadan la pecera. También ayuda a los peces a tener una estabilidad horaria adecuada.

  5. Detalles a considerar

    Recuerda que para que los peces de tu acuario de agua fría vivan en perfectas condiciones, necesitas proporcionarles líquido elemento de calidad. Si la sacas directamente del grifo de tu casa, fíltrala para que desaparezcan los restos de cal. Además, es bueno analizar los niveles de nitritos, nitratos, Kh y pH cada cierto tiempo para asegurarte de que todo está como debe. Si instalaste un filtro, cada semana podrás cambiar el 25% del agua total. Si no, es aconsejable cambiarla toda. Y recuerda comprobar que no aparezcan algas, suciedad en la grava y decoraciones, etc.

Ahora ya puedes tener tu acuario de agua fría en perfectas condiciones para que tus peces vivan una vida maravillosa en el entorno de tu hogar. Disfruta de estos seres únicos y bellos en una pecera bonita y personalizada.

¿sabías qué...?

Los mejores peces para un acuario de agua fría son los goldfish, el neón chino, las carpas Koi, los peces ojos de burbuja, los betta splenders o el pez telescopio, entre otras especies.

comenta y pregunta