Las 8 mejores razas de perro para los niños

Disfruta de las razas de perro más afables y juguetonas para niños

Los perros son además de "el mejor amigo del hombre" el perfecto compañero de juegos de los niños. Fieles, alegres, juguetones y protectores resulta increíble comprobar cómo los perros parecen contar un sexto sentido cuando se relacionan con los más pequeños de la casa.

Además de inculcarles muchos valores importantes para su crecimiento, contar con un perro afable en casa es una excelente forma de que los niños se diviertan y aprendan a respetar y cuidar a sus mascotas. Pero ¿qué razas son más recomendables para los niños? Descubre quiénes se convertirán en amigos inseparables.

    Índice

  1. San Bernardo

    La historia de este perro se remonta al año 1050 cuando su verdadero nombre “Barry Dog” fue sustituido por San Bernardo. Esto se debe a su vínculo con San Bernardo de Menthon, perteneciente a la orden del Císter, quien creó un hospicio en un complicado paso fronterizo montañoso. Éste llegaba a alcanzar cotas de nieve de más de 20 centímetros así como gélidas temperaturas, por lo que decidió crearlo con el fin de servir como auxilio de accidentados y viajeros. Los monjes que vivían junto a San Bernardo servían a aquellos viajeros que quedaban atrapados en la nieve para lo cual contaban con la ayuda de los “Barry Dogs” conocidos por su agudo sentido del olfato y su corpulencia.

    Muchas personas debieron su vida a estos fabulosos perros que desde entonces han gozado de una enorme popularidad por su carácter afable y gentil. Su aspecto enorme y corpulento no debería de intimidar a los más pequeños, quienes lejos de verlo como un peligro encontrarán en el San Bernardo un auténtico peluche a tamaño gigante con quien seguro pasarán largas horas de juego.

    Amables y cariñosos, si bien no es la raza ideal para espacios pequeños es uno de los perros más recomendables para casas grandes y espaciosas. Una niñera perfecta para los niños y un gran guardián para preservar la seguridad del hogar.

  2. Golden Retriever

    Los Golden Retriever son una de las razas por excelencia más recomendables para niños. Hace tiempo era considerada como una excelente raza para ir de caza, sin embargo el paso de los años lo ha convertido en el perfecto compañero de juegos de la familia.

    Conocidos como los “perros dorados” debemos a lord Tweedmouth of Guisachan la proliferación de tan bonita especie ya que está considerado como el primer criador de los Golden.

    Tienen un carácter muy paciente y pacífico teniendo en cuenta la constante necesidad de los más pequeños de hacerlo compañero de sus juegos, compartiendo sus juguetes favoritos o abrazándolo. Es una raza poco ladradora lo cual favorece el descanso de los pequeños cuando necesitan dormir. Además su pelaje es suave y agradable, y seguro que los niños estarán encantados de colaborar en su cepillado y cuidado, algo que a los Golden Retriever les encanta.

  3. Bichón Maltés

    La raza de perro Bichón Maltés es una de las razas de perro más antiguas de Occidente. Se dice que el emperador Tiberio Claudio eligió a un Bichón Maltés como mascota y que fueron los romanos los encargados de introducir la raza en Asia. Tal popularidad alcanzó en laépoca romana que se convirtió en la raza favorita de las mujeres, incluso se llegó a conocer como el “perro de las patricias romanas”.

    El Bichón Maltés no ha perdido un ápice de su popularidad como un perro encantador y juguetón. Su reducido tamaño lo convierte en un perro muy fácil de controlar por los pequeños y también muy apto para casas pequeñas.

    Adoran los espacios reducidos ya que les confieren seguridad, además empatizan muchísimo con los niños, a quienes vigilan para avisar inmediatamente en el caso de alerta. Un pequeño juguete que despertará el lado más sensible de los pequeños.

  4. Westy

    Los perros Westy son originarios de Escocia y durante el siglo XIX fueron utilizados, a pesar de su reducido tamaño, como ávidos cazadores de zorros. En aquella época era común encontrar esta raza en color negro, sin embargo fue durante una cacería en la cual el coronel Malcolm perdió en un tiroteo a su pequeño Westy blanco cuando comenzó a desarrollarse la raza Westy en este color.

    Los Westy, además de por su apariencia adorable son conocidos por ser perros muy inteligentes a pesar de que durante los primeros meses de vida llegan a ser muy tozudos y desobedientes.

    Es ideal para pisos pequeños ya que se habitúan muy bien a los espacios cerrados y resulta muy cercano una vez que conoce caras familiares. Los Westy son perros que necesitan mucha atención y que requieren de mucha actividad, además son muy veloces en espacios abiertos por lo que conviene mantenerlos vigilados.

    Por otro lado son perros muy limpios aunque hay que cuidar su pelaje. Sin embargo su reducido tamaño y su aspecto afable hará las delicias de los pequeños.

  5. Collie

    Escocia es el lugar en el cual tiene su origen la raza de perro Collie, conocido como el perfecto guardian de las ovejas que era capaz de controlar a más de 500 de estos animales. De hecho el nombre de Collie se le debe a la especie de las ovejas que conducía, y que en el idioma anglosajón significa “ovejas negras”. 

    Su carácter es muy bondadoso y juguetón y sus orígenes como perro guardián de las ovejas lo convierten en una raza muy protectora con los niños. Son perros a los que les gusta estar en continuo movimiento por lo que se convertirá en un compañero de juego incansable. Eso sí, requieren de un entrenamiento adecuado para controlar sus inagotables energías de ahí que sea necesario proporcionarles un espacio amplio para poder correr.

    Por otro lado las energías y las continuas ganas de correr de los Collies, harán que los niños practiquen ejercicio y disfruten de todos los beneficios de jugar al aire libre con un amigo inseparable que además de entretenerlos los protegerá.

  6. Pug

    A pesar de que históricamente tienen su origen en China, los Pug adquirieron una enorme popularidad en el Reino Unido. Fue una de las razas favoritas de los monjes que habitaban en los monasterios tibetanos y se cree que fueron los comerciantes holandeses los que extendieron la raza por Europa.

    Cuentan con un aspecto muy peculiar con una cabeza grande y un cuerpo gordito y compacto que le confieren una imagen muy entrañable. Los Pug son perros que necesitan estar en compañía por lo que no llevan bien estar mucho tiempo solos.

    Son un poco testarudos por lo que requieren de un entrenamiento adecuado para que sean obedientes, sin embargo desprenden mucho cariño y cercanía con los pequeños de la casa además de presentar un aspecto que encanta a los niños.

    El Pug es una raza de perro ideal para que los niños aprendan a adiestrarlo y a ser responsables.

  7. Bóxer

    El Bóxer ha sido desde hace siglos uno de los perros favoritos para la caza del cerdo y el ciervo. Sus orígenes se encuentran en Alemania y su aspecto actual se debe a la mezcla de varias razas. Durante mucho tiempo sirvió como perro guardián de carniceros y cerveceros quienes lo utilizaban para preservar sus carros y rebaños.

    A pesar de mostrar un aspecto un tanto rudo, los Bóxer se caracterizan por su carácter alegre, curioso y juguetón al igual que el de los niños, de ahí que consigan crear un fuerte vínculo con los pequeños de la casa.

    De pequeños son fáciles de controlar, sin embargo se requiere un arduo entrenamiento para controlarlos cuando crecen debido a su fortaleza física, por ello resultan más recomendables para niños mayores. Su instinto guardián los convierten en un amigo fiel y muy protector.

  8. Beagle

    La raza de perro Beagle es originaria de Inglaterra y originariamente utilizado para la caza, especialmente de los nobles ingleses. Con el paso del tiempo el Beagle se ha convertido en una de las razas de perro preferidas por la monarquía británica quienes siempre han contado con perros de esta especie como animal de compañía por su nobleza y buen carácter.

    El Beagle es un perro muy gentil y cariñoso con los niños. Son además muy apacibles y sensibles aunque es necesario que el perro coja confianza especialmente en el caso de caras desconocidas para poder disfrutar de su atención.

    Son perros que acatan las normas más lentamente que otros perros, por lo que su entrenamiento requiere de cierta paciencia. Sin embargo son ingeniosos y muy protectores de los niños pequeños, por lo que despertarán todo su cariño y sensibilidad.

Los perros son amigos cercanos y muy fieles. Sin duda uno de los mejores regalos que podemos ofrecer a los niños, siempre y cuando contemos con el espacio suficiente para propiciarles un lugar adecuado en el que se sientan cómodos y felices. Puedes consultar en este artículo todos los beneficios de que los niños crezcan con mascotas.

¿sabías qué...?

Los Collies eran la raza de perros favorita de la reina Victoria de Inglaterra.

comenta y pregunta