Las mejores plantas para clima mediterráneo

Conoce especies que embellecerán tu jardín mediterráneo

Si vives en una zona con clima mediterráneo, debes saber que no puedes añadir cualquier flor a tu jardín, de la misma forma que en otras latitudes tampoco se pueden usar todo tipo de plantas si deseamos que sobrevivan y crezcan felices y frondosas. Así pues, desde Spoots te ofrecemos una lista con la vegetación ideal para este tipo de clima acompañada de imágenes.

Has de saber que las plantas ideales para sobrevivir al clima mediterráneo han desarrollado fuertes defensas de protección contra las temporadas de sequía y el extremo calor veraniego. Son identificables por sus pequeñas hojas planas, largas, duras y de forma cilíndrica, necesarias para superar la deshidratación.

Conoce cuáles son las mejores plantas para tener en un clima mediterráneo.

    Índice

  1. Abelias

    Abelias

    Las abelias, de origen chino, son unas plantas o arbustos de hoja semi-caduca, de bella flor, que resultan excelentes para embellecer tu jardín mediterráneo no siendo apta para climas severos. Cualquiera de sus variedades, como la floribunda, la schumannii o la grandiflora entre otras, será ideal para estas latitudes. Su flor es como una rosa de un color suave y casi blanco, y el período durante el cual florecen es bastante largo, yendo desde la primavera hasta el otoño.

    Puede alcanzar un tamaño de hasta 2 metros de altura por lo que es perfecta para jardines de dimensiones pequeñas. Puedes tenerla dentro de casa en invierno y colocarla en el exterior en verano.

  2. Ágaves

    Ágaves

    Toca el turno ahora de los ágaves, también conocidos como pitas, manguey o alcivara, siendo de la familia Agavaceae. Al igual que las abelias, son ideales para el clima mediterráneo. Son excelentes para plantar en zonas secas en cualquiera de sus variedades como la attenuata o la filífera.

    Los ágaves se distinguen por ser plantas monocárpicas, esto es que florecen sólo una vez en la vida antes de morir, de hecho se necesita un largo período que puede ir desde los 10 hasta los 30 años para que lleguen a dar flores. Son de origen mexicano y se la conoce por ser la planta de la cual se extrae el tequila.

  3. Begonias

    Begonias

    Vamos ahora con las begonias, que, de la misma forma que el ágave, son de porte herbáceo y del tipo vivaces. El género de las begonias comprende más de 1.500 especies, de las cuales un décimo es comercializada para uso en jardinería, ya que su uso es válido tanto para embellecer jardines como para cultivar en maceta.

    Las begonias son también fantásticas para adornar cualquier jardín en un clima mediterráneo, y se pueden aprovechar muchas de sus variedades, como la Dragon Wing, la elatior o la tiger. Todas tienen en común la necesidad de un ambiente húmedo y una sombra con cierta luz pero no de forma directa, ya que los rayos del sol pueden quemar las hojas.

  4. Buganvillas

    Buganvillas

    En este caso, nos encontramos con un arbusto de hoja semi-caduca que consta de gran variedad de tipos, como la bouganvillea glabra, la sanderiana Scarlet O'Hara (en clara alusión a la célebre obra “Lo que el viento se llevó”) o la bounganvillea spectabilis, todas ellas perfectas para un clima seco del Mediterráneo o mediterráneo continental.

    Es una típica planta trepadora de gran belleza que no se adapta bien a las heladas, y que florece a lo largo de casi todo el año. Hay que aclarar que lo que reluce no es la flor propiamente (que está escondida y sin mayor belleza) sino las brácteas, que rodean a la flor. Es ideal para fijarla en paredes o muros e incluso son fabulosas como tapizantes de suelos, aunque también se puede hacer un arbusto floreado a partir de ella.

  5. Camelias

    Camelias

    Otra planta perfecta para un bello jardín de clima mediterráneo es la camelia, cuyo nombre científico es Camelia japónica. Son de hoja perenne y gruesa, y resultan muy resistentes al tiempo seco en cualquiera de sus variedades, como la japónica desde el Comte de Gomer hasta el Elegans.

    La camelia procede de Asia Oriental, por lo que comunmente se le conoce como "Rosa del Japón". Es una planta de tipo arbusto de la familia de las teáceas, comprendiendo su género másde 200 especies diferentes. El color de sus bellas flores puede variar entre el rojo, blanco, rosa o púrpura, entre otros, siendo una de las plantas con flores aromáticas más apreciadas por los amantes de la jardinería.

  6. Cáctus

    Cáctus

    Si se trata de un clima seco como el mediterráneo, no pueden faltar los clásicos cáctus. Son plantas de porte herbáceo y tipo vivaces que puedes usar tranquilamente en cualquier típico jardín mediterráneo, pues superará sin problemas la escasez de agua siendo una de las plantas que presenta menos problema a todo tipo de adaptaciones.

    Además, puedes combinar sus variedades para dar a tu jardín un toque elegante con visos de ambiente zen. Normalmente, el cactus vendrá en un pequeño macetero pero pronto deberás adaptarlo a un terreno mayor, por lo que el terreno ideal debe tener una buena composta orgánica con un textura arenosa. Intenta colocar algunas pequeñas piedrecillas en su base para que no se drene un exceso de agua a sus raíces (en caso contrario podría afectar a su adaptación). 

    Si decides no transplantar el cactus a un terreno recuerda que al estar en un macetero, el ritmo al que crecen dependerá totalmente de la cantidad de agua que le des, ya que no pueden extender sus raíces. Puedes utilizar cactus también en el interior de casa si eres amante de esta peculiar planta ya que se adaptan muy bien a la calidez hogareña tanto en lugares con sol como en sombra.

  7. Jara

    Jara

    La jara es un arbusto excelente para sembrarlo en un clima mediterráneo, siendo reconocida como un matorral que ayuda a recuperar la riqueza del suelo luego de algún incendio forestal. Es una planta de hoja perenne, con diferentes variedades muy comunes como la negra o la pringosa, que incluso se adapta a los suelos ácidos.

    Su nombre botánico es cistus y es excelente para latitudes secas en cualquier versión, desde la creticus hasta la monspeliensis.

    La jara tiende a crecer bien en un suelo ácido, teniendo las flores 5 pétalos y numerosos estambres, por lo que atraerá gran cantidad de abejas en busca del polen.

  8. Pensamientos

    Pensamientos

    Destacamos en último lugar los pensamientos, otra de las plantas herbáceas perfectas para el clima mediterráneo y pertenecientes al género de las violetas. Son del tipo vivaces y las puedes usar en tu jardín en tiempo seco en todas las versiones, como Irish Molly, cornuta o wittrockiana.

    Pueden llegar hasta los 30 cm de altura y sus flores pueden adquirir distintas tonalidades, como el violeta, rojo, amarillo o dorado. Su floración puede ir durante toda la época fría hasta el clímax de la primavera, pero marchitan con el calor del verano por lo que la mejor época para plantar los pensamientos es en otoño.

  9. Plantas carnívoras

    Plantas carnívoras

    Las plantas carnívoras a pesar de su apariencia exótica se adaptan perfectamente al clima mediterráneo. Se trata de una planta semi-arbustiva con un tallo que con los años se va convirtiendo en leñoso.

    Una de las características de las plantas carnívoras es que desprenden un intenso olor a miel especialmente atrayente para los insectos. Atraídos por el dulce aroma acaban siendo presas de los tentáculos pegajosos de la planta o apresadas por las especies cuyas ramificaciones en forma de mano atrapa a los insectos en pocos segundos.

    Las plantas carnívoras cuentan en la mayoría de especies con unas raíces muy largas, lo cual les permite sobrevivir a largos períodos de sequía. Cuando son adultas pueden alcanzar hasta los 3 metros de altura.

Estas son una serie de plantas que se adaptan muy bien al jardín de un clima mediterráneo, pero no son las únicas, aunque, por su belleza y durabilidad, las consideramos perfectas para sobrevivir a la escasez de agua y la sequía de esas latitudes. Al contrario de lo que ocurre con el clima oceánico, en el que las lluvias son más abundantes y las plantas necesitan un mayor nivel de humedad, las plantas de clima mediterráneo tienen una gran adaptabilidad a la escasez de agua.

¿sabías qué...?

Podemos encontrar diferentes climas mediterráneos en otras partes del planeta más allá del mar que le da nombre, y en cuyas tierras el conjunto de plantas y árboles recibe diferentes nombres. Buen ejemplo de ello es California, en Estados Unidos, donde la vegetación típica se conoce como chaparral. También está Chile, dónde las plantas son llamadas matorral, Sudáfrica con los fynbos y Australia con el mallee. En el sur de Europa y el norte de África se les llaman maquis.