Malas hierbas: cómo eliminarlas

Aprende los métodos más eficaces para acabar con las malas hierbas del jardín

Las malas hierbas son un verdadero quebradero de cabeza para miles de agricultores y amantes de un jardín perfecto. Por ello, desde Spoots hemos elaborado una detallada lista con diferentes métodos para acabar con ellas de forma eficaz y definitiva.

Sin embargo, antes de continuar, deseamos lanzar una recomendación. No olvidéis que no todas las malas hierbas son verdaderamente “malas”. Algunas, conocidas como “plantas pioneras”, tienen raíces fuertes, lo que permiten que se airee la tierra y sume nutrientes a las capas profundas del suelo, hecho este que facilita que otras especies vivan después. Buen ejemplo de estas es el diente de león, por ejemplo, que además, tiene una bella flor y aplicaciones medicinales.

Además, algunas flores de las malas hierbas son fuente de alimento para insectos y pájaros que resultan útiles para el equilibrio y bienestar de un jardín. Es importante por tanto saber cuáles son las malas hierbas que se deben eliminar antes de poner en práctica estos procedimientos.

    Índice

  1. Procedimiento manual para eliminar malas hierbas de semilla

    Las malas hierbas germinan en verano y esparcen un número ingente de semillas que pueden prosperar en cualquier momento, incluso años después. Además, estas no se deben cortar, puesto que se potencia el crecimiento. Hay que arrancarlas de raíz con un método manual.

    Para eliminar las malas hierbas de raíz, debemos arrancarlas con una azada de mano extrayendo la maleza que ha ido apareciendo con el tiempo.

  2. Método para eliminar malas hierbas de rizoma

    Cuando las malas hierbas que aparecen en nuestro jardín son de rizoma, hay que extraerlas de forma que nada de la raíz quede bajo el suelo, de lo contrario, volverán a aparecer bien pronto. Por ello, se usa el método del mantillo.

    Con este procedimiento, cubrimos la tierra con mantillo para evitar que las malas hierbas no puedan desarrollarse de forma adecuada.

  3. Solución casera para eliminar malas hierbas

    Vamos ahora con una solución casera excelente para eliminar las malas hierbas. Cualquiera puede crearla en su casa, pues usa productos que todos solemos tener en el hogar.

    Para fabricar la solución, usaremos un rociador. En él verteremos un galón de vinagre blanco o de manzana, al que le añadimos una taza de sal de mesa y 2 cucharadas de detergente para platos. Agitamos bien la mezcla y lo aplicamos en las malas hierbas directamente y en los huecos propensos a que estas se desarrollen.

  4. Uso de desbrozadora

    También podemos hacer uso de una desbrozadora para eliminar las malas hierbas. Con esta máquina, cortamos las plantas indeseables, aunque debemos tener claro que es una solución más bien estética, puesto que las raíces quedan bajo la tierra, por lo que volverán a aparecer, especialmente, cuando añadamos fertilizantes y otras sustancias para que crezcan y se fortalezcan.

  5. Uso de químicos

    Por último, destacamos el uso de productos químicos para eliminar las malas hierbas, aunque son poco ecológicos y pueden provocar problemas serios si no se siguen bien las instrucciones.

    Dentro de los productos químicos para eliminar malas hierbas, encontramos los sistemáticos, que se usan directamente en las hojas de las plantas perennes para acabar con ellas.

    Además, existen productos de contacto selectivo y no selectivo, que se utilizan en las zonas de crecimiento de malas hierbas respetando el cultivo los primeros, o acabando con todo el vegetal los segundos.

Existen muchos métodos para acabar con las malas hierbas de tu jardín o zona de cultivo. Sin embargo, según cuál sea tu plantación, has de seleccionar el proceso de los anteriormente descritos que mejor se adecuen a tus necesidades, pues no todos son efectivos en cualquier clase de superficie y tierra de vegetación.

¿sabías qué...?

Aunque los herbicidas químicos y caseros son muy efectivos, existen malas hierbas que resisten a su aplicación. Si aparecen en tu jardín o huerto el bledo mucronato, el amaranto espinoso, el acetillo, la branquiaria dulce, el choris elata o la cerraja, prepárate para coger la azada, porque es el único método que funciona.

comenta y pregunta