Cómo limpiar el baño a fondo

Limpiar el baño a fondo exige cierta organización que hoy compartimos para que aprendas a hacerlo con rapidez.

Confieso que no me gusta limpiar el baño y es por eso que durante mucho tiempo intenté escapar de esa rutina del hogar, apelando a manos generosas y convivientes dispuestas a erradicar bacterias. Sin embargo, desde que tengo niños pequeños no me queda más remedio que tomar el cepillo y comenzar a fregar.

¿Una obligación que llega con la adultez? Creo que sí. Limpiar el baño es una toma de conciencia mundana pero muy real, de esas que llegan con la edad, como afeitarse en el caso de los hombres, o depilarse en el de las mujeres.

La realidad es que independizarse trae consigo un balde y un cepillo en la mano. Por eso es que hoy quiero compartir algunos trucos para limpiar el baño a fondo y así realizar la tarea en un suspiro y con buenos resultados. Recomiendo hacer esta limpieza profunda al menos una vez a la semana.

    Índice

  1. Productos de limpieza

    Productos de limpieza

    Uno de los aspectos más esenciales al efectuar una limpieza es elegir adecuadamente los productos que utilizarás. No hay que comprar muchos sino unos pocos pero efectivos. Esencial es una lavandina, una crema de limpieza para baños y un producto para el piso.

  2. Despeja el baño

    Antes de empezar, retira todos los objetos que haya en tu baño, de manera de dejar las superficies libres. También aprovecha de botar la basura y dejar lavando las toallas usadas. Al hacerlo así, será mucho más fácil hacer todos los pasos de limpieza posteriores.

  3. Barrido y polvo

    Para limpiar el baño con rapidez, primero barre bien el piso y quita el polvo del inodoro, del lavabo y de los armarios. También del bidé, si lo tienes, y no olvides retirarlo de la jabonera, portarrollos, o del toallero. Luego será más fácil aplicar los productos de limpieza sobre una superficie menos polvorienta y sucia.

  4. Aplica lejía en el inodoro

    Aplica lejía en el inodoro

    Antes de usar algún paño que entre en contacto con las superficies, aplica lejía (también llamada cloro, límpido o lavalina), o algún otro desinfectante si prefieres en el inodoro. Como la lejía requiere un tiempo para actuar, es importante que la apliques al comienzo.

  5. Espejo

    Para el espejo, rocía un poco de limpiador de vidrios sobre el mismo y luego pasa un papel de diario (ideal para darle brillo) o papel absorbente. Luego pasa otro papel seco para quitar las marcas en el espejo.

  6. El lavabo

    El lavabo puede traer sus complicaciones al intentar limpiarlo, porque tiende a juntar suciedad en las juntas y esquinas. Una buena opción es usar un cepillo de dientes para estos lugares, eliminando de mejor forma el hongo o sarro que se pudiese haber acumulado.

  7. Cortina del baño

    Retira la cortina y sumérgela en agua tibia con jabón de ropa. Si ves que hay presencia de hongos, puedes usar la lejía, pero teniendo cuidado en la dosis, pues puede descolorarla un poco. También puedes usar bicarbonato de sodio o vinagre, pues son buenos para matar bacterias. Luego friégala suavemente y enjuágala, para finalmente dejarla secando.

     

  8. Grifos

    Grifos

    Deberás aplicar diferentes productos dependiendo del material de tu grifo:

    • Esmaltados o dorados: nunca uses productos que puedan terminar con el acabado, así que procura productos específicos para esta superficie.
    • Cromados: frótalos con medio limón para las impurezas de sarro.
    • Madera: usa solución de agua y lejía. Utiliza un cepillo de dientes viejo para las zonas más complicadas.
  9. Inodoro

    Primero que nada, cierra la llave de paso. Una vez que la lejía haya actuado por varios minutos, utiliza una escobilla para limpiar las paredes interiores y da la descarga. Baja la tapa del baño y utiliza un aerosol antibacterial junto a paños descartables para limpiar la superficie de ella. No olvides hacerlo por ambos lados de la tapa. Para eliminar el sarro, en caso de haberlo, utiliza un limpiador (polvo o crema) con base abrasiva, teniendo especial cuidado en no dañar el esmalte. 

¿sabías qué...?

Si bien la lavandina es muy efectiva, hay personas que prefieren utilizar un desinfectante para limpiar el baño a fondo. En ese caso, aplícalo al finalizar la limpieza para así eliminar posibles bacterias y hongos.

comenta y pregunta