Cómo es un Labrador Retriever

Descubre cómo enamorarte de una raza de perros maravillosa, el Labrador Retriever

Cuando quieres adquirir una mascota, más concretamente un perro, es importante conocer las características y personalidad de estos animales. Además, cada raza, pese a que hay ciertas similitudes entre los amigos caninos, tiene sus peculiaridades. Por eso hoy nos centramos en saber cómo es un Labrador Retriever. Desde Spoots hemos creado una completa ficha que te ayudará a descubrir los secretos de este fiel, divertido y siempre amoroso peludo. No en vano es una de las mascotas más populares del mundo y son muchos los que conviven con estos grandes cánidos.

    Índice

  1. Origen del Labrador Retriever

    Origen del Labrador Retriever

    Un Labrador Retriever encuentra su origen en las tierras de Canadá, en la parte que antaño se conoció como Terranova. Es decir, que son perros que aguantan muy bien el frío y están acostumbrados a buscarse la vida, por lo que son muy inteligentes y nobles. Además, gracias a sus años junto a humanos, son dóciles, pacientes, amigables y fáciles de adiestrar.

    No obstante, según la FCI, que es la federación que reconoce el origen de las razas, establece a los primeros Labradores en Gran Bretaña, concretamente en la isla de Newfoundland, hoy perteneciente a Canadá, aunque fundada por pescadores ingleses. De ahí se exportaron al archipiélago británico.

  2. Cómo es físicamente el Labrador Retriever

    Cómo es físicamente el Labrador Retriever

    En cuanto a físico, el Labrador Retriever es un precioso perro muy imponente. Es de tamaño mediano, con un cuerpo muy fuerte y musculoso. Sus ojos son muy expresivos y su pelaje suele ser blanco, color café o bien castaño, corto y denso, de doble manto e impermeable. Suelen rondar los 30 kilos y crecen hasta los 55 centímetros de alto.

  3. Qué carácter tiene el Labrador Retriever

    Qué carácter tiene el Labrador Retriever

    El carácter del Labrador Retriever es el principal punto fuerte de esta raza de perros. Su forma de ser afable y siempre divertida lo convierte en uno de los favoritos de los amantes de los animales. Es muy sociable y amigable. Además, es muy estable, de ahí que sea muy utilizado como can de rescate, perro policía, canino para terapias e incluso cánido asistencial.

    También hay que recordar que el Labrador Retriever es muy leal e inteligente. Le gusta la diversión y se entrena con gran facilidad gracias a su forma de ser fiel y confiado. De hecho, su compañía está muy recomendada para cuidar de niños.

  4. Qué necesita un Labrador Retriever

    Qué necesita un Labrador Retriever

    El Labrador Retriever, como amante de la diversión, es un perro muy enérgico. Así pues, hace falta que haga mucho ejercicio para que consuma sus energías. Es más, le gusta socializar con otros de su especie, dar largos paseos y correr y seguir rastros. También buscarán la atención con frecuencia y se comportan como eternos adolescentes. Es recomendable que viva en casas con bastante espacio, por lo que el sedentarismo es muy negativo para él.

  5. Qué cuidados necesita el Labrador

    Qué cuidados necesita el Labrador

    Un Labrador necesita algunos cuidados específicos. Como hemos dicho, goza de mucha energía, por lo que los paseos son indispensables. También hemos de cuidar su alimentación, pues es muy voraz y tiene tendencia a la obesidad, así que no le des de comer cuanto desea.

    Es importante que el Labrador tenga juguetes para divertirse, especialmente si vive en casas pequeñas. Además, debes jugar mucho con él, darle cariño y atención y bañarlo cada 30 o 40 días para prevenir la aparición de parásitos.

  6. Cómo educar al Retriever

    Cómo educar al Retriever

    Para educar a un Labrador Retriever, no necesitas demasiados conocimientos. Es un animal muy dócil que aprende con mucha facilidad dada su alta inteligencia. Está siempre predispuesto a los premios y el afecto, así que el refuerzo positivo es indispensable. De esta forma, las órdenes básicas de obediencia las interiorizará en su etapa de cachorro. Permite también que socialice y no tendrás ningún problema con el perro.

  7. La salud de los Labradores

    La salud de los Labradores

    Como perros de buen tamaño, tienen cierta tendencia a sufrir displasia de cadera. Y es que este can, pese a ser longevo y bastante sano, ha sido muy endogámico por temas de raza, de ahí que aparezcan algunas afecciones. Por ello es necesario seguir de forma estricta el calendario de vacunación y las visitas al veterinario una vez al año como mínimo.

No cabe duda de que uno de los mejores perros que puedes tener como mascota es el Labrador Retriever. Inteligente, activo y vivaz como nadie, será un miembro más de la familia desde el primer día que pise tu hogar.

¿sabías qué...?

El Labrador Retriever es también conocido como Cobrador de Labrador. Esto se debe a que se siente cómodo trayendo cosas, por lo que lo puedes educar para que te acerque lo que desees. Tiene clara predisposición a ello.