Ideas y consejos para decorar una casa de color blanco

Una casa de color blanco puede ser muy luminosa y espaciosa, descubre cómo decorarla

El blanco es un color que nunca pasa de moda. Es un color básico luminoso que permite jugar con claroscuros de forma muy sugerente. Hasta las habitaciones más oscuras y sombrías por falta de luz natural ganarán mucho en luminosidad si las pintas de blanco.

Las distintas tonalidades de blanco que encontraréis para decorar vuestro hogar son: nieve, lino, hueso y marfil. Escoge aquellas que no estropeen la estética general del hogar, por ejemplo, el blanco nieve irá genial con el color negro ya que crea un contraste visual de corte moderno.

A continuación te daremos algunas ideas y consejos muy útiles para decorar una casa de color blanco.

    Índice

  1. Blanco con madera

    La madera es una fiel aliada para conseguir una casa de estilo clásico o nórdico. 

    - Estilo clásico. Utiliza color marfil para combinarlo con la madera ya que queda muy bien a la vista. Puedes crear un estilo clásico en tu salón combinando suelo blanco con detalles en madera o añadir una mesa de madera en tu cocina con un techo color claro.

    - Estilo nórdico. El estilo nórdico se caracteriza precisamente por combinar madera con tonos blancos. Si quieres que una habitación se vea más grande reserva un espacio para decorarlo enteramente de blanco.

  2. Blanco con acero

    Sobre todo con acero cromado, ese que tiene un tacto suave y una superficie bruñida y brillante. El blanco con acero es adecuado sobre todo para decorar los baños ya que les aporta sofisticación y elegancia.

    Los grifos cromados, una bañera blanca con apliques metálicos o una ducha con dos grifos blancos y con metal son algunas de las sugerencias para decorar los baños.

    En las cocinas el blanco ensancha las superficies pequeñas, así que si tienes una encimera pequeña píntala de blanco para que gane en espacio.

  3. Blanco con telas

    Puede que tengas telas tapizando las paredes de tu salón o dormitorio, o simplemente que tengas el suelo cubierto de mullidas alfombras porque te encanta andar descalzo. Da igual de qué color sean las telas y si tienen estampados, ya que el blanco es un color que combina con todos los colores.

    Pinta las paredes de blanco si tienes alfombrillas en el suelo y añade una mesa de cristal en el medio para un ambiente más contemporáneo. Si quieres algo más vintage emplea papel tapiz blanco en las paredes y añade accesorios blancos como estanterías.

  4. Blanco con mármoles

    ¿Nunca has pensado en decorar tu casa haciendo una combinación entre blanco y mármol? Pues resulta que es una de las opciones idóneas para decorar desde vestíbulos hasta pórticos interiores. Escoge un mármol moteado o con vetas pronunciadas y que sea de tonos grises o verdosos.

    Además el mármol tiene una superficie muy fácil de limpiar y de mantener, de allí que se utilice mucho para placas de cocina. Basta con que frotes diariamente la placa con una esponja suave con jabón, aclares con abundante agua y seques con cuidado.

  5. Blanco con piedra

    La piedra dará a tu hogar un estilo rústico. Añade elementos de madera y objetos de aspecto envejecido para crear una mayor visimilitud con una casa de campo o de montaña.

    Encala el techo y los suelos para contrarrestar con la blancura la sombriedad de las piedras. Si optas por añadir accesorios en blanco no te pases con la cantidad ya que la casa se vería extraña.

El color blanco reavivará tanto las estancias pequeñas como grandes, dándoles un toque de luminosidad espectacular y creando ambientes que invitan a relajarse y a descansar después de un día agotador.

¿sabías qué...?

La colorterapia es la ciencia que se encarga de estudiar los colores con el fin de averiguar sus características beneficiosas sobre las emociones y el estado anímico. El blanco representa la paz del espíritu, la tranquilidad y el equilibrio interior.

comenta y pregunta