El hurón como mascota

Descubre lo bello que será tu mundo si lo compartes con un simpático hurón

Existen muchos animales que han acompañado al ser humano durante miles de años, pero que hoy en día no están tan considerados como amigos y compañía doméstica. Hoy nos centramos en el hurón como mascota. Este singular mamífero era muy apreciado hace más de 20 siglos, pero cayó en el olvido hasta las últimas décadas, momento en que se reactivó su adopción.

El hurón es un mamífero carnívoro que antaño se usaba para cazar conejos dadas sus dotes para ello. Como animal de compañía, es un ser simpático, fiel, sociable, juguetón y bastante divertido. Su buen carácter lo convierte en una elección fantástica. Es una mascota tan adecuada que incluso puede ser domesticado y aprender su nombre y otros trucos.

    Índice

  1. ¿Qué necesita un hurón?

    ¿Qué necesita un hurón?

    Un hurón necesita principalmente de tiempo y cariño. Si no puedes proporcionarle ambos, mejor no tengas mascota. Ahora bien, si te lo has tomado en serio y tienes claro que le quieres en casa, recuerda que la dieta de este animal tiene que ser adecuada para sus necesidades. Por fortuna, en las tiendas especializadas se pueden encontrar los alimentos que hacen falta para ellos.

  2. Hurón libre o en jaula

    Hurón libre o en jaula

    Es necesario saber si queremos que el hurón corretee libremente por el hogar o no. Se puede hacer, pero has de extremar las precauciones, especialmente si tienes pequeños roedores o pájaros en casa. Recuerda que este animal es un gran cazador y su instinto genético lo tiene muy marcado.

    Así pues, si le dejas libre por el hogar, preocúpate de que tenga una zona para él donde pueda descansar y encontrarse cómodo.

    Si por el contrario decides usar la jaula, es importante que tenga un buen tamaño y varios niveles para que pueda correr, hacer ejercicio y estar cómodo. No obstante, también te debes preocupar de que salga todos los días unas horas. Recuerda que puedes ponerle un collar y correa y marchar a la calle. Es necesario que pase un buen rato de libertad para sentirse bien y gastare energía. Aun así, añade en la jaula juguetes y otros artilugios que le puedan servir para jugar así como un comedero y bebedero adecuados para el animal.

  3. Limpieza del hurón

    Limpieza del hurón

    Es necesario que bañes al hurón de forma periódica. Pueden pasar entre 15 o 60 días para cada paseo por la bañera. No hay problema en ello, todo depende de ti. No obstante, es importante que no se alargue más de dos meses sin que se lave.

    Si lo tienes en una jaula, también esta debe ser lavada y desinfectada cada varias semanas para asegurarte de que el animal vive y tiene unas condiciones higiénicas adecuadas.

  4. Cuidados del hurón

    Cuidados del hurón

    Recuerda que el hurón debe poseer su chip y es importante que esté castrado para evitar problemas. Así lograrás que el animal sea más tranquilo y que no procreen descendencia no deseada. Además, existe una campaña de vacunación que comienza con los 2 primeros meses de vida del animal y se alarga para siempre.

    El moquillo o la rabia son enfermedades que le pueden aquejar y de las que es mejor que esté vacunado periódicamente. Además, puede presentar otros signos de enfermedad que te llevarán con tu mascota al veterinario. Si pierde pelo, tiene falta de apetito o sufre de vómitos, diarrea o dificultad respiratoria, no dudes en marchas hasta el especialista.

Como puedes ver, tener un hurón como mascota puede ser una idea excelente y una compañía maravillosa. Eso sí, recuerda poner de tu parte y ser responsable para que ambos disfrutéis de los momentos felices que juntos encontraréis.

¿sabías qué...?

El hurón es un animal muy curioso, pero también tiene tendencia a morder. Por ello es importante tener mucho contacto físico con esta mascota desde que es pequeño. Así se suavizará su instinto de cazador y su atracción natural a la mordida.