Feng shui: reglas básicas para decorar tu hogar

Aprovecha los beneficios del Feng Shui para crear armonía en tu hogar

image description

El Feng Shui es un antiguo sistema chino, basado el la ocupación consciente del espacio, mediante el cual se pretende mejorar diferentes aspectos en la vida de las personas. De esta forma, en función del modo en el que orientemos nuestros espacios, estaremos contribuyendo al fluir de las energías positivas.

Muy utilizado en decoración de interiores, el Feng Shui se convertirá en tu mejor aliado para comenzar a cambiar determinados aspectos de tu vida de una forma amena y divertida.

Descubre las claves del Feng Shui para aprovechar al máximo las energías de tu hogar.

  1. Feng Shui en el recibidor

    El recibidor es una de las partes más importantes de la casa, lugar de recibimientos y despedidas. Aplicaremos el Feng Shui de la siguiente forma:

    • La puerta debe de abrir hacia adentro.
    • El recibidor debe de estar bien iluminado, y libre de obstáculos de forma que las buenas vibraciones puedan fluir suavemente. 
    • Decora con elementos sencillos: flores, cuadros, o velas.
    • Si decidimos colocar un espejo, éste nunca debe de estar situado frente a la puerta de entrada pues ejerce un efecto rebote de la energía positiva expulsándola hacia afuera, al igual que en el caso de las escaleras. Es preferible que estén en los laterales.
    • Recuerda dejar los zapatos a la entrada de la puerta. Se cree que de este modo dejaremos los problemas diarios fuera de casa.

  2. Feng Shui en la cocina

    En la cocina almacenamos y preparamos los alimentos que consumimos, los cuales son muy importantes para hacernos sentir bien. De igual modo, el Feng Shui debe de estar en perfecta sintonía:

    • La posición ideal de la cocina debe de ser junto a la puerta de entrada, pero sin que se vea desde la misma. Nunca debemos situarla en el centro de la vivienda.
    • En ningún caso la puerta debe de estar frente al baño.
    • Los componentes de agua y fuego deben de ocupar diferentes espacios. Por un lado fogones, microondas y horno, por otro lado grifos y lavavajillas.
    • Hay que evitar cocinar de espaldas a la puerta.
    • No es aconsejable que las ollas, sartenes, y demás utensilios para cocinar estén colgando de la pared.

  3. Feng Shui en el cuarto de baño

    El baño está considerado como un espacio de purificación, en el cual proporcionamos a nuestro cuerpo los cuidados y limpieza adecuados para su buen estado. Las claves del Feng Shui en el baño se centran en:

    • La puerta del cuarto de baño no debería de estar frente a la cocina.
    • El wc debe de situarse detrás de la puerta o en un lugar poco visible ya que el desagüe crea energías negativas.
    • Los espejos resultan muy positivos.
    • El color azul favorece la corriente de energía natural y resulta el color más adecuado.
    • La luz natural siempre mejor que la luz artificial.

  4. Feng Shui en el salón

    El salón es un espacio reservado para el diálogo y la comunicación. De igual forma es un espacio que invita al descanso y a la relajación. El Feng Shui se aplicaría de la siguiente manera:

    • El mueble clave del salón es el sofá, cuya posición influirá en la buena o mala comunicación con los miembros de la casa o los invitados. Conviene situarlo pegado a una pared, de modo que podamos ver todo el salón. En ningún caso debe de estar en el centro de la habitación.
    • El mobiliario debe de estar en línea, dejando un pasillo libre para que fluya la energía de forma positiva.
    • Conviene que los puntos de luz incidan en el techo y no se sitúen sobre las personas para aportar una sensación de calma y paz.
    • Las alfombras son muy recomendables para atrapar la energía que proviene de las ventanas y de la puerta.

  5. Feng Shui en el dormitorio

    El dormitorio es el lugar de descanso del hogar y por tanto debemos prestar especial atención a la aplicación del Feng Shui. Para ello:

    • En primer lugar hay que prestar especial atención al cabecero de la cama, del que en ningún caso debemos de prescindir ya que su ausencia provoca inestabilidad emocional, así como cansancio físico. 
    • La cama nunca debe de estar frente a una puerta, ya que ésto genera una "corriente Chi" negativa, que provoca la aparición de un importante agotamiento energético. Elige siempre una posición central para la cama en la que la puerta quede a un lado.
    • Los espejos nunca deben de apuntar hacia la cama, es preferible colocarlo en un lado opuesto.

  6. Feng Shui en el jardín

    El jardín es uno de los lugares de la casa más especiales, ya que supone el contacto con el exterior, por lo que resulta indispensable garantizar la armonía:

    • Las piedras combinan muy bien con cualquier tipo de flor y de planta, adaptándose a la decoración de forma sencilla. Tienen baja energía y pueden ser muy útiles para crear caminos.
    • Las flores son imprescidnbles para garantizar el equilibrio. Las flores blancas para la amistad, las rojas para el amor, y las azules para la purificación del alma.
    • Si utilizas muebles, es importante que éstos sean de madera, ya que mantienen el equilibrio Chi.
    • Las fuentes de agua son muy positivas en el Feng Shui, siempre y cuando mantengan el agua fluyendo de forma constante.

El Feng Shui nos ayuda a mejorar nuestro bienestar en nuesto propio hogar. Siguiendo estos sencillos consejos conseguirás sentirte al 100% de energía haciendo de tu hogar un rincón en el que priman la armonía y la felicidad.

¿sabías qué...?

Los colores son muy importantes en el Feng Shui, así los elementos básicos se asocian a colores de modo que: el Fuego se asocia con el rojo, la Madera con el verde, la Tierra con el amarillo, el Agua con el azul y el Metal con el negro.