Enfermedades más comunes en los gatos

Descubre las afecciones que pueden provocar problemas en tu gato y aprende a prevenirlas

Si eres de esas personas que adora a los animales, no puede vivir sin ellos y tiene especial predilección por los felinos, este artículo te va a interesar y mucho, pues vamos a conocer las enfermedades más comunes en los gatos que te puedes encontrar cuando tienes una de estas mascotas adorables en casa.

Recuerda que si deseas adoptar a un animal, tienes que ser plenamente consciente de tus actos y de la responsabilidad que ello conlleva. No son peluches ni juguetes. Son seres vivos con necesidades. A un perro le hace paseo y ejercicio diario, comida, revisiones periódicas, etc. Un gato necesita un arenero limpio, alimentación equilibrada, visitas al veterinario, etc. Pero, por encima de todo, de lo que más falta tiene tu animal es de tu compañía, tu cariño y tu amor por él.

Para un cuidado correcto de tu gato, es importante que sepas cuáles son las enfermedades más frecuentes que puede llegar a contraer.

    Índice

  1. Otitis

    Otitis

    Una de las enfermedades más comunes en los gatos es la otitis. Esta afección es un proceso que inflama el conducto auditivo y que resulta especialmente doloroso e incómodo para el animal. De no curarse en condiciones y tiempo, puede causar perforación del tímpano.

    Un motivo por el que puede aparecer la otitis en los gatos es por la presencia de parásitos en el oído. Pueden ser ácaros, bacterias u hongos, por lo que si ves sus orejas marrones, llévalo al veterinario.

  2. Cistitis

    Cistitis

    La cistitis también se conoce como síndrome urológico felino y la puedes ver escrita como FLUTD, SUF o FUS. Consiste en una formación de cálculos de diferentes minerales como el fostato o el amónico magnésico que son capaces de obstruir el conducto urinario del gato.

    Si notas en tu mascota dolores al orinar o que hace sus necesidades en lugares diferentes a su arenero, así como lamido constante en la zona, vómitos, sed anormal o ausencia de micción, no tardes un segundo más en llevarlo a tu veterinario de confianza.

  3. Alergias

    Alergias

    Los procesos alérgicos también son muy frecuentes en los gatos. En este caso pueden ser de dos clases, o bien respiratorios, que le provocan estornudos, dificultades y toses, o bien cutáneos, lo que le producirá pruritos intensos y persistentes, por lo que el gato se rascará constantemente pudiendo incluso arrancarse el pelo, así como lagrimeo ocular.

    Para curar las alergias felinas lo mejor es intentar identificar el alérgeno que le produce el problema y limpiar el ambiente eliminando los restos del entorno.

  4. Enfermedades periodontales

    Enfermedades periodontales

    Las enfermedades periodontales son muy comunes en los gatos, especialmente en aquellos de avanzada edad, que suelen presentar problemas en los dientes, especialmente por la aparición de sarro.

    No es sencillo limpiar la boca de un gato, pero hay que intentar que tenga una buena higiene, darle productos específicos para ello y llevarlo al veterinario para que tenga un control adecuado.

  5. Problemas gastrointestinales

    Problemas gastrointestinales

    También los problemas gastrointestinales pueden ser muy comunes en nuestros queridos amigos felinos. En este caso son los jóvenes los que se ven más afectados. Suelen producirse por la ingesta de alimentos en mal estado, parásitos, bacterias, virus, infecciones o de forma sistémica.

    Si ves que tu gato vomita habitualmente, presenta dolor abdominal, tiene diarrea o pierde el apetito, trata de llevarlo lo antes posible al veterinario para que sea diagnosticado.

  6. Peritonitis infecciosa felina

    Peritonitis infecciosa felina

    La peritonitis infeccionsa felina es una grave enfermedad mucho más común entre los gatos de los que nos gustaría admitir. Es una patología infecciosa causada por el coronavirus, un virus realmente peligroso que afecta al aparato gastrointestinal y respiratorio del animal, invadiendo todos los órganos y acabando con la muerte de la mascota, ya que esta grave afección no tiene cura ni tratamiento actualmente. Afecta principalmente a los ejemplares más jóvenes.

Es evidente que hay muchas enfermedades que pueden afectar a los gatos. Estas son las más comunes, pero hay otras como las afecciones renales, la diabetes, el hipertiroidismo o el linfosarcoma. Sea como fuere, con un buen cuidado y el tratamiento adecuado, tu querida mascota puede salir airosa de casi todas ellas.

¿sabías qué...?

Pese al pequeño tamaño del cuerpo de los gatos con respecto al de los humanos, ellos tienen más huesos que nosotros. En concreto, 24 más que cualquier persona.