Cómo diseñar un jardín desde cero

Para diseñar un jardín desde el inicio hay que realizar un proceso muy preciso que requiere tiempo y esfuerzo

image description

La jardinería está de moda quizá porque algunas personas necesitan un cable a tierra luego de pasar horas en la oficina. Quienes tienen un espacio al aire libre incluso se animan a diseñar el jardín desde cero, para así crearlo tal y como siempre lo soñaron.

Hay infinidad de estilos e ideas de jardines, desde los más clásicos hasta versiones zen, jardines románticos y otros bastante bohemios, con infinidad de macetas y flores de colores vintage. La idea es que el jardín se transforme en un espacio más de la casa y para eso hay que diseñarlo de tal forma que siga nuestros gustos y deseos.

¿Cómo diseñar un jardín desde el inicio? Aquí te lo contamos todo en un paso a paso de jardinería muy útil. Toma lápiz y papel y comienza a soñar. 

  1. Planificación inicial

    image description

    Lo primero a tener en cuenta para los proyectos de jardines es saber que Roma no se construyó en un día y tampoco tendrás ese espacio verde en un abrir y cerrar de ojos. Las plantas necesitan tiempo para desarrollarse y tú también lo necesitas para concretar las ideas para jardines que tienes en mente. El cuidado de las plantas a cultivar, teniendo en cuenta el espacio disponible así como el clima reinante, son sólo algunos de los factores a tener en cuenta antes de empezar a realizar cualquier trabajo manual.

  2. Características del jardín

    Para planear el diseño de jardines hay que estudiar las características del espacio con el que cuentas, ya sea un amplio espacio al fondo de tu casa o una terraza o balcón. Ten en cuenta las dimensiones generales así como las horas de sol y el clima del lugar en el que vives. Además, piensa en el sistema de riego que quieres colocar.

  3. Zonas del jardín

    Una vez que tienes los datos generales, es momento de comenzar a diferenciar zonas para así sectorizar el jardín, creando áreas de mayor protagonismo y otras ocultas. A partir de estas zonas, elegirás luego al vegetación. Lo ideal es contar con al menos una zona de sombra para plantas que necesitan protegerse del sol, una para situar una mesa y una tercera zona para plantas de sol.

  4. La importancia de los espacios

    image description

    La idea es que en los proyectos de jardines se tengan en cuenta el espacio, siempre con la intención de extenderlos. Hay muchos trucos de jardinería para lograrlo, desde destacar la altura con árboles y plantas altas hasta generar amplitud mediante el mobiliario o una pared cubierta con una trepadora. No hay que dejar paredes o muros libres pues tienden a achicar el espacio. Evita el exceso de elementos en el jardín y las plantas demasiado grandes si la superficie es escasa.

  5. Unidad del jardín

    Para evitar la monotonía el jardín debe tener lo que se denomina "puntos focales", es decir algo que llame la atención por sobre el resto. El diseño debe girar en torno a los puntos focales del jardín, que pueden ser árboles, un grupo de plantas, una fuente de agua,etc.

    Sin embargo, estos puntos focales deben guardar relación con el todo, este es otro factor importante para tener un jardín bonito. Puedes conectar con macetas, senderos o con un mismo material presente en todo el jardín.

  6. Estilos de jardín

    Antes de comenzar a armar el jardín hay que pensar el estilo de jardín que más te gusta pues hay muchas opciones, desde jardines clásicos hasta versiones zen o espacios verdes románticos, con fuentes y mobiliario en color blanco.

  7. Selección de plantas

    image description

    Ya definido el estilo de jardín, habrá que seleccionar las plantas del jardín teniendo en cuenta que hay que optar por un grupo de plantas primarias o base, que son las que más atraerán la atención, y luego plantas de relleno  que complementarán a las primeras.

    Además, habrá que comprar varias plantas soporte que son plantas que ayudan a lograr el diseño global deseado, como es el caso de los arbustos, las trepadoras o ciertos árboles perennes. Y por último están las plantas decorativas, que son las que regalan mucho color y atraen la atención.

  8. Colores y elementos

    Para dar terminación al jardín, hay que pensar en los elementos que es posible incorporar como muebles, luces y adornos. Si hay espacio, una mesa con sillas será algo central para así disfrutar del jardín. Para la selección de estos elementos habrá que tener en cuenta el color del jardín que, a su vez, está en relación con el estilo de jardín deseado.

¿sabías qué...?

  • Desde un punto de vista botánico, las paltas y calabazas son frutas y no vegetales, pues llevan las semillas de la planta. El ruibarbo, por otra parte, es considerado un vegetal.