Cómo descongelar una tubería paso a paso

A continuación descubrirás que descongelar una tubería no es complicado

Con la llegada del frío, hay una serie de problemas en los hogares que se repiten año tras año. Por eso vamos a ver a continuación cómo descongelar una tubería. Así evitaréis tener grifos atascados y evitaréis posibles roturas.

El paso a paso que vamos a ver a continuación puede no ser útil para personas que viven en climas cálidos, cuyas temperaturas invernales rara vez llegan a bajo cero. Sin embargo, en latitudes especialmente complejas, donde nieva casi cada semana y el tiempo es duro para el ser humano, tener estos conocimientos será muy útil, puesto que es un proceso que tendrán que hacer bastante a menudo para descongelar las tuberías.

    Índice

  1. Revisa las tuberías

    Lo primero que debemos hacer cuando tenemos una tubería congelada es revisarla bien, a conciencia. Hay que estar seguro de que no se ha roto ni cuarteado debido a la expansión del agua en estado sólido. Si encontramos algún escape, debemos repararlo antes de proceder a descongelar.

  2. Cierre del agua

    A continuación, una vez sabemos que la tubería está bien, debemos cerrar el agua. O bien desde la toma de paso general del hogar, o bien desde la canalización en particular de la cañería congelada, asegúrate de que no corre nada líquido por ella.

  3. Disminuye la presión de agua

    Para lograr que baje la presión del agua dentro de la tubería, abriremos las llaves que conectan con ella para que fluya fuera mientras descongelamos.

  4. Descongela la tubería

    Dados estos pasos, tenemos diferentes métodos para descongelar la tubería. Veamos los más efectivos y utilizados:

    1. Aplicamos aire caliente con un secador de pelo o una pistola. Solo hay que estar en constante movimiento, como si lo estuviésemos aplicando a nuestro mismo cabello. Eso sí,se debe procurar que no llegue muy directo para que el cambio de temperatura no sea brusco, pues esto puede romper la tubería.

    2. Podemos aplicar calentadores o lámparas de calor a la zona en la que se encuentra la tubería congelada para que la temperatura aumente progresivamente haciendo que el agua vuelva a su estado líquido.

    3. Usa cinta térmica. Se vende en ferreterías y es simple de utilizar. Solo has de envolver la parte de la tubería que se ha congelado y conectarla a una fuente de corriente.

    4. Usa toallas calientes. Con este método solo has de envolver la tubería con las toallas previamente humedecidas en agua caliente. Según se enfríen, las vuelves a cambiar hasta que desaparezca el hielo.

    5. También puedes echar sal por el desagüe de la tubería congelada, pues este producto evita que el agua llegue al punto de hielo.

Es factible descongelar una tubería sin demasiado peligro. Simplemente hay que conocer el método, descubrir la ubicación exacta y ser cuidadosos para evitar crear un problema mayor. La paciencia es muy importante en este proceso.

¿sabías qué...?

Una de las armas más preciadas del terrorífico juego de videoconsola Silent Hill 3 es la cañería de oro y plata. Para conseguirlo, tienes que acabar la fase final al menos una vez de forma victoriosa, vencer al monstruo de las alcantarillas y tirar la tubería de acero. El hada que aparece te hará tres preguntas que, de ser respondidas con honestidad, serán premiadas con esta arma tan curiosa.

comenta y pregunta