Cómo decorar el salón con un estilo vintage

Descubre cómo aplicar el estilo vintage a la decoración del salón

El estilo vintage está de moda, y es que en los últimos años se ha convertido en protagonista de muchos ámbitos como la arquitectura, el diseño de interiores, es inspiración para todo tipo de eventos como bodas y fiestas, se ha hecho un hueco en el mundo de la moda y ahora forma parte de la decoración de muchos hogares. Muchas veces se confunde con el concepto retro aunque son dos términos diferentes.

La moda vintage es aquella que emplea objetos y accesorios procedentes de décadas anteriores, como de los años '50 o '70. Se caracteriza por la libertad y permisividad a la hora de estructurar conjuntos y decorar y dice que "no hay reglas fijas, emplea aquello que más te gusta y combina como quieras". 

Por el contrario el significado o la definición para el estilo retro sería aquel que evoca al pasado a través de objetos que no necesariamente deben de pertenecer a otra época. Es posible que se hayan diseñado en la actualidad pero que por sus características se relacionen con épocas pasadas.

Hoy en Spoots vamos a enseñarte cómo decorar el salón al más puro estilo vintage, uno de los estilos favoritos para la decoración de todo tipo de habitaciones. A pesar de que prima la libertad y la libre composición de conjuntos decorativos, hay que saber cómo combinar los detalles, los colores, jugar con las sombras...o corremos el riesgo de quedar sepultados bajo un montón de objetos antiguos sin mayor orden. Disfruta de todas las ideas que te proponemos e inspírate para crear una decoración vintage de lo más estilosa.

    Índice

  1. Define tu estilo vintage

    Define tu estilo vintage

    Como ya sabes puedes decantarte por épocas diferentes de vintage para decorar tu salón. Asimismo hay varios estilos de vintage, como vintage shabby chic, vintage nórdico, vintage pin-up...

    • Si quieres que tu salón sea romántico, luminoso y gane en espacio, sin duda tu estilo es vintage shabby chic. Esto significa que predominarán en la decoración, los colores pastel como el rosa pálido, conjuntos florales llamativos y objetos delicados de porcelana, creando fabuloso salones románticos.
    • El estilo vintage nórdico le dará un toque más formal y serio a tu salón. Sobre un fondo general conformado por madera y colores blancos coloca pequeños objetos de color, como un jarrón antiguo rojo o unas sillas pintadas de verde y que sean de la década de los '70.
    • Y si te encanta que tu sala de estar se vea más informal y alegre elige el estilo vintage pin-up. Colores llamativos y reproducciones de esta época en las paredes son la clave.

  2. Escoge los colores para pintar el salón

    Escoge los colores para pintar el salón

    El estilo vintage admite todo tipo de colores para recreación de ambientes. Esto puede convertirse en una gran ventaja ya que tienes muchas opciones donde elegir, desde colores chillones pasando por otros más discretos. Sin embargo, te recomendamos priorizar el color blanco como base para tu decoración, de modo que tu salón no parezca muy oscuro, además de que es un color versátil que viene bien con los tonos pasteles que puedes incorporar en algunos accesorios.

    También puedes hacer mezclas entre colores, por ejemplo, combinar el negro con el rojo o el verde con el azul marino. La estética visual siempre queda más equilibrada con la utilización de varios colores y hará que un dormitorio, por ejemplo, cobre más personalidad.

    Sin embargo, si ningún color te convence y además no te atreves a pintar las paredes del salón, tienes una opción económica y de grandes posibilidades como es el papel tapiz. Se utiliza mucho y resulta muy versátil y elegante, tanto con estampados como liso. Puedes optar por un estampado floral suave, o un papel pintado con motivos geométricos en tonos pastel. El efecto es sensacional.

  3. Elección de muebles vintage para el salón

    Elección de muebles vintage para el salón

    Para definir un estilo vintage natural y auténtico es importante comprar o seleccionar los muebles adecuados. Así, tu salón se verá armonioso y con el toque justo de enseres.

    Observa las proporciones y la forma de tu salón para comprar muebles de tamaño adecuado. No queda nada bien tener un sofá enorme ocupando el centro de una sala de estar pequeña con una mesa minimalista. Tus muebles tienen que destacar aunque no sea de forma exagerada. Para ello, adquiere aquellos que tengan tonos diferenciados de las paredes y del suelo.

    Lo recomendable son los muebles de madera gastados a la vez que elegantes. En las tiendas de muebles de segunda mano puedes encontrar auténticas joyas.

    Si tu presupuesto es reducido rebusca entre los trastos viejos que tengas guardados en las recámaras y seguro que encuentras algo que te sirva para decorar tu salón al estilo vintage. También puedes optar por redecorar viejos muebles aportándoles un toque de color con pintura chalk paint, un tipo de pintura a la tiza que consigue un efecto decapado en cualquier superficie y que le da a cualquier mueble un aspecto muy estiloso ya sean mesas, aparadores, estanterías o sillas.

  4. Los accesorios vintage para el salón

    Los accesorios vintage para el salón

    Los accesorios vintage pueden transformar por completo cualquier cuarto del hogar. Retratos, vajillas, alfombras, accesorios para chimeneas... Todo vale a la hora de construir un estilo vintage.

    Combina los accesorios con los muebles: puedes colocar algunos detalles pequeños como un libro en el sofá o un reloj sobre una estantería. También puedes incorporar libros antiguos con cubierta de cuero o piezas metálicas oxidadas. Todo tiene que tener su sitio y no parecer fuera de lugar, sino entrar dentro del conjunto ornamental general, generando una armonía entre los distintos componentes del salón. Coloca maletas antiguas a modo de almacenaje en un rincón o utiliza una antigua jarra de leche a modo de jarrón con flores frescas para adornar tu mesa de comedor.

    Hay que tener cuidado con los accesorios de madera. Un excesivo uso de los mismos puede convertir el estilo vintage en un estilo "cabaña de madera" o un estilo rústico que no es lo que estamos buscando. 

  5. Juega con luces y sombras

    Juega con luces y sombras

    Las luces y las sombras en el estilo vintage pueden hacer verdaderas maravillas. Así que piensa bien donde vas a poner las lámparas en el salón, sobre todo la lámpara principal.

    Las luces halógenas suaves empotradas en el techo formando una hilera son una buena opción. Gastan poco, dan mucha luz e iluminan todo el espacio. Las arañas de cristal irán genial sobre el centro de la mesa del salón y son uno de los accesorios perfectos para una decoración de estilo vintage.

    Para crear sombras juega con lamparillas de diferente intensidad eléctrica. Alterna entre un exterior vintage y un interior moderno y potente tecnológicamente.

Como puedes ver son muchos los detalles y elementos a tener en cuenta para decorar el salón con un estilo vintage, sólo tienes que escoger aquellos que mejor vayan con el estilo de tu casa y añadirlos al salón. Para más artículos sobre nuestra categoría de decoración interior, visita nuestro portal.

¿sabías qué...?

Sin duda el accesorio estrella de los años '20 fue el lazo. Su popularidad subió de tal forma que no sólo se empleaba en prendas de vestir, sino que se utilizaba para decorar todo tipo de muebles así como las paredes.