Cómo cuidar a mi hámster embarazada

Aprende a cuidar de tu hámster embarazada para que los cachorros nazcan sanos

Para tener una mascota, sea la especie animal que sea por la que te decides, es importante que sepas cuantos más detalles mejor sobre ella. Por eso hoy hemos preparado en Spoots un completo artículo para que aprendas a cuidar a tu hámster embarazada.

No obstante, si te has decido por una pareja de hámsters, macho y hembra, ten cuidado, pues es una especie que se reproduce con mucha facilidad. Antes de que te des cuenta podrías tener la jaula llena de pequeños animalillos y con una falta de espacio alarmante. Será mejor que los cruces de forma puntual si te apetece que tu mascota tenga descendencia, pero si prefieres tener una pareja, trata que sean del mismo sexo.

    Índice

  1. Conoce del período de gestación de la hámster embarazada

    Lo primero y más importante que debes saber es el período de gestación que tiene una hámster embarazada. Dado que hay diversas razas dentro de esta especie de roedor, podemos establecer un tiempo aproximado que va de unos 16 días hasta el mes completo desde que el animal es fertilizado.

    En este sentido, has de saber que por ejemplo, una hámster enano, tiene unas tres semanas de gestación. Las Roborovski suben hasta los 23 días.

    Sea como fuere, durante el período de gestación, es conveniente que machos y hembras estén separados. De lo contrario podría haber agresiones, así que debes vigilar atentamente.

  2. Cuidados especiales de la jaula

    Es importante que tus hámsters tengan la jaula siempre limpia y aseada. No obstante, mientras dure el embarazo, esta máxima es todavía más necesaria. Y más aún tenerla preparada una vez han nacido los pequeños cachorros, pues con ellos en el mundo ya no podrás limpiarla hasta unas semanas después, o el animal podría comérselos si los tocas. Sería bueno que dieses una pasada a diario, y otra semanal más en profundidad.

  3. Cuidados de la hámster embarazada

    También es importante que la hámster embarazada tenga agua y comida abundante durante el período de gestación. Te debes asegurar de que no le falta de nada, pues son muchos los cachorros que porta y necesita de energía durante el proceso.

    En este caso, trata de que la dieta sea rica en proteínas. Son buenos los alimentos como los vegetales, el queso o los huevos cocidos, y serán una gran elección. No obstante, no debes retirar su comida habitual. Estos serán añadidos.

  4. Anotación de actividades

    Otra buena opción para cuidar de una hámster embarazada es llevar en un cuaderno anotados todas las actividades y actitudes que veas en el animal. De esta forma, si el proceso o el parto se complican, podrás dar detalles de utilidad que podrían salvar la vida de tu mascota y de sus cachorros.

  5. Qué hacer con la hámster embarazada

    Por lo demás, puedes continuar con la rutina habitual que tengas con tu hámster embarazada. Si normalmente la sacas un rato para jugar a diario, algo muy recomendable, puedes y debes seguir haciéndolo durante el proceso. Tal vez no estará tan activa como antaño, pero es algo normal.

Cuidar de una hámster embarazada no es complejo. Simplemente debes seguir tus rutinas y aumentar las precauciones por posibles complicaciones. No obstante, en principio todo debe salir bien y en breve tendrás en tu hogar un montón de nuevos cachorritos roedores.

¿sabías qué...?

Una vez nacidos los cachorros, no debes tocarlos bajo ningún concepto. De lo contrario, la madre podría interpretarlo como una agresión y comérselos en un acto desesperado. Por ello, es importante que dejes pasar entre 2 y 3 semanas hasta la siguiente limpieza de la jaula y asegurarte de que el animal está separado del macho y tiene agua y comida en abundancia.

comenta y pregunta