Consejos prácticos para el diseño de jardines

Tips que te ayudarán a planificar o rediseñar la estructura de un jardín

Los jardines son espacios verdes donde podemos pasar ratos a solas o con nuestra familia. Además son áreas de ocio y recreo, en los cuales la naturaleza está presente en todo su esplendor aportando el toque de frescor verde tan beneficioso para todo el organismo.

A la hora de diseñar o reestructurar un jardín son muchas las preguntas que te pueden venir a la cabeza. La falta de espacio, la manera de distribuir los muebles... son algunos de los problemas más frecuentes. Pero con paciencia, dedicación, cariño y mucho esfuerzo lograrás que tu jardín luzca a tu gusto y estilo.

Evalúa bien todas las posibilidades antes de empezar. Es mejor gastar un poco de tiempo en planificar los pasos a seguir que tener que rehacer un trabajo mal hecho o que no te convence.

A continuación te ofrecemos trucos y consejos prácticos para el diseño de jardines. ¡No te los pierdas!

    Índice

  1. Diseña las zonas del jardín

    ¿Qué partes o zonas te gustaría que tuviera tu jardín? Quizás sueñes con un cenador romántico cubierto o con una zona para que jueguen los niños, pero sean cuales sean las partes en las que quieras dividir tu jardín tenlas claras antes de empezar.

    Ten en cuenta que si tu jardín es pequeño puedes hacer que se vea más grande añadiendo zonas curvas o elípticas en las esquinas.

  2. Elige elementos para tu jardín

    Elegir todos los elementos, detalles y accesorios es fundamental para que tu jardín se vea bien. Procura que todo esté en armonía y en su sitio, no queda nada bien dejar un banco en mitad del camino de entrada ya que estorbaría el paso.

    Además opta por colores y líneas apropiadas. ¿Has elegido diseñar tu jardín a partir de zonas amplias y con mucha luz? Escoge colores oscuros para los muebles y accesorios para crear contraste. ¿Es más pequeño y umbrío? Opta por colores claros que ayudan a ampliar los espacios.

  3. Planifica el presupuesto

    El presupuesto del que disponemos es importante a la hora de realizar las obras. Si no tienes mucho dinero primero opta por agregar objetos básicos como las especies vegetales o los muebles y después, con el tiempo, podrás añadir más cosas.

    Asimismo tendrás que tener en cuenta el coste que te supondrá el mantenimiento del jardín en un año, que es normalmente el plazo orientativo para ver sí podemos permitirnos o no este desembolso.

  4. Escoge las especies vegetales

    Las especies vegetales que plantes en tu jardín también afectarán a tu presupuesto. Procura siempre comprar plantas jóvenes ya que son mucho más baratas que especies adultas. Cruza las plantas entre ellas y haz esquejes. Realiza todos los trabajos relacionados con las plantas por tu cuenta.

    Igualmente existen especímenes vegetales que no necesitan ser replantados una y otra vez. Esto supone la ventaja añadida de que reflorecen año tras año a partir de los brotes conservados en tierra.

  5. Presta atención al clima

    No es lo mismo tener un jardín en África que en Noruega. Las condiciones climáticas afectan directamente al suelo y a las plantas y los árboles que puedan crecer allí. 

    Por lo tanto una vez que tengas claras las características climáticas de tu jardín, si decides plantar especies exóticas necesitarás crear el ambiente adecuado para ellas, como, por ejemplo, un invernadero con la temperatura ideal y riego continuo mediante goteo.

  6. La fusión con el medioambiente

    La fusión con el medioambiente que rodea al jardín puede ser un detalle más a tener presente a la hora de construir o modificar. Si te encuentras en la costa puedes elegir crear una piscina natural con reborde con vistas al mar; en zonas áridas puedes plantar especies vegetales autóctonas.

    Procura que tu jardín siempre se mimetice aunque sea un poco con el ambiente general de la zona. No hace falta imitar el paisaje de los alrededores, simplemente añadir pinceladas parecidas.

Ten presentes todos estos consejos para diseñar un jardín y así lograrás los resultados deseados. No tengas miedo de añadir detalles que te parezcan adecuados y que vayan con tu personalidad.

¿sabías qué...?

Los egipcios y los persas fueron los primeros en diseñar los jardines; se han encontrado tumbas egipcias con dibujos de jardines planificados alrededor de estanques y en Persia se distinguía entre jardines formales e informales.

comenta y pregunta