Consejos de mantenimiento para el césped artificial

Descubre los mejores secretos para tener un césped artificial perfecto

¿Has tomado la sabia decisión de poner césped artificial en tu casa? Enhorabuena, porque es una elección fantástica, dado que necesita de muy pocos cuidados y es muy cómodo para todo tipo de eventos y superficies. Sin embargo, por muy sencillo que sea su mantenimiento, si queremos que esté en buen estado y luzca como el primer día, hemos de tener en cuenta ciertos consejos para que no se deteriore y podamos disfrutarlo como merece.

No olvidemos nunca que el césped artificial se ubica en zonas de exterior, por lo tanto, le caerá agua, sufrirá heladas, pueden aparecer malas hierbas, se deteriorará con el paso del tiempo, o tal vez aniden en él pequeños insectos. Sin embargo, verás que todos estos problemas tienen soluciones muy sencillas con el mantenimiento y tratamiento adecuado.

    Índice

  1. Cepillado del césped artificial

    Para mantener nuestro césped artificial en perfecto estado y que no pierda el color ni sus prestaciones, es necesario realizar un cepillado mensual. Una vez cada 30 días pasaremos un rastrillo en contra del pelo para levantar las fibras y eliminar posibles materias orgánicas indeseables.

  2. Regado del césped artificial

    También con una periodicidad mensual es bueno hacer un regado del césped artificial. Con una manguera daremos una pasada para mantenerlo limpio y con buen color.

    Además, si lo riegas a lo largo de los meses de verano durante un par de minutos conseguirás bajarle la temperatura, por lo que será más cómodo para el usuario y estará mucho más fresco.

    Si vives en una zona en la que las temperaturas bajan de 0ºC, no riegues el césped. Deja el hielo, pues, aunque se pueda deteriorar el material por la helada, es peor si lo mojas, y el efecto puede verse magnificado.

  3. Higieniza el césped artificial

    También es importante, dado que las zonas de césped artificial se usan habitualmente, que se higienice para que esté limpio y libre de suciedad, polvo, parásitos, hojas secas, bacterias, etc. Para eso, puedes usar alguno de los productos al uso que se venden en grandes superficies y ferreterías.

  4. Añade capas de arena de sílice

    Cada cierto tiempo, observarás que con el uso, el césped artificial pierde poco a poco la arena de sílice, dejando las capas más finas y, en ciertas partes, incluso inexistente. Cuando esto ocurra, es bueno añadir más para que todo esté como debe y el material esté en mejor estado y más protegido. Pero, antes de realizar este proceso, es conveniente cepillar y regar previamente para que se aplique y se adapte bien.

  5. Mantener el color del césped artificial

    Es bonito que nuestro césped artificial luzca verde y frondoso. Para ello, es necesario mantener las propiedades del color. Por eso es importante tenerlo higienizado, pero, además, debemos lavarlo de vez en cuando, según necesidades, o una vez al mes.

    Para lavar el césped artificial, más allá de usar agua, podemos añadir a la solución algo de vinagre blanco. Si las manchas son muy persistentes, podemos sumar detergente líquido o en polvo. Si la suciedad es excesiva, debemos usar una mezcla con un 3% de amoniaco. Eso sí, sea cual fuere la decisión tomada, una vez hemos aplicado el producto, es necesario aclarar para que quede perfecto.

  6. Evitar malas hierbas

    Normalmente, las malas hierbas no son un problema si hemos usado una maya de contención. Pero, si no es el caso, debemos utilizar herbicidas. Puedes optar por los caseros, que funcionan muy bien, o tal vez por los fungicidas profesionales. Sea como fuere, acuérdate de aclarar un tiempo después, para que la superficie sea utilizable por los miembros de tu familia.

Sigue estos sencillos consejos y tendrás tus zonas de césped artificial siempre bonitas y utilizables para los miles de usos que tienen, como patio de recreo para niños, campos para deportes, zona de barbacoa y tiempo libre, decoración, etc.

¿sabías qué...?

En ciertas zonas del mundo, un gran enemigo del césped artificial es el topo. Lo estropean y agujerean cuando anidan debajo. Sin embargo, con una capa de látex reforzada, se crea una base resistente que no pueden perforar. Y si no es suficiente, se añade una lámina impenetrable que hacen que ni siquiera las malas hierbas puedan aflorar.

comenta y pregunta