El cerdo como mascota

Descubre los secretos de tener un cerdo feliz en casa

Desde que el mundo supo que el famoso actor de Hollywood George Clooney convivía con un cerdo, este animal se puso inmediatamente de moda y millones de personas en todo el mundo quisieron tener una mascota así en casa. Sin embargo, no es tan sencillo traer al hogar a uno de estos seres, principalmente si son del tipo que crece y crece hasta pesar más de 100 kilos. No obstante, los más demandados suelen pertenecer a las razas de menor tamaño, como los vietnamitas o los enanos. De cualquier manera, desde Spoots hemos creído buena idea ofrecer toda información necesaria que has de saber para tener a un cerdo como mascota.

    Índice

  1. El cerdo necesita cariño

    El cerdo necesita cariño

    Aunque a muchos pueda parecer descabellado, el cerdo como mascota no es una mala opción. Estos animales, si son queridos y educados de forma correcta, pueden ser compañeros maravillosos. Son capaces de atender a ciertas órdenes, memorizar comandos y aprender mucho gracias al refuerzo positivo. Además, son cariñosos, afectivos y pueden ser paseados con correa sin problema alguno.

  2. Cuidados del cerdo como mascota

    Cuidados del cerdo como mascota

    Otro punto a tener en cuenta a la hora de adoptar un cerdo son sus cuidados. Debes tener muy claro todo lo que necesita para que sea feliz y que no le falte nada. Para ello has de habilitar una zona específica en la que vivirá, con una cama cómoda y del tamaño adecuado a su peso y cuerpo.

    A los cerdos les encanta excavar. Debido a esto y a su gran tamaño, es adecuado que tengan zona de jardín o campo en el que puedan moverse con libertad y dar rienda suelta a sus necesidades. Si lo quieres tener en un apartamento, recuerda llevarle a menudo a lugares así.

    También el cerdo disfruta del agua y necesita de un baño cada cierto tiempo. Para ello, lo mejor es habilitar una zona de jardín o campo en el que el animal se moje y regule su temperatura corporal.

  3. La educación del cerdo

    La educación del cerdo

    Como es lógico, la convivencia con un cerdo requiere de una educación importante para el animal. Ya hemos dicho que el refuerzo positivo es un buen aliciente. De esta forma premiarás sus actitudes correctas con golosinas y servirá para que tu mascota recuerde lo que está bien y lo repetirá.

  4. La comida del cerdo

    La comida del cerdo

    Otro aspecto importante que debes considerar es la comida del cerdo. Este es un animal omnívoro que se alimenta de cuanto cae en sus fauces. Desde cereales hasta frutas y verduras son ingeridas por tu mascota sin problema alguno. Eso sí, los piensos que reciben en las granjas para su engorde no son adecuados para tu compañero, pues podría provocar obesidad en el medio y largo plazo.

  5. Visitas al veterinario

    Visitas al veterinario

    Como los perros o los gatos, tu mascota necesita asistencia veterinaria en caso de enfermedad así como de forma periódica. Es vital que tenga sus revisiones, el chip para indentificarlos y las vacunas anuales. Además, podría contraer distintas afecciones como los gusanos estomacales o en el riñón, sarna, neumonía, rinitis e incluso cólera o salmonella.

Puedes observar que tener un cerdo como mascota no es excesivamente complejo. No obstante, requiere de unos cuidados específicos para su buena manutención. Eso sí, sea como fuere, adquiere al animal en los centros de acogida, pues pasada la moda, son muchos los que han sido abandonados e incluso los vendedores con pocos escrúpulos que hacen negocio con estos seres inofensivos e inocentes.

¿sabías qué...?

Por mucho que te quieran vender un cerdo en miniatura, recuerda que todas sus especies llegan a pesar más de 20 kilos en la edad adulta. Es importante que lo sepas, pues esto afecta a su cuidado y mantenimiento. Además, pueden alcanzar hasta los 20 años de edad, así que si no te puedes responsabilizar, no lo adoptes.