Cómo desatascar el lavabo del baño (wc): trucos y consejos

Aprende paso a paso cómo eliminar las obstrucciones de tus sanitarios

¿Quieres saber cómo arreglar la obstrucción de un sanitario? A continuación te ofrecemos diferentes consejos para que evites problemas y todo funcione como debe.

Lo que suele ocurrir en estos casos es que el flujo de tu sanitario es lento, y esto suele deberse a la obstrucción provocada junto al flotador donde se descarga el agua. Así pues, el problema puede radicar en la falta de una buena limpieza. Para solventar este inconveniente, te mostraremos a continuación diferentes posibles casos para que sepas cómo actuar en cada uno de ellos y devolver al sanitario a un estado óptimo de funcionamiento.

    Índice

  1. Comprueba todos los sanitarios de tu hogar

    Lo primero que debes hacer es comprobar todos los sanitarios de tu hogar. Lo normal es que cada uno de ellos descargue en una línea de drenaje idéntica.

    Para saber exactamente dónde está el problema, vierte unos diez litros de agua desde un cubo o cubeta de forma rápida dentro de cada sanitario. Si en todos el líquido corre con lentitud, es que el problema está en el desagüe, por lo que será mejor llamar a un fontanero, ya que la obstrucción está en las tuberías de la vivienda.

    Por otro lado, si el problema está en un solo sanitario, hay diferentes procedimientos a realizar.

  2. Usa un cepillo para sanitarios

    Si has observado que uno de los sanitarios tiene el problema, limpia a conciencia con un cepillo especial para estos casos y piedra pómex, haciendo mucho hincapié en los orificios por los que se descarga el chorro de agua al tirar de la cadena.

    De esta forma, los orificios de descarga quedarán limpios de depósitos minerales y el agua saldrá más rápido.

  3. En caso de persistir el problema

    Si después de limpiar a conciencia los orificios de descarga, observamos que el problema persiste, debemos dar un paso más. En este caso, ayudándonos de un espejo o con la mano enguantada, comprobaremos si hay alguna obstrucción en particular que está obligando a que el agua desagüe más lenta.

    Si es el caso, debemos quitar la obstrucción con pinzas de diferente tamaño según el volumen del problema.

  4. Usa removedores

    En el caso de que persista el problema y los depósitos permanezcan, podemos usar removedores como el vinagre blanco o el cloro. Rocía bien la zona en la que está la obstrucción. Habrá que dejarles actuar durante toda la noche para que surtan efecto. En el mercado existen hoy en día algunos desatascadores muy eficaces, a base de cloro o de sosa cáustica. Puedes usarlos leyendo bien las instrucciones del envase.

  5. Uso de ácidos

    Llegados a este punto, si nada de lo anteriormente ha funcionado, llega el momento de las técnicas de choque. En este caso, deberemos usar ácido muriático, por lo que habrá que extremar las precauciones, puesto que es muy fuerte y hay que mantenerlo lejos del alcance de niños y animales.

    En este caso cerraremos la llave de paso del sanitario y eliminaremos toda el agua que queda en el sanitario con una esponja.

    Dado este paso, taparemos todo el sanitario con bolsas de plástico a excepción del asiento.

    Debes prepararte bien para manipular el ácido. Ventila bien el baño y ponte ropa de protección con guantes gruesos y botas.

    Ahora debes quitar la tapa del sanitario y, con un embudo que no sea metálico, aplicar el ácido muriático a través del tubo de sobreflujo (quita la manguera de alimentación previamente). Debes verter al menos dos litros a buena velocidad para que fluya el líquido, pero con ojo para que no se sobrecargue. Asegúrate de que sale por todos los orificios.

    Acabado el proceso, taparemos el tubo de sobreflujo con plástico y lo dejaremos reposar durante una hora. Hay que asegurarlo bien.

    Finalizado el proceso, quitaremos el plástico, volveremos a poner la manguera de alimentación y probaremos el sanitario varias veces hasta asegurarnos de que funciona bien.

Como puedes ver, no es complicado desatascar un sanitario, aunque sí puede ser peligroso en ciertos casos. Mantén la calma en todo momento y manipula con mucho cuidado los líquidos corrosivos. No los utilices si tienes dudas acerca de su uso, será mucho mejor que consultes con un especialista.

¿sabías qué...?

El sanitario más caro del mundo se llama Neorest 600 y cuesta unos 5.000 dólares. Entre sus peculiares opciones se encuentran la apertura de la tapa nada más entrar al baño, la expulsión de humidificador cuando dejas de usarlo y un mecanismo para tirar de la cadena por ti.

comenta y pregunta