8 arbustos de flor de gran belleza para el jardín

Descubre los arbustos más bonitos para decorar tu rincón natural ideal

Tener un jardín bien cuidado y hermoso es un verdadero placer para todo amante de la vegetación. Por eso hemos elaborado en Spoots una lista con los 8 arbustos de flor de gran belleza que darán a tu rincón de naturaleza una imagen elegante y atractiva.

En general, cada uno planta en su jardín todo tipo de vegetación según sus gustos. Para los amantes del romanticismo, se busca una imagen poco cuidada y bucólica a la vez; los seguidores del mundo zen y oriental, optarán por arena y un toque organizado y sobrio. Sin embargo, si lo que quieres es un espacio bello, sin necesidad de buscar tendencia alguna, estos arbustos de flor son excelentes para decorar y enriquecer tu jardín.

    Índice

  1. Gayuba 'Vancouver Jade'

    Gayuba 'Vancouver Jade'

    Comenzamos con la gayuba, en su variedad Vancouver Jade. Este arbusto de hoja perenne puede llegar a medir 50 centímetros de altura, embellecerá tu jardín durante todo el año. Sin embargo, mientras esté la primavera y hasta el mes de julio, aparecen unas bonitas flores rosadas muy aromáticas, que contrastan con el verde y ancho de la citada hoja perenne

    Las flores llaman especialmente la atención por su bonita forma acampanada, por lo que resulta muy hermosa ocupando cualquier rincón de nuestro pequeño espacio natural. Podemos plantar tanto en sol como en semisombra.

  2. Durillo

    Durillo

    El durillo es un arbusto pequeño que contrasta con sus bellísimas flores de pequeño tamaño que forman racimos y combinan tonos rosas y blancos. 

    El durillo florece en primavera y en invierno y es un arbusto de hoja perenne que nos permite disfrutar de ella durante todo el año. No es extremadamente exigente con la exposición por lo que tanto en sombra como en sol lucirán de forma espectacular. 

    Se suele utilziar en climas mediterráneos, de forma aislada, formando increíbles formas redondeadas salpicadas de flores. También es buena idea si lo plantamos formando setos ya que tiene un espeso follaje.

  3. Aronia Roja

    Aronia Roja

    Toca el turno de la aronia roja, otro aromático arbusto cuyas flores nacen en primavera, en tonos blancos, lo que permite un precioso contraste con el toque rojo escarlata del follaje de la planta, especialmente marcado en épocas otoñales.

    Es una planta increíblemente resistente a los climas fríos ya que llega a aguantar heladas de hasta -25ºC, sin embargo en climas más secos puede llegar a sufrir clorosis férrica que provoca el amarilleamiento de las hojas. En condiciones óptimas, se desarrolla con cierta rapidez, pudiendo sobrepasar los 2 metros de altura.

  4. Choisya

    Choisya

    El arbusto conocido como choisya es muy famoso porque sus flores tienen un toque muy sensible y atractivo, dado que los bonitos pétalos parecen muy delicados. Sin embargo, es una planta que necesita muy poco cuidado y posee una gran resistencia en el jardín por lo que es perfecta si no tenemos una mano especial con la jardinería.

    Otra de las características que definen a este bonito arbusto es el aroma de sus flores, que recuerda a de las flores de azahar. A pesar de ser tolerante a climas fríos, conviene protegerla para evitar que pierda gran parte de su follaje. Lo ideal es mantenerla en un lugar de semi-sombra para garantizar un color intenso y una rica floración.

  5. Cotoneaster

    Cotoneaster

    El arbusto conocido como cotoneaster es una planta rastrera con un follaje en tonos de vino borgoña, sin embargo, sus flores primaverales, pese a no poseer un aroma excesivo, son muy bonitas gracias a su color rosáceo, lo que confiere al conjunto una bonita imagen silvestre.

    En la época de invierno se cubre de bonitos frutos de color rojo, que resultan ideales como ornamento y que además resisten muy bien las heladas.

    El cotoneaster muy útil para formar macizos, taludes o rocallas y crece en condiciones óptimas en rincones tanto con sol, como con sombra.

  6. Laurel de montaña

    Laurel de montaña

    El laurel de montaña, también conocido como laurel salvaje, o laurel americano, es otro precioso arbusto perenne que dará una imagen bucólica a tu jardín. Como si de un paraíso se tratase, sus vistosas flores aparecen durante la primavera en diferentes tonos, que van del rojo al rosa o al blanco, confiriendo al conjunto un paraje realmente exótico.

    Es un arbusto muy resistente a los climas fríos pero requieren de un riego equilibrado que no encharque la tierra pero que tampoco la deje demasiado seca con el fin de evitar el ataque de las plagas

  7. Bonetero alado

    Bonetero alado

    El bonetero alado es un arbusto con una bella corteza grisácea con ramas de color verde. Sin embargo, su mejor época es la primavera, cuando aparecen sus singulares flores amarillas en contraste con sus frutos, de tonos naranjas y rojos, unido a las hojas verdes que se tornan en rojizas durante el otoño.

    Es un arbusto perenne que resiste muy bien el frío y las épocas más cálidas del año. Hay que tener en cuenta que es un arbusto de crecimiento lento por lo que necesitará de ciertas horas de luz al día.

  8. Deutzia

    Deutzia

    Finalizamos nuestro repaso por los ocho arbustos de flor que confieren gran belleza a tu jardín con la deutzia. Una bonita planta que florece a lo largo del verano en ambientes únicos con preciosas flores blancas y violetas en ramos espectaculares y muy bonitos, que se complementan con un gran aroma.

    A pesar de ser un arbusto muy resisitente al frío y al calor, es conveniente mantenerla resguardada del viento. En cuanto a la tierra, es importante no dejar que se seque entre riegos.

Estos son ocho de los más bellos arbustos de flor que podrán coronar tu jardín espectacular. Sin embargo, hay una cantidad ingente de variedades, tipos y clases que se adaptarán a la perfección a tu rincón vegetal ideal.

¿sabías qué...?

El extraño insecto palo de la isla de Lord Howe, que se creía extinto desde 1920, fue encontrado vivo en una isla llamada Pirámide de Ball por su forma singular, y vive en un espacio de solo 6 x 30 metros bajo un único arbusto llamado Melaleuca Howeana, que crece en una pequeña grieta por donde se filtra el agua.