Cómo ahorrar en la factura del agua

Tips para reducir el consumo de agua, cuidando el planeta y tu bolsillo

Los españoles son los que más gastan agua en Europa según un reciente estudio. Concretamente una persona llega a consumir alrededor de 150 litros de agua fría y caliente a lo largo del día de media, por lo que si se hacen los cálculos al final del mes no debe extrañar que el coste sea elevado.

Los consumos relacionados con el agua se pueden distribuir de la siguiente forma: ducha o baño 60 litros por día; lavado de manos 4 litros por día; agua del retrete hasta 15 litros al día, lavadora hasta 200 litros al día, lavavajillas hasta 150 litros al día; aseo de la casa 30 litros al día y lavado manual de platos hasta 30 litros al día.

Como puedes ver consumimos una cantidad exagerada de agua por día, además a esto hay que sumarle el coste de electricidad o gas para calentar el agua, lo que sube la factura en un 30%.

Entonces, ¿qué podemos hacer para reducir nuestro consumo de agua? ¿Existen trucos realmente efectivos para lograrlo? Sigue los consejos que te ofrecemos y verás cómo se reducirá tu factura en los próximos meses, además estarás contribuyendo en el cuidado de nuestro planeta.

    Índice

  1. Minimiza la temperatura de la lavadora

    La lavadora es uno de los electrodomésticos que más gasta. Bajar la temperatura de los lavados te ayudará a ahorrar en la factura. Es mejor ponerla a carga completa (lo mismo que el lavavajillas) ya que se reduce el consumo de agua, y por el contrario éste se incrementa considerablemente ha hacer varios lavados pequeños. Hay jabones estupendos en el mercado para lavados en agua fría si eliges esta opción.

  2. Dúchate en menos tiempo

    Dúchate en menos tiempo

    ¿Sabías que reducir sólo un minuto tu ducha diaria te permite ahorrar alrededor de 20 euros al año en factura de agua? También puedes optar por poner economizadores de agua como AGUAFLUX (reducción de consumo 50%) o arandelas en los grifos; otra alternativa es colocar un grifo monomando. Los aireadores de agua en los grifos ahorran alrededor de 40%. Además utiliza la bañera sólo en casos necesarios, un baño equivale a ducharse 4 veces, imagínate los gastos.

  3. Emplea un vaso para cepillarte los dientes

    Todos tenemos la costumbre de tener el grifo abierto mientras lavamos los dientes, por lo que diariamente perdemos hasta 73 litros de agua al hacer esta actividad (si tenemos en cuenta que lo hacemos tres veces). Es mejor llenar un vaso de agua y enjuagarse tras el lavabo de los dientes; para afeitarse, lavarse las manos o la cara, llena el lavabo hasta la mitad y pon el tapón. 

  4. Corrige el goteo de los grifos

    Corrige el goteo de los grifos

    Tener un grifo goteando o estropeado es sinónimo de perder agua inutilmente. Revisa cuidadosamente una vez al mes tus grifos para asegurarte de que no hay escapes imprevistos; no te olvides de mirar la cabeza de la ducha. Además, cada vez que utilices un grifo o canilla, comprueba cerrarla correctamente.

  5. Cierra un poco la llave de paso del agua

     Este es uno de los trucos más útiles que hay y que mucha gente no utiliza por miedo a perder la presión de agua. Se trata de cerrar un poco la llave de paso del agua, para que de esta forma sea menor la cantidad de agua que corre hacia las salidas de tu hogar. La diferencia suele ser mínima y el ahorro económico es muy alto.

  6. No tires el agua

    No tires el agua

    En muchas viviendas el agua caliente empieza a salir al cabo de unos minutos ya que necesita ser calentada por un calentador. Recoge cuidadosamente el agua fría y aprovecha para reutilizarla para otros fines. Por ejemplo, si la dejas posar unas horas el cloro se irá y podrás regar tus plantas; lava la ropa delicada de tu bebé a mano en agua fría; friega los suelos; quita el polvo, etc. 

  7. No utilices el agua caliente para descongelar los alimentos

    Es una costumbre generalizada descongelar los alimentos bajo el grifo con agua caliente; de esta manera se gasta mucho, tanto en agua como en electricidad. Si vas a cocinar algo lo ideal es que saques los alimentos del congelador la noche anterior y los dejes en un plato cogiendo la temperatura del ambiente.

  8. No eches basura por el váter

    No eches basura por el váter

    Tirar la basura por el váter lo único que consigue es atascar las tuberías creando malos olores y por supuesto gastamos el agua cada vez que tiramos de la cadena. Para evitar esto, ten siempre un cesto de basura en el baño.

  9. Elige la compañía suministradora

    Elige la compañía suministradora

    Dependiendo de la zona donde residas podrás optar por una u otra compañía suministradora de agua. Las diferencias no suelen ser muy grandes, pero si aplicas los cosejos de ahorro y los sumas a una correcta elección de la empresa el coste se reduce notablemente.

Reducir el consumo de agua te permitirá ahorrar en las facturas en los próximos meses. Además un consumo responsable ayuda a mantener las escasas reservas de agua dulce que hay sobre la superficie terrestre.

¿sabías qué...?

Un 70% de la superficie de nuestro planeta está compuesto de agua; pero sólo un 3% de esta agua es potable (2% se encuentra en estado congelado).