Jugos naturales para limpiar el hígado

Te enseñamos los zumos más beneficiosos para purificar y mejorar las funciones hepáticas

Los jugos naturales son una excelente forma de hidratar el cuerpo de forma sana y con menos cantidad de azúcar que los zumos envasados. Además, en función de los ingredientes que contengan pueden ayudar a mejorar el funcionamiento del organismo, y en este caso del hígado. Y es que frutas y verduras como las manzanas, toronja, zanahorias, arándanos, berros, remolacha o naranjas son excelentes a la hora de desintoxicar el hígado, y en combinación, una gran fuente de vitaminas.

En este sentido, es fundamental que, periódicamente cuidemos de proporcionar al hígado sustancias que le ayuden a limpiarse y a mantenerse saludable. 

Jugos naturales para limpiar el hígado

Zumos naturales más apropiados para la salud hepática

Jugo de manzana

La manzana es una de las frutas que mejor cumplen con la función de limpiar el hígado gracias a que además de ser un excelente antioxidante natural, cuenta con un importante contenido en dos componentes fundamentales para facilitar la limpieza del hígado:

  • Ácido málico: facilita la eliminación de metales pesados que pueden interferir en el buen funcionamiento del hígado
  • Pectina: la pectina por su parte contribuye a eliminar toxinas nocivas y colesterol malo. Esta la labor la realiza mediante la absorción de los jugos que el hígado segrega durante el proceso digestivo

Preparación

  • Pelar dos manzanas y eliminar el corazón
  • Colocamos en la licuadora junto con 750 ml de agua y una cucharada de azúcar
  • Licuar unos segundos y agregar unas gotas de limón para evitar la oxidación

Jugo de toronja

La toronja es un cítrico de sabor agradable aunque ligeramente amargo que contiene una importante cantidad de antioxidantes además de ser una excelente fuente de vitamina C.

Contiene, al igual que en el caso de la manzana, ácido málico muy importante para desintoxicar el organismo, además de naringenina, una sustancia que se encarga de descomponer ácidos grasos que se acumulan en el hígado, facilitando su expulsión. Esto es muy útil para las personas que sufren de hígado graso.

Preparación

  • Lavar dos o tres pomelos y cortar por la mitad
  • Extraer el jugo de cada mitad con ayuda de un exprimidor
  • Endulzar con azúcar de caña

Jugo de zanahoria

La zanahoria es una de las verduras con mayor poder desintoxicante que podemos encontrar y uno de los alimentos que ayudan a cuidar el hígado, además su sabor resulta muy agradable por lo que son ideales para consumir en forma de jugo.

Esta verdura ayuda, fundamentalmente, a reducir la cantidad de bilis y de grasa en el hígado, lo cual favorece su limpieza. Por otro lado, el betacaroteno que la caracteriza, es transformado en vitamina A por el hígado, trasnformándose  a su vez en antioxidante. Sin duda es una verdura indispensable para purificar y depurar el organismo y por tanto limpiar el hígado.

Preparación

  • Elegir ocho zanahorias frescas, lavar y pelar
  • Verter en una licuadora junto con un gajo de limón
  • Con ayuda de un colador, filtrar el jugo y la pulpa
  • Se puede añadir zumo de naranja para que el sabor sea más dulce

Zumo de arándanos

Los arándanos son muy conocidos por sus propiedades depurativas y antioxidantes. Han sido utilizados siempre para tratar problemas relacionados con la infección de orina. Sin embargo, los arándanos también son muy beneficiosos para limpiar el hígado y el organismo en general, especialmente los arándanos rojos.

Si bien los arándanos pueden ser muy beneficiosos para depurar el hígado, hay que tomarlos con moderación ya que tiene una importante concentración de oxalatos que pueden llegar a propiciar la aparición de cálculos.

Preparación

  • Colocar un kilo de arándanos en la licuadora
  • Añadir un vaso de agua y dos cucharada de azúcar
  • Triturar y colar

Zumo de remolacha

La remolacha es un alimento de excelente sabor que está cargado de propiedades y sustancias beneficiosas para el organismo, y en especial para la limpieza del hígado. Cabe destacar la presencia de pectina, necesaria para eliminar impurezas. Además es rica en betalaína, fibra, hierro, betacianina, y ácido fólico, necesarios para garantizar la buena salud del hígado.

Por otro lado la remolacha ayuda a purificar la sangre y resulta muy recomendable para prevenir algunos tipos de cáncer.

Preparación

  • Lavar y cortar dos remolachas en cubitos
  • Coloca en una licuadora junto con una taza de agua fría y el zumo de medio limón
  • Licuar y servir. Si ha quedado muy espeso se le puede añadir más agua

Jugo de berros

Los berros son otro de los alimentos que no pueden faltar a la hora de preparar un jugo desintoxicante para el hígado. Contienen una importante fuente de vitaminas y minerales: ácido fólicohierro, zinc, calcio, magnesio y vitamina C, K, E, B1, y B6. Además es un potente antioxidante que ayuda a eliminar las toxinas nocivas para la salud, preservando la salud del organismo.

Preparación

El jugo de berros suele hacerse combinado con otras verduras o frutas. Eligiendo las adecuadas, podemos potenciar de forma significativa sus propiedades. En este caso vamos a aprovechar para hacerlo con zanahorias:

  • Lavar las zanahorias junto con con un manojo de berros y pelar medio kilo
  • Exprimir el zumo de medio limón y licuar junto con un vaso de agua

Jugo de naranja

La naranja es una fruta con muchos antioxidantes que además ejerce un efecto depurativo sobre el organismo, y en consecuencia sobre el hígado. La eliminación de los radicales libres, permite que el hígado trabaje mejor y de forma más eficaz.

Por otro lado, la naranja es rica en folatos, una sustancia que facilita el metabolismo del hígado. El jugo de naranja es por tanto un gran aliado a la hora de limpiar el hígado y facilitar sus funciones.

Preparación

  • Lavar tres naranjas y cortar en dos mitades
  • Extraer el jugo de cada una de las mitades de naranja con ayuda de un exprimidor
  • Colar para eliminar restos de semillas
  • Endulzar al gusto

Cada cierto tiempo es importante prestarle al hígado un poco de ayuda para que trabaje mejor y pueda eliminar las toxinas eficientemente. Si bien estos jugos son muy efectivos y recomendables, es importante consultar con un especialista médico para evitar efectos secundarios o posibles contraindicaciones.

Además del consumo de estos jugos, se puede recurrir a otro tipo de remedios caseros para limpiar y depurar el hígado. Por otro lado, hay que intentar llevar un estilo de vida saludable, evitando el sedentarismo, manteniendo una alimentación sana y llevando a cabo varios minutos de ejercicio al día. De este modo el hígado, y todos los órganos trabajarán mucho mejor y mejoraremos nuestra calidad de vida.


¿Qué te ha parecido el artículo? :-)
Cargando…