Los grandes pintores mexicanos en la historia

México ha contado con varias figuras de la creación plástica reconocidas a nivel internacional

La creación plástica mexicana ha contado con reconocidos creativos de nivel internacional. De entre ellos destacan muralistas como José Clemente Orozco y Diego Rivera, así como la surrealista Frida Kahlo. Son geniales artistas que supieron combinar los motivos más representativos de la mexicanidad con las técnicas pictóricas más vanguardistas.

México es una nación de contrastes: con un impresionante potencial, pero graves problemas de diversa índole. No obstante cuenta con una multifacética y apasionante cultura. A lo largo de la milenaria historia de este país latinoamericano han aparecido destacados exponentes de la creación pictórica. Se trata de inspirados artistas que han sabido plasmar con gran talento el ayer y el hoy de la nación mexicana. 

En lo que sigue comentaremos acerca de algunos de los grandes pintores mexicanos en la historia.

Los grandes pintores mexicanos en la historia
  • 1

    José María Velasco (1840-1912)

    José María Velasco (1840-1912)

    Oriundo del Estado de México, está considerado como uno de los paisajistas más talentosos de la tradición plástica mexicana. De humildes orígenes, Velasco se las arregló para estudiar en importante escuelas de arte en donde aprendió distintas técnicas que luego utilizó para crear obras tan importantes como “El Panorama del Valle de México” (1875), “México” (1877) y “Hacienda de Chimpala” (1883).

  • 2

    Diego Rivera (1886-1957)

    Diego Rivera (1886-1957)

    Nació en el siglo XIX pero se le reconoce como una de las grandes figuras del siglo XX. Si bien se preparó en Europa y conoció las técnicas del realismo y el cubismo de primera mano, sus obras no exponen simplemente esta influencia de las tendencias europeas, sino que presentan una propuesta compositiva sumamente original. Sus murales más importantes exhiben su simpatía por el comunismo y una sincera preocupación por las causas sociales

  • 3

    Frida Kahlo (1907-1954)

    Frida Kahlo (1907-1954)

    Muy cercana a Diego Rivera pero con plena autonomía artística tenemos a Frida Kahlo, nacida en el pintoresco barrio de Coyoacán. Desde sus primeras creaciones pictóricas tomó como tema principal su propia persona, su atormentada y genial interioridad. La vida de Kahlo estuvo marcada por problemas de salud que la afectaron cada vez más hasta limitar dolorosamente su capacidad física. Por eso su obra plástica exhibe una combinación de metáforas, simbolismos, sentimientos y encuentros con su propia persona y su doliente existencia. De entre sus obras más destacadas hay que mencionar “Autorretrato con Traje de Terciopelo” (1926), “Diego en mi pensamiento” (1933) y “Las dos Fridas” (1939).

  • 4

    José Luis Cuevas (1931)

    José Luis Cuevas (1931)

    Otro de los más geniales creadores de la plástica mexicana. Por su enorme talento destacó en campos tan variados como la pintura, el grabado, la ilustración y la escultura. Cuevas es el más significativo exponente de una tendencia artística que buscó conscientemente distanciarse de la dominante escuela del muralismo mexicano, ese que cultivaron maestros como Rivera, Orozco y Siqueiros. Los temas de las obras de Cuevas son más bien de tipo individualista y personal, enfocado a plasmar las más intensas facetas de la humana naturaleza. También muestra una especial fascinación por el deterioro corporal, la decadencia mental y la muerte.

  • 5

    Rufino Tamayo (1899-1991)

    Rufino Tamayo (1899-1991)

    Fue un creativo que se mantuvo siempre en una permanente exploración de novedosas técnicas. Pero nunca se vinculó a las escuelas pictóricas predominantes en su tiempo, ni a tendencia política alguna. Fue uno de los pintores mexicanos más admirados a nivel internacional y a lo largo de su larga trayectoria artística logró combinar lo mejor de la mexicanidad y motivos estéticos prehispánicos con las principales vanguardias europeas, en obras definidas por un magistral manejo de la perspectiva, gran colorido, textura y armonía.


¿Qué te ha parecido el artículo? :-)
Cargando…