Spoots

10 flores que crecen en la sombra

Si bien la mayoría de las flores prosperan bajo la luz del sol, existen otras plantas que pueden crecer en la sombra. Estas plantas, que pueden ser anuales o perennes, te permitirán adornar un jardín que está cubierto por árboles y solo recibe la luz muy filtrada del sol o uno que es muy sombrío.  

La ventaja que tienen es que, por lo general, son sumamente resistentes, necesitan muy poco mantenimiento y no contraen muchas enfermedades. Añade un toque de color a tus rincones o a tus canteros oscuros plantando algunas de estas 10 flores que crecen en la sombra.

    Índice
  1. 1 Alegrías del hogar
  2. 2 Hortensias
  3. 3 Lirio de los valles
  4. 4 Violetas de los Alpes
  5. 5 Nomeolvides
  6. 6 Cóleo
  7. 7 Prímulas
  8. 8 Astilbes
  9. 9 Anémona blanda
  10. 10 Dedalera
  • 1

    Alegrías del hogar

    Las alegrías del hogar también conocidas con el nombre de Impatiens tienen su origen en la India y en China. Son plantas que te brindarán una gran profusión de flores de muchas tonalidades diferentes en tus espacios sombríos.

    Las alegrías de la casa, no requieren de mucho cuidado, solo necesitan un suelo húmedo y rico en nutrientes. Debes plantarlas a finales de la primavera preferentemente e irá floreciendo de forma continua.

    Si las plantas en el exterior, es importante que ocupen un rincón en semisombra cuidando de protegerlas del sol más intenso que suele ser el de mediodía, pues su incidencia puede provocar que las flores y hojas se marchiten. En cambio si decides plantarla dentro de casa, debes de procurarles un rincón en el que no reciban el sol directo pero que sea muy luminoso.

  • 2

    Hortensias

    Las hortensias son plantas muy vistosas, ya que cuentan con unas flores de gran tamaño, que pueden desarrollar diferentes colores dependiendo del pH del suelo. Crecen muy bien en la sombra parcial y solo necesitan un riego adecuado porque se desarrollan mejor en un suelo húmedo pero que tenga un buen drenaje.

    Este tipo de flor, una vez que ha pasado la floración, necesita de una poda y un trasplante a una maceta de barro. Tan solo es necesario añadir sustrato para tierra ácida y esperar a que la planta vuelva a florecer de nuevo. Un lugar fresco y sombrío es importante para que la planta florezca saludable.

  • 3

    Lirio de los valles

    El lirio de los valles, típico de las zonas del centro de Europa, crece a partir de rizomas y desarrolla pequeñas flores, con forma de campanillas blancas, que desprenden un aroma delicioso e intenso.

    Es ideal para los jardines sombríos pero bien aireados ya que crece bien en esos sitios siempre que las temperaturas sean moderadas y se riegue adecuadamente. Resulta recomendable plantarla en el mes de otoño, aunque debes de saber que es posible que pasen entre dos y tres años antes de que salgan las primeras flores.

    Hay que destacar que a pesar de ser una planta de extraordinaria belleza, resulta potencialmente peligrosa para el consumo humano.

  • 4

    Violetas de los Alpes

    Estas violetas también conocidas con el nombre de ciclamen, son plantas de sombra y cuentan con gran cantidad de flores que tienen una amplia variedad de colores, desde el blanco, el rojo hasta el rosado o el salmón. Permanecen en estado latente durante el verano y florecen en el invierno.

    Las violetas de los Alpes Requieren de pocos cuidados, solo se les debe agregar un fertilizante líquido cada 15 o 20 días y brindarles la cantidad de agua adecuada. Es muy importante mantenerla lejos de cualquier fuente de calor, lo ideal es colocarlas en lugares sombríos pero perfectamente iluminados.

  • 5

    Nomeolvides

    Estas plantas perennes con pequeñas flores de color azul que crecen en forma de preciosos ramilletes. Cuentan con alrededor de 50 especies diferentes, las cuales se dividen en especies de floración anual y especies de floración perenne.

    Las nomeolvides, requieren de mucha agua y de un suelo mullido, rico en materia orgánica. Son sumamente fáciles de cultivar, ya que no se ven afectadas por muchas enfermedades y además son plantas muy resistentes al frío. Únicamente debes resguardarlas del viento y del frío y colocarlas en un lugar en el que no reciban el sol directo, pero sí los rayos de forma suave algunas horas al día.

  • 6

    Cóleo

    El cóleo es una planta anual que desarrolla espigas de flores de color azul claro, pero también adornarán tu jardín debido a la belleza de sus hojas las cuales pueden ser utilizadas para crear un fabuloso tapiz.

    El cóleo florece en el otoño y en el invierno fácilmente a través de semillas que se deben de ir trasplantando durante el período de crecimiento. Es una planta qye no requiere de demasiados cuidados pero si se debe de prestar especial atención a la floración, pues las flores pueden hacer que el follaje sea escaso. Es ideal para los climas templados, pero conviene protegerla de las heladas especialmente a no menos de 15ºC. 

  • 7

    Prímulas

    Las prímulas son otra opción para alegrar tu jardín durante el invierno. El color de sus flores es variado; pueden ser azules, violetas, anaranjadas, lilas y amarillas y comienzan a salir a finales del invierno, extendiendóse su floración a lo largo de toda la primavera. Debido a su tamaño, son ideales para adornar los arriates o los canteros del jardín.

    Las prímulas crecen bien en los sitios frescos y no requieren de mucho cuidado, solo debes evitar mojar las flores y las hojas cuando las riegas. Una vez acabada la floración, es importante cuidar correctamente la mata de color verde que queda, de modo que el próximo año las prímulas vuelvan a florecer con intensidad.

  • 8

    Astilbes

    Los astilbes son plantas muy resistentes que cuentan con flores muy atractivas de color blanco, púrpura, rojo o rosado las cuales se asemejan a pequeños y coloridos plumeros.

    Se pueden plantar directamente en la tierra del jardín y tan solo requieren de un suelo rico y de un riego uniforme y abundante. Es necesario cuidarlos del frío ya que no resisten las temperaturas bajas si son muy extremas.

    Es importante eliminar los brotes que salen en la base del tronco para que la planta se desarrolle correctamente. Se desarrollan bien en sombra aunque deben de contar con luz sol algunas horas del día.

  • 9

    Anémona blanda

    Estas plantas ofrecen numerosas variedades de flores de muchos colores que usualmente se utilizan para crear ramos de flores. Tienen una forma similar a las margaritas y contrastan con el verde de las hojas.

    Las anémonas blandas crecen bien en suelos con buen drenaje, que no sean excesivamente húmedos. Durante el otoño es aconsejable extraer los tubérculos del suelo y conservarlos en un sitio fresco hasta la llegada de la primavera, cuando se deben plantar nuevamente.

    Hay que prestar especial cuidado al sol intenso del verano, y colocar a estas delicadas flores en un lugar de sombra, pues los rayos podrían llegar a quemar la planta.

  • 10

    Dedalera

    La dedalera es una planta que desarrolla hermosas flores de color púrpura con forma de campana o dedal (de ahí el origen de su nombre). Sus flores pueden estar floreciendo alrededor de tres meses seguidos.

    Es sumamente resistente y solo necesita una tierra con buenos nutrientes y un riego adecuado pero evitando los encharcamientos.

    Son ideales para adornar un jardín pero además son muy apreciadas porque sus hojas cuentan con varias propiedades medicinales. En ningún caso debe de ingerirse sin control médico, pues puede llegar a ser muy venenosa.

Antes de decidirte por alguna de estas variedades de flores que crecen a la sombra, debes tener en cuenta el clima de la zona en la que vives para asegurarte de que se adapten adecuadamente y lograr que crezcan fuertes para que puedan desarrollar muchas flores. Con los cuidados específicos, estas bonitas plantas de sombra embellecerán cualquier rincón del jardín e incluso espacios interiores.

¿Sabías qué...?

La dedalera es una planta medicinal que mejora la actividad cardiovascular, sirve para curar heridas y puede ayudar a las personas que tienen problemas renales ya que estimula el flujo de orina.