Etapas del duelo emocional

Aprende sobre las etapas del duelo emocional

Durante el siglo XX el duelo emocional fue uno de los campos de estudio más abarcados por los psicólogos de medio mundo. Los constantes cambios sociales y los conflictos económicos y bélicos a nivel mundial crearon una necesidad imperiosa de comprender el proceso por el que pasaba una persona que había sufrido una pérdida a nivel personal. Dicha pérdida abarca campos como las relaciones amorosas, familiares, estabilidad laboral e incertidumbre personal.

No fue hasta el trabajo de Elisabeth Kübler-Ross cuando se consiguió crear una teoría sólida con la que comprender cómo funciona el duelo emocional. Aunque las etapas que describa puedan no ajustarse exactamente sí es un patrón generalizado en la mayoría de personas. Teniendo en cuenta que cada situación es distinta debido a las particularidades de la persona que lo sufre, es realmente útil poder recurrir a un conocimiento demostrado que nos ayudará tanto a nosotros mismos cuando lo suframos como para apoyar a las personas de nuestro entorno en dicha situación.

Las fases están colocadas por orden de aparición. No hay un tiempo establecido en cada una y puede haber desde saltos hasta omisiones completas. Con todo, un proceso 'normal' de duelo seguirá estos pasos de una forma más o menos clara.

Etapas del duelo emocional
  • 1

    Fase de negación

    Fase de negación

    Esta reacción ocurre prácticamente en todas las personas que han sufrido un evento particularmente traumático. Negamos por dentro que realmente haya ocurrido, imaginando que las cosas van a cambiar de una forma u otra. Aunque sepamos realmente que ya no hay vuelta atrás seguimos creyendo que esa persona que hemos perdido aparecerá de repente, como si hubiese sido un sueño o se hubiesen equivocado en el diagnóstico.

  • 2

    Fase de ira

    La más difícil de tratar por las personas allegadas. Una vez comprendemos la magnitud de lo ocurrido la ira nos absorbe, tanto por la fuente de lo ocurrido como con el mundo en general. Solemos asociarlo a una injusticia extrema hacia nuestro ser, ya sea por cómo somos en las relaciones de pareja, en el trabajo o por lo poco que se merecía lo ocurrido a la persona que tanto apreciábamos. En momentos así es recomendable dejar espacio a la otra persona en vez de tratar de razonar, mostrándole nuestro apoyo sin enfadarnos con ella.

  • 3

    Fase de negociación

    Fase de negociación

    Esta fase es de las más complicadas de observar desde fuera ya que ocurre prácticamente de forma interna exclusivamente. La persona que sufre el duelo ‘negocia’ consigo mismo o una figura externa, habitualmente religiosa, a cambio de que se solucione lo ocurrido. Prometer que será mejor persona, que ayudará a que los demás vivan mejor o que rezará todos los días son algunas de las negociaciones habituales. En esta etapa ya se sabe la irrevocabilidad de lo ocurrido, aferrándose a una situación desesperada.

  • 4

    Fase de depresión

    Probablemente la única fase que se da en todos los casos, la persona sucumbe ante la aceptación absoluta de lo ocurrido cayendo en un cuadro depresivo. La única diferencia con la depresión diagnosticada es la duración junto al mantenimiento de sus actividades diarias, pudiendo darse en el caso de que alguna de las dos se viese alterada.

  • 5

    Fase de aceptación

    Fase de aceptación

    Aceptar no significa sentirnos mejor. En la aceptación como tal comprendemos las consecuencias de lo ocurrido planeando nuestro futuro sin que se vea alterado nuestro ritmo de vida diario. Nos segiremos sintiendo incómodos, sensación que irá desapareciendo a medida que pase el tiempo. En esta fase debemos seguir apoyando a la persona que sufre el duelo aunque aparentemente se encuentre mejor.


¿Qué te ha parecido el artículo? :-)
Cargando…