Cuáles son los números arábigos

La historia de los números arábigos y su aplicación en la actualidad

image description

A lo largo de la historia, las distintas sociedades han elaborado diferentes modelos de numeración. Un ejemplo claro de ello son los números romanos, que todos conocemos pero que se diferencian bastante del modelo utilizado a nivel internacional para las matemáticas. Justamente, esos números convencionales son los arábigos.

Surgimiento de los números arábigos

Si bien por su nombre podemos interpretar que el origen de la numeración es gracias a los árabes, la realidad indica que todo comenzó gracias a los hindúes, quienes posteriormente le transmitieron el modelo a los árabes que, sumando algunas modificaciones en cuanto a la simbología, terminaron diseñando los números que conocemos hoy en día.

Significado de los símbolos

Si observamos los números del 0 al 9 escritos en una fuente tipográfica común, no encontraríamos alguna relación entre los símbolos y su significado matemático. En realidad, al inicio los números arábigos no contenían curvas excepto el 0, sino que se conformaban por segmentos de recta que delimitaban ángulos. Como puedes observar en la imagen principal del artículo (obtenida del sitio Webalia.com), cada símbolo contaba con el número de ángulos que representa el mismo símbolo. Así, el 0 no tenía ángulos, el 1 formaba un ángulo, el 2 formaba dos y así con todos.

Un poco de historia

Desde que el humano está sobre la tierra, una de sus inquietudes y necesidades ha sido el poder contar y enumerar las cosas. Para ello es que fueron surgiendo los modelos de numeración, en busca de poder expresar cuánto había de una determinada cosa en un lugar y momento. Es natural pensar que al ser tanta la necesidad de contar cosas existentes, no se hubiera considerado la posibilidad de "no haber nada" ya que si "no hay nada" entonces no habría nada para contar. Esto es lo que provocó que durante muchos años no se considerara la existencia del 0. De hecho fueron cerca de 5.000 años en los que la humanidad convivió con símbolos numéricos en los que no se incluía o representaba el vacío o "la nada". Fue un hindú que vivió antes del siglo IX que le asignó un símbolo al que hoy conocemos como 0, que es sin duda uno de los más importantes en la matemática y uno de los atractivos más interesantes de los números arábigos, imagínate trabajar, por ejemplo, con números romanos donde el cero no existe o no se cuenta.

Cómo llegó a llamarse "Cero"

El origen del número cero parte en el símbolo denominado por los hindúes como "sunya", que traducido significaría vacío. Posteriormente, los árabes adoptaron el término pero al pasarlo a su lengua quedó como "Sifr". Sin embargo serían los mismos árabes que cambiarían nuevamente el nombre por uno que sea más fácil de pronunciar, llegando así al "Cefer".

Por último, en su pasaje al inglés fue que surgieron las dos palabras "Cipher" y "Zero", que al traducirlas al español quedan "cifra" y "cero".

En definitiva, los números arábigos son ni más ni menos que los que más acostumbrado estás a usar. Se trata de 10 símbolos (del 0 al 9) que en combinación forman la serie numérica y sirven para representar elementos de todos los conjuntos numéricos.

¿sabías qué...?

  • El número cero es muy particular. Hasta la fecha hay muchas discuciones sobre algunas de sus propiedades o características, pero, entre otras cosas, se asume que no es ni par ni impar, ni positivo ni negativo pero sí es un número racional.
  • Aunque expresamos los años en números arábigos, no contamos el año 0.