7 idiomas muy difíciles de aprender

De entre los lenguajes más complicados de asimilar están el danés, croata, árabe y coreano

image description

Ser políglota trae consigo muchas cosas buenas, tanto a nivel académico, como laboral e incluso personal. Aprender un idioma nuevo siempre es valioso y hacerlo nos ayuda para ser capaces de asimilar de manera más sencilla otra lengua diferente a la nativa posteriormente.

Por otra parte, hablar español nos facilitará aproximarnos por vez primera a otros idiomas como el portugués, francés o italiano, ya que se trata de otras de las llamadas lenguas romances, las cuales están emparentadas desde su origen. En cambio hay otros idiomas que por sus estructuras y particularidades son sumamente complicados de aprender, como es el caso de los que comentaremos a continuación.

  1. Danés

    Aunque este idioma tenga ciertas raíces compartidas con el alemán, la complicada pronunciación que tiene y la entonación que precisa, lo hacen muy difícil de aprender, en especial para los hablantes de lenguas romances como el español. De manera general todos los idiomas de origen nórdico son bastante complejos, por el aislamiento que han experimentado estas naciones durante su historia del resto de las naciones europeas, lo cual ha impedido que reciban influencia de otros idiomas.

  2. Japonés

    Tal y como sucede con otros idiomas como el chino, cuenta con un alfabeto que incluye miles de caracteres los cuales deben memorizarse. Además, hay dos sistemas diferentes de silabario que usan símbolos con el objetivo de describir la manera en la que se pronuncia cada sílaba de este idioma asiático. Por si fuera poco, la utilización de palabras es distinto para niños, hombres y mujeres, de acuerdo al contexto en el que se pronuncian. 

  3. Croata

    Si un idioma se estructura a partir de usos y elementos tomados de otros idiomas, lo convierte en uno de los idiomas más complicados de aprender para los hispanoparlantes. Eso justamente es lo que pasa con el croata. Este lenguaje combina aspectos de otros idiomas, que a su vez derivan de otros diferentes, por lo cual asimilar el croata es una tarea titánica, que sin duda puede llevar un largo tiempo de adaptación.

  4. Coreano

    Los enunciados coreanos están estructurados de un modo muy distinto a como están armadas las frases en otros idiomas del mundo, por ejemplo, los del continente europeo. Las reglas sintácticas y de puntuación no son sencillas de comprender y además incluye una manera sumamente compleja de conjugar los verbos. Por si fuera poco el alfabeto coreano en su versión escrita está basado en el uso de ciertos caracteres chinos casi imposibles de memorizar y no se diga escribir convenientemente.

  5. Árabe

    Este es otro de los idiomas más difíciles de aprender en el mundo. Una de las razones es que no solo cuenta con su propio alfabeto, sino que se escribe de derecha a izquierda y no en sentido contrario, como sucede con los idiomas de occidente. En el árabe además existen palabras que son escritas con idénticas letras, pero que significan algo diferente de acuerdo a como se las trazó caligráficamente, por lo cual es una lengua confusa como pocas, aunque muy bella de escuchar y con gran expresividad. 

  6. Hindi

    Aprender este idioma es un verdadero desafío, incluso para el más experimentado políglota. Y es que no solamente tiene un alfabeto propio, expresado con originales caracteres, sino que además utiliza manifestaciones fonéticas que no son nada familiares para los occidentales. Por otra parte, la manera en la que las palabras están posicionadas en una secuencia verbal o escrita también puede ser muy compleja. 

  7. Chino cantonés

    Tal vez este sea el idioma de más arduo aprendizaje de todos los que existen en el mundo. No es de extrañar considerando que la cultura china es tan antigua que ha dado lugar a los más variados dialectos y lenguajes en su enorme extensión geográfica. Se diferencia de muchos otros lenguajes en que su alfabeto incluye símbolos que no tiene correspondencia con letras, sino con conceptos, además de 20 símbolos que deben grabarse en la memoria.

¿sabías qué...?

Un dato relevante se refiere a la relación entre la complejidad de ciertos idiomas con la antigüedad de los pueblos que los hablan y escriben. Por ejemplo, en el caso del chino, que como vimos en su versión cantonesa es de los más difíciles de aprender, tiene más de 5 mil años de antigüedad y por ello puede ser considerado como de los más ancestrales del mundo.