Los 10 hábitos de un estudiante exitoso

Te contamos 10 buenos hábitos que caracterizan a un estudiante exitoso

Ser un estudiante exitoso implica mostrar mucho compromiso con las tareas y el estudio. Sin embargo, no todo se trata de sentarse en un escritorio a leer durante horas y horas para aprender los contenidos de cada asignatura. Para tener éxito en el estudio es necesario adoptar hábitos que nos llevarán a cumplir nuestra meta de forma efectiva.

Hoy hemos preparado un listado con los 10 hábitos de un estudiante exitoso, para que puedas tomarlos como ejemplo y también aplicarlos, de forma que tu desempeño estudiantil mejore y mucho.

 

    Índice

  1. Planificar un calendario

    Planificar un calendario

    Tener horarios para estudiar es muy importante, pues te permitirá exigirte a ti mismo un compromiso. No es recomendable ir fijando horarios de estudio en el día a día, sino que es más conveniente agendar las horas que dedicarás al estudio con más anticipación, de modo que el horario sea algo fijo y que sólo debas cancelar tu estudio por alguna eventualidad importante.

     

  2. Tomar apuntes

    Tomar apuntes

    Si bien es muy probable que encuentres libros o monografías que tengan todo lo que tienes que aprender, te será mucho más fácil asimilarlo si tú mismo realizas tus apuntes. Tanto en la clase como cada vez que leas algo, es importante que tengas tu cuaderno y que vayas escribiendo lo que allí se enseña, intentando ir a la vez intentando de comprender desde ya en forma básica lo escrito (es más fácil cuando el profesor no dicta los contenidos muy rápidamente), para poder fijar los contenidos en tu cabeza.

     

  3. No realizar jornadas de estudio muy extensas

    No realizar jornadas de estudio muy extensas

    Está demostrado que cuantas más horas consecutivas se estudia, menor es la capacidad de retención de la información. Más vale estudiar un poco cada día de la semana que estudiar un día entero. Evita las jornadas demasiado extensas y motívate a estudiar todos los días un rato. Es una de las técnicas más recomendadas para tener éxito en el estudio.

     

  4. No omitir los descansos

    No omitir los descansos

    Un mal hábito respecto a los descansos es pensar que el omitirlos se aprovechará mejor el tiempo. Como dijimos antes, cuantas más horas consecutivas de estudio, menos capacidad de retención. Por eso, tómate unos minutos de descanso cada cierto tiempo. Levántate, toma aire, camina un poco y vuelve al estudio. No necesitan ser descansos demasiado extensos, pues con 10 o 15 minutos alcanza para despejar la mente.

     

  5. Formar grupos con otros estudiantes

    Formar grupos con otros estudiantes

    Este es un punto en el que hay que tener especial cuidado: muchos estudiantes forman grupos de estudio con el fin de divertirse o hacer amigos. Debes fijar tu objetivo y tenerlo bien en claro, de modo que cuando participes en un grupo de estudio, puedas evaluar si fue realmente efectivo o no. Busca reunirte con personas que tengan tu mismo método de estudio y tu misma dedicación.

     

  6. Ensayar con ejercicios de exámenes

    Ensayar con ejercicios de exámenes

    Hoy en día es muy fácil acceder a copias de los exámenes de años anteriores. Esto es muy útil ya que podemos ejercitarnos y ponernos a prueba con ejercicios del mismo nivel al que tendremos que enfrentarnos el día de nuestro examen. Recuerda que como son ensayos, puedes consultar todo el material que necesites, pero intenta hacerlo lo menos posible.

     

  7. Empezar por lo más difícil

    Empezar por lo más difícil

    Al contrario de lo que la mayoría hace, los estudiantes exitosos suelen comenzar sus jornadas de estudio con los temas o ejercicios más difíciles. Esto te permitirá alcanzar un alto nivel de concentración y al mismo tiempo lograr que a medida que avanzan los minutos, la dificultad se reduzca, llegando al final de la jornada con mucho menos estrés. 

  8. Anota las preguntas

    Anota las preguntas

    No todo lo que leas en los libros te quedará claro, de hecho, algunos temas pueden causarte confusión y dudas. Lo ideal en estos casos es contar con una libreta exclusiva para nuestras preguntas, las cuales luego podremos compartirlas con compañeros o con el profesor de la asignatura que corresponda. Hacerlo te permitirá avanzar más rápido y con los temas más claros.

     

  9. No descuidar el ejercicio físico

    No descuidar el ejercicio físico

    Para estudiar se necesita un buen desempeño mental pero también físico. Por eso es importante no descuidar las actividades físicas y hacer ejercicio frecuentemente. Un buen funcionamiento del sistema cardiorespiratorio hará que tu cuerpo se oxigene correctamente y así, tu mente también rinda más. Actividades como el yoga, por ejemplo, son perfectas para tener un buen estado físico y mental que te será de gran ayuda en los estudios.

  10. Evitar las charlas previas a las pruebas

    Evitar las charlas previas a las pruebas

    Es muy normal llegar a la puerta del salón donde se hará el examen y comenzar a escuchar cómo los estudiantes hablan sobre los contenidos que estudiaron. Esto no es algo beneficioso ya que provoca que compares lo que tú sabes con lo que los demás han estudiado, y hará que te cuestiones todo lo que estudiaste. Mejor evita ese tipo de charlas y realiza el examen en base a lo que aprendiste.

Tener éxito en el estudio es una consecuencia de los hábitos del alumno. Aquellos que se toman en serio su trabajo y buscan avanzar, lo lograrán de alguna forma, pero existen hábitos que es beneficioso incorporar y que promueven un mejor desempeño estudiantil.

¿sabías qué...?
  • Está demostrado que hablar contigo mismo estimula tu cerebro y mejora tu desempeño a la hora de resolver problemas. Tómalo en cuenta y comienza a aplicar este método a la hora de estudiar.