Cómo enseñar a tu hijo a ordenar sus juguetes

Descubre las mejores técnicas para que tu hijo disfrute ordenando sus juguetes

image description

El orden no es una de las cualidades que mejor definen a un niño. De hecho, acumular montañas de juguetes por todos lados suele ser uno de sus entretenimientos favoritos. Es por ello que inculcarles el orden puede resultar algo complicado, pero no imposible, y para ello se debe tener paciencia y amor. 

Existen una serie de técnicas que pueden hacer que el hecho de ordenar sus juguetes se convierta en un momento divertido, que además irá facilitando el fomento de un hábito responsable que poco a poco conseguirán poner en práctica en otros ámbitos de su vida.

  1. Ordenar jugando

    image description

    Haz que el momento de ordenar los juguetes se convierta en un divertido juego para los más pequeños. Para conseguirlo puedes proponerle actividades divertidas, como por ejemplo guardar los juguetes en función del color, organizar pequeñas competiciones para ver quién es más rápido guardando juguetes, o utilizar una divertida canción que sirva para recoger de forma didáctica. ¡Las risas están aseguradas!

  2. Crea un espacio adecuado

    Para que a la hora de organizar los juguetes la tarea sea más fácil para el niño, reserva un espacio de su dormitorio especialmente pensado para que pueda guardarlos sin dificultad. Para ello puedes utilizar cajones de colores o armarios con diferentes departamentos organizados de forma que el pequeño pueda identificar en cual sitio debe de ir cada juguete.

    Utiliza pegatinas con símbolos, colores o letras llamativas que capten su atención. Muéstrale cómo debe de colocar cada tipo de juguete ya se trate de puzzles, muñecos, cuentos... hasta que sea capaz de identificarlos por él mismo.

  3. Dar ejemplo

    La mayoría de las conductas y hábitos que los niños adquieren se producen a través de la imitación. No dudes en mostrar a tu hijo la forma en la que tú mantienes ordenadas las diferentes estancias del hogar. De este modo el niño aprenderá que se trata de una conducta positiva y la curiosidad por imitarla fomentará el modo en el que comenzará a ser más ordenado.

  4. Revisa los juguetes

    image description

    Casi sin darnos cuenta, los pequeños van poco a poco acumulando una gran cantidad de juguetes, algunos de los cuales comienzan a caer en el olvido, bien porque corresponden a otras etapas de crecimiento, o bien porque ya no generan interés en el niño. Es el momento de donarlos o guardarlos en otro lugar para evitar que ocupen espacio.

    Puedes realizar esta tarea en compañía del niño. Pregúntale cuales son aquellos juguetes favoritos y pídele que elija donde quiere guardarlos. De este modo habrá mayor espacio para ordenar y el niño aprenderá otras importantes habilidades como clasificar y decidir.

  5. Paso a paso

    Para que el niño aprenda poco a poco como debe de organizar los juguetes, debes de hacerlo de forma pausada y en pequeñas frases que le resulten fáciles de entender, como: "coloca los muñecos en este cesto" u "ordena los coches en este cajón". A través de pequeñas tareas realizadas de forma ordenada, comenzará a entender en qué consiste el concepto de orden y organización.

  6. Refuerzo positivo

    Nada mejor para fomentar la motivación que utilizar el refuerzo positivo. Éste consiste en felicitar al niño siempre que ordene sus juguetes de forma correcta, dándole tu aprobación con una sonrisa o una frase positiva. De esta forma será más fácil hacer que muestre un mayor interés en ordenar sus juguetes cada día.

Ordenar los juguetes puede convertirse en una tarea divertida además de muy motivadora. Conviértelo en una rutina diaria, y aprovecha para que éste pequeño espacio de tiempo se trasnforme en un fantástico momento para jugar, reir y aprender con los más pequeños de la casa.

¿sabías qué...?

Los niños van adquiendo habilidades conforme van avazando en cada una de las etapas de su crecimiento. Hasta que el pequeño no cumpla entre 5 y 6 años ,conviene ayudarle en la tarea de ordenar, haciendo de ésta actividad una rutina que irán afianzando hasta ser capaces de hacerlo por ellos mismos.