Netflix HD: Servicio de streaming para ver series y películas

Netflix ofrece tres tipos de servicios para que puedas ver todos sus contenidos originales. ¿Con cuál de ellos te quedas?

En los últimos años ha quedado claro que los usuarios prefieren ver sus contenidos preferidos directamente desde sus ordenadores, televisores o móviles pero sin tener que salir de casa ni esperar a que esas producciones se descarguen en estos dispositivos. Por eso Netflix ha demostrado saber interpretar perfectamente las necesidades de los clientes y transformarse en un servicio utilizado por millones de personas en todo el mundo, un servicio que durante el pasado mes de octubre acaba de hacer su desembarco dentro del territorio español, y que además, como veremos a continuación, propone hasta tres planes con diferentes limites y costos finales, de forma que o bien consigas la cantidad y calidad de contenidos que buscas, o bien puedas mantener tu presupuesto a término sin por eso tener que perderte tus películas o series amadas.

Más allá de eso, y antes de adentrarnos en cada uno de esos tres planes, debemos decir que hay una única forma de seleccionar uno de ellos, e incluso cambiar entre los mismos si así lo deseamos. Lo que debemos hacer es ir a "Nuestra cuenta", uno de los apartados que forman parte del perfil de Netflix, y luego a "Cambiar el plan". Por otro lado, no debes olvidar tampoco que para cualquiera de los planes que escogas, cuando realices tu suscripción en Netflix podrás disfrutar de un mes de contenidos gratis sin obligación de compra, y luego, darte de baja cuando quieras.

    Índice

  1. Plan básico

    Como su nombre bien lo indica, se trata de la opción ideal para todos aquellos usuarios que pretenden disponer de los contenidos de Netflix pero que tampoco se considetan grandes fanáticos de series ni películas. Se trata de un abono mensual de apenas 8 euros que nos deja tener acceso a todos los contenidos de este sitio o aplicación en calidad tradicional -no HD- y con la imposibilidad de reproducirlos en más de un equipo al mismo tiempo, aunque esta opción no es demasiado utilizada por los usuarios.

  2. Plan estándar

    La segunda opción que tenemos en materia de planes de Netflix es la considerada estándar o intermedia, la que por supuesto tiene un costo apenas superior a la anterior, de 10 euros por mes, y que te permitirá acceder a todas las películas, series, documentales y demás de Netflix. Sin embargo la diferencia con el anterior es que aquí tenemos acceso a un servicio de calidad HD que además podremos reproducir en dos equipos al mismo tiempo. Para nosotros, se trata de la mejor de las tres opciones para la mayoría de los usuarios, aunque claro que no es la última.

  3. Plan Premium

    Y es que por supuesto quedaba pendiente aún el plan más avanzado, el conocido como Premium, que se distingue de los anteriores a razín de que no solo ofrece una calidad superior de tipo 4K UHD -siempre y cuando tengamos móviles o televisores que la soporten y que los contenidos hayan sido grabados en esta resolución- sino además la chance de reproducir las series, películas, etc., hasta en un total de cuatro dispositivos al mismo tiempo, lo que sin dudas le configura como una excelente opción para los más exigentes.

Como habrás podido notar, los tres servicios que ofrece Netflix -básico, estándar y Premium- tienen sus pro y sus contras, y lo cierto es que están bien desarrollados pues cada uno de ellos se adapta a un tipo de usuario muy diferente. Lo primero que deberemos tener en cuenta aquí son las limitaciones propias de los dispositivos que tenemos, y en segunda instancia y si contamos con tecnología avanzada en casa para observar todas estas producciones, que la diferencia de precio entre cada uno de los servicio es realmente bastante reducida.

¿sabías qué...?

Un usuario promedio de Netflix pasa aproximadamente una hora y media del día consumiendo distintos tipos de contenidos en esta plataforma. Estudios de la propia compañía han señalado que un usuario típico pasa 87 minutos diarios revisando sus películas, series, documentales, y todo tipo de contenidos preferidos dentro de la aplicación, lo que equivale más o menos a la duración de cuatro capítulos de una sitcom, ya que los episodios de muchas de ellas duran en torno a los 2X minutos. Es decir, que por semana un usuario promedio de Netflix consume 609 minutos en esta plataforma, más de 10 horas.