Cómo descargar películas gratis ¡legalmente!

El cine, también llamado Séptimo Arte, se ha convertido en una de las grandes pasiones para millones de personas en todo el mundo. Por desgracia, no todos tienen la capacidad monetaria para ir a una sala cada vez que les apetezca, o bien prefieren disfrutar de una buena película en la comodidad de su casa.

Por eso te mostramos aquí tres métodos para descargar películas gratis y poder hacer tus proyecciones en casa si salir del calor del hogar. Una opción excelente para montar tu propio cine doméstico.

Antes de continuar, recuerda que la piratería es un delito. Descarga únicamente películas legales, aunque tengas que pagar un pequeño plus por ello. O bien otras que estés libres de derechos y sean gratuitas.

A continuación te dejamos un tutorial para bajar películas gratis paso a paso.

1

Usar programas de descarga


Usar programas de descarga

El primer método que te damos desde Spoots es el más clásico de todos para tener guardadas tus películas gratis. Estamos hablando de programas de descarga que se utilizan desde hace muchos años y se sabe de su eficiencia. Softwares como Torrent, Ares o emule funcionan muy bien para este proceso.

Su manejo suele ser simple. Debes buscar a través de internet el software y descargarlo e instalarlo en tu computadora. Una vez dado este primer paso has de abrir el programa, escribir el nombre de la película que desees descargar gratis y pinchar en la opción por la que te decantes finalmente de cuantas aparecerán ante ti. Según la rareza, peso de los archivos y cantidad de material existente en la red tardará más o menos tiempo en bajar todo el contenido.

2

Descargas directas desde páginas webs


Descargas directas desde páginas webs

Si haces una búsqueda en Google para descargar películas gratis verás que aparecen ante ti decenas de webs a tal efecto. En estas páginas puedes ver el film de forma online sin necesidad de sobrecargar la memoria de tu ordenador, pero también encontrarás links para bajar la obra y tenerla disponible cuando quieras.

El funcionamiento de las webs para ver películas online es muy sencillo. Haz una búsqueda por título escribiéndolo en la opción lupa, o bien mirando por géneros, año de producción, letra inicial, films recomendados… Una vez te decantas por una obra en concreto, pincha sobre ella y entra en su página particular. Ahí, en la parte inferior, observarás tanto los diferentes links para ver online como para descargar. Sigue las instrucciones y la tendrás a tu entera disposición tras unos minutos.

Estas descargas funcionan a través de terceros programas como antaño fueron tristemente célebres megaupload o rapidshare. Ya sabes que siendo usuario premium tendrás más ventajas, aunque habrás de pagar. Y recuerda que en la mayoría de los casos estos métodos no son legales, así que mucho cuidado.

3

Usa conversores de formato


Usa conversores de formato

YouTube tiene un amplio catálogo de películas a tu disposición, tanto de libre visionado como de pago. Una opción que puedes usar para descargar películas gratis es utilizar software de conversión de formato, lo que te enviará un link desde el que podrás obtener tu film para disfrutar cuando desees.

El proceso es sencillo. Primero accede a YouTube, busca la película que quieres ver y copia la dirección del enlace.

Después, busca un programa conversor online como onlinevideoconverter o clipconverter.

Entra y pega la dirección del enlace de YouTube en el recuadro una vez has seleccionado el sistema de conversión que deseas. Después, elige a qué formato quieres hacer la transformación, como por ejemplo .avi.

Tendrás que añadir una dirección de e-mail y apretar el botón de comenzar o convertir. Una vez acaba el proceso, recibirás un correo electrónico con una dirección de descarga desde cuyo link podrás bajar tu película elegida.



Recuerda que estos métodos deben ser utilizados únicamente para descargar películas gratis que no vulneren la legalidad vigente. De lo contrario podrías meterte en líos serios puesto que está prohibido reproducir y bajar material del que no tienes los derechos.

Sabías qué...

El primer software de descarga de archivos lo desarrolló Adam Hinkley en 1996. Se llamaba Hotline Connect y se diseñó para Mac OS con la idea de compartir información y material en el seno de universidades y empresas. Sin embargo, los usuarios hicieron honor al nombre del programa y pronto lo usaron para intercambiar contenidos pornográficos e ilegales.

¿Te ha sido de utilidad?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
1.129 votos, promedio: 4,02 de 5
Cargando…