Las 8 cosas matapasiones en la vida sexual de pareja

Descubre qué cosas comunes pueden suponer un grave riesgo para tu vida sexual

Aún recuerdas los primeros días. Esos en los que pasaban más tiempo abrazados que separados. Días en los que la ropa siempre estorbaba y se dedicaban a conocer cada centímetro cuadrado de vuestra piel. Días que cada vez se fueron quedando más y más atrás y que ahora revives en tu cabeza sin saber qué ha podido pasar.

Una vida en pareja proporciona grandes beneficios como puede ser el espacio para crear complicidad entre dos personas que al final se bastan de miradas para comunicarse. La confianza para probar cosas nuevas o la tranquilidad de contar siempre con alguien a pesar de los problemas o los tropiezos. Pero una pareja también se ve expuesta a amenazas que, si no las conoces, pueden matar la pasión poco a poco sin que te des cuenta.

Hoy en Spoots te traemos 8 signos anti pasión que pueden acabar con tu vida sexual en pareja para que sepas reconocerlas a tiempo (y ponerles solución).

Las 8 cosas matapasiones en la vida sexual de pareja
  • 1

    La monotonía

    La monotonía

    Sabes la postura que más le gusta a él o ella. Conoces bien el mejor momento para empezar el juego y sabes ese sitio secreto que con sólo tocarlo tu pareja se excite. Pero apostar siempre sobre seguro puede hacer que lo que antes era divertido ahora sea sólo rutina. Escapa de los días fijos para tener sexo, de los rituales rígidos y experimenta con cosas nuevas. Lo malo de la monotonía es que es un veneno para la pasión y la espontaneidad.

  • 2

    Volverse vago

    El sexo es puro ejercicio físico. Hace falta estar en forma para conseguir lo que quieres. Puedes caer en la tentación de dejarte hacer, de limitarte a que sea la otra persona la que lleve la iniciativa porque si alguien siente que todo depende de uno mismo al final perderá el interés. Dedícate tiempo a ti mismo. No hace falta que te arregles como si fueras a una boda cada vez que quieras sexo pero la primera forma de estimular es a través de la vista. La ropa cómoda de andar por casa, la camiseta vieja que usas para dormir o la dejadez en la higiene matan completamente la pasión.

  • 3

    El estrés

    El estrés

    Hay vida fuera de la pareja. El trabajo, la familia, los amigos. Aspectos de la vida que pueden enriquecer a la propia pareja llenándola de vivencias ajenas a ese núcleo cerrado. Sin embargo, esos mismos aspectos pueden ser también motivo de estrés y preocupaciones que acabamos llevando a casa. El estrés afecta enormemente la vida sexual ya que necesitamos estar concentrados en el acto si queremos disfrutarlo con plenitud y no tener tropiezos que a la larga nos llenan de culpa y nos introducen en una espiral en la que el miedo a fallar hace más posible un nuevo fracaso en la cama.

  • 4

    Comparar con un ex

    Las comparaciones siempre han sido odiosas pero cuando se hacen en la cama son incluso peores. Si hay gente a la que se le puede hacer difícil aceptar una vida pasada de nuestra pareja o el hecho de sentir que no está a la altura puede desencadenar una frustración que impida disfrutar de la intimidad. Cada pareja es diferente y cada persona es capaz de aportar cosas nuevas y distintas a nuestra vida sexual. Aprende de lo que viviste pero sobretodo ábrete a aprender cosas nuevas. Y por supuesto, no menciones a tal ex que hacía esto o lo otro porque seguramente hay cosas que tu actual pareja sabe hacer mejor.

  • 5

    Falta de comunicación

    Falta de comunicación

    El miedo a herir a la otra persona puede hacerte seguir con cierta a cosas que a ti personalmente no te gustan. El sexo es cosa de dos y ambos tenéis que disfrutarlo por igual. Si hay algo qe no te gusta, díselo. Quizá él o ella no lo sepa y esté deseando que se lo digas para ver que todo va bien.

    Puede ser también que haya algo que te preocupe y que te impida disfrutar como te gustaría pero que no se lo dices para no preocupar a tu pareja. Generalmente este tipo de problemas se perciben y la otra persona puede pensar que pasa algo con ella, aunque no fuera así. O puede ser que tanta preocupación o miedo a fallar que llevas en secreto te deje paralizado en la cama. La comunicación hace más llevaderos los problemas porque buscar una solución es mucho más fácil cuando se tiene ayuda.

  • 6

    El móvil

    El móvil

    Hace poco una conocida marca de preservativos reveló un estudio en el que decía que el móvil, sobretodo el abuso de este, hacía que se redujeran drásticamente los contactos sexuales en la pareja. En el mismo estudio venían a demostrar que simplemente apagandolo al llegar a casa, las relaciones sexuales se multiplicaban. Además, el tenerlo encendido en todo momento nos distrae y no nos deja disfrutar del momento entre dos.

    Así que ya sabes, ahorra en batería y gana en placer.

  • 7

    Las discusiones

    Las discusiones

    Una pareja discute. Es inevitable. Sin embargo algo que sí se puede evitar es intentar un acercamiento sexual mientras quede abierta alguna discusión. Antes de empezar el sexo, mejor cerrar los temas pendientes para que no salgan tiempo después provocando la misma situación.

    Las reconciliaciones pueden llegar a ser muy dulces sin problemas de por medio, ¿verdad?

  • 8

    ¿El amor tiene fecha de caducidad?

    No, solo dejadez y costumbre. Pero igual que se gasta, se puede recargar. El sexo en pareja es la conclusión del sentimiento que se tienen dos personas. Cuida tu relación, mantén vivo ese sentimiento que os une. Puede haber sexo sin amor como amor sin sexo pero mejor cuando se dan las dos cosas a la vez. Y una pareja no se mantiene unida sólo por el mero placer.

El sexo es una parte importante en las relaciones, pero al igual que otros aspectos hay que saber cuidarlo para que no caiga en la monotonía y termine resultando un problema que acabe afectando al resto de aspectos de nuestras vidas. 


¿Qué te ha parecido el artículo? :-)
Cargando…