Cómo peinar el cabello rizado

Aquellos que tienen la melena rizada saben lo difícil que puede ser peinarla

image description

Existen diferentes formas de domar a una cabellera rizada, sin tener que recurrir a medidas extremas o productos químicos; con productos naturales y sencillos podrás conseguir muy buenos resultados, que te preguntarás cómo es que antes no supiste de ellos.

Es cierto que el cabello rizado, al ser más seco que otro tipo de cabellos, suele ser más difícil de peinar, porque es más frágil y con un tirón, podemos romper varios cabellos y quedarse allí, sin darnos cuenta. Por eso, a continuación de dejaremos unos trucos para saber cómo peinar el cabello rizado.

  1. Peine de doble púa

    Los puedes encontrar en cualquier tienda de peluquería y sus precios no son elevados. Menciono lo de la tienda especializada, porque en otros supermercados, no suelen ser muy populares y por lo tanto, no los venden. Los buenos serán anchos y algo grandes, sus púas se entrelazan como si fueran a cerrarse y son planas. Sólo tienes que pasarlo lentamente y gracias a la disposición de esas púas, el cabello rizado se desenreda de manera fácil.

  2. Peine de madera

    Es una maravilla lo que puede conseguir el peine de madera. El precio es algo más alto, pero merece la pena. Gracias a la madera, no crea fricción por lo tanto, no hay electricidad estática y tu pelo no sufre. Sus púas son anchas y aunque no lo parezca, tu pelo se deslizará suavemente entre ellas.

  3. Plopping

    Es un método para dormir y levantarte con el cabello rizado intacto. Con una camiseta o paño que no sea de fibra, lo disponemos en la cama abierto. Con el pelo escurrido y aún algo húmedo, colocamos nuestra cabeza en el centro, boca abajo, dejando que los rizos caigan de manera natural.

    Manteniendo esa postura, anudamos el paño detrás de la nuca y en la frente. Sólo hace falta coger unas cuantas horquillas y fijarlas. Duerme así toda la noche, es bastante cómodo y a la mañana siguiente, te despertarás con los rizos perfectos, porque no han sido expuestos a ningún tipo de agente, ni electricidad. Estarán definidos y no hará falta peinarlos.

  4. Mascarilla

    Esto, aparte de que es lo más beneficioso que hay para el cabello rizado, nos ayudará a peinarlo. Pelo lavado y seco. No te has pasado el peine y no hay manera de desenredarlo ni peinarlo. No pasa nada.

    Cantidad generosa de mascarilla para toda la cabeza. Lo iremos distribuyendo lentamente por todo el cabello, haciendo que penetre con un suave masaje. Con los dedos iremos definiendo los rizos, porque gracias a la mascarilla, conseguirá mucha manejabilidad y suavidad.

    ¿Aclarado? No hace falta. En menos de una hora, el cabello rizado habrá absorbido la mascarilla, por completo y para entonces, lo tendrás definido, hidratado y suelto, sin restos de mascarilla.

  5. Gel de linaza

    Es lo mejor que le puede pasar al cabello rizado. Sólo necesitas dos cucharadas soperas de semillas de linaza y una cacerola con agua caliente. Deja que hierva, durante diez minutos y verás cómo comienza eso a espesarse. Cuélalo con una malla metálica. Aquí puedes tardar un poco, porque a medida que lo cuelas, se enfría y se vuelve más espeso. Necesitarás algo de paciencia.

    Emplea, en frío, el gel de linaza, para aplicártelo a tu cabello rizado y no sólo conseguirán definición, sino fijación, estarán hidratados y con el gel, será fácil peinarlos.

No lo dudes más, pruébalos ahora y verás qué sencillo es y lo dóciles que se vuelven tus rizos. Puede que al principio te cueste porque tienes que pillarle el truco, pero merecerá la pena.

¿sabías qué...?

Si tu cabellera es rizada y quieres desenredarla, antes de que se seque, puede que le estés metiendo el peine o los dedos, para que se consiga, pero es la peor opción, porque con el pelo mojado, el cabello es mucho más débil y vulnerable y el rizado, es muy frágil ya de por sí. Es mejor que esperes a que se seque y luego emplees uno de los procesos aquí mencionados para peinártelo. Tu cabello te lo agradecerá.