Spoots

Qué es la asertividad emocional

La asertividad emocional es considerada una estrategia comunicacional que busca situarse en un punto neutral entre dos conductas opuestas como la agresión y la pasividad. Es por eso que una persona asertiva desarrolla la capacidad de equilibrar sus emociones.

Mientras que el perfil agresivo recurre a la violencia para dominar a los demás, y el perfil pasivo se mantiene indiferente ante lo que sucede, las personas asertivas proyectan una serie de valores como el respeto, la justicia, el bienestar común, y la solidaridad.

Tener una mentalidad asertiva te prepara para asumir riesgos y enfrentar todo tipo de situaciones con inteligencia, refrenando aquellos sentimientos que nos impulsan a cometer errores que después lamentamos.

Ventajas de la asertividad emocional

Hay muchas razones para incorporar el pensamiento asertivo como parte de nuestra vida, ya que implica un cambio de actitud para lidiar con eventos trágicos o desagradables con una cuota de optimismo. Veamos cuáles son las ventajas de la asertividad emocional:

  • Posibilidad de expresar lo que sientes y piensas
  • Mayor control y voluntad sobre uno mismo
  • Canalizar las emociones internas para utilizarlas en el momento adecuado
  • Facilidad para relacionarse con distintos círculos sociales
  • Solucionar problemas desde una mentalidad positiva
  • Sensación de satisfacción personal

Virtudes de las personas asertivas

Para poner en práctica la asertividad emocional es necesario tomar en cuenta una serie de virtudes como:

  • Prudencia: discernimiento y moderación para evitar conflictos o malos entendidos.
  • Justicia: sentido de equidad, luchar contra el abuso y levantar tu voz de protesta cada vez que se cometa una injusticia.
  • Fortaleza: vigor para sobrellevar las malas noticias y tomar decisiones trascendentales.
  • Templanza: domina tus impulsos y evita cualquier sentimiento de enojo que pueda afectar en tu estado de ánimo.

Cómo practicar la asertividad emocional

  • Piensa dos veces antes de decir algo
  • Mide tu conducta para ser coherente con tu actuar
  • No menosprecies las opiniones de los demás
  • Aprende a escuchar para ser escuchado
  • No sientas miedo por el fracaso

La asertividad emocional es más que una estrategia mental, es una filosofía de vida que sacará lo mejor de ti. ¡Buena suerte!

¿Sabías qué...?

Ser asertivo también es bueno para ser una persona más productiva en el trabajo y liberar las tensiones que afectan tu salud.