Spoots

Asertividad

¿Qué es la asertividad?

La palabra “asertividad” no existe en la Real Academia Española (RAE), pero sí existe la palabra “asertivo”, que es un adjetivo utilizado para calificar a una persona capaz de afirmar sus opiniones y pensamientos en el momento adecuado y de una forma idónea, sin pasar por el derecho de las otras personas.

Es una conducta personal que se basa en defender las propias ideas de forma que los demás interlocutores no se ven ofendidos pero tampoco vea el orador mermados sus intereses. Por tanto, se podría definir la asertividad como una habilidad social en la que se conocen y defienden los propios intereses y se tiene consciencia de los intereses ajenos.

Causas de la asertividad

Está relacionada con la autoestima, y es que las personas que poseen mucha de ella suelen tener mayor asertividad. Por el contrario, alguien con una baja autoestima pasará del extremo de la sumisión, es decir, asentir con todas las ideas que se le propongan, aun cuando no sea beneficioso para él/ella, o por el contrario reaccionará de forma agresiva no cediendo nunca terreno, aun a costa de hacer daño a otras personas.

En el otro extremo están los pasivos-agresivos, que gustan de la manipulación emocional para conseguir siempre lo que quieren.

¿Por qué existen personas con mucha asertividad y otras que se mueven siempre entre los dos polos explicados anteriormente?

Muchos son los factores que influyen; la educación, el entorno así como la propia genética que podría hacer más propensos a unos u otros a comportarse de determinada manera. Por ejemplo: Alguien con mucho mal genio le costará mucho más dar una respuesta asertiva y siempre responderá con agresividad.

¿Lo anterior quiere decir que la asertividad es algo inalcanzable para la mayoría?

No es cierto, ya que nadie nace “asertivo” sino que es una habilidad que se aprende por imitación o aprendizaje constante. Pensemos en las personas tímidas, por ejemplo; estas pueden aprender a salirse de su timidez con mucho esfuerzo y dedicación. El hecho que seamos de una u otra forma no indica que sea imposible cambiar pues todo lo que se necesita es motivación. El poder trabajar la asertividad permite a una persona desarrollar sus habilidades sociales, tanto en su entorno como en el trabajo. En un mundo donde cada vez hay mayor intlerancia, siempre es loable no solo el no generar fricciones ni agresiones a sus interlocutores mientras expresa sus opiniones, sino que por el contrario, el poder saber cómo interactuar con otros de forma respetuosa.