Te contamos la definición y significado de la expresión

Álter ego es una expresión o locución latina que podría traducirse literalemente como "el otro yo". Por lo tanto, el término hace referencia a un segundo yo de una persona, que cree que es diferente de la personalidad normal de ella, pudiendo esta persona llevar una doble vida. También puede definirse en el ámbito literario, para referirse a un personaje que retrata el comportamiento del propio autor, o bien para referirse a personajes parecidos de distintas obras.

 

Origen de la expresión álter ego

Para encontrar sus orígenes, hay que irse hasta la Grecia antigua, más específicamente a la Escuela Pitagórica, en la cual, Pitágoras, al ser preguntado sobre el significado de la palabra “amigo”, respondió: “un amigo es otro yo”. Aquello fue en el siglo V a.C., pero habría que esperar a que el famoso filosofo Séneca lo tradujese al latín como “amicus est alter ego”, daño como resultado la expresión que se utiliza hoy en día.

Sin embargo, no se empezó a utilizar tan asiduamente hasta que los psicólogos la acuñaron como término asociado a una alteración en la personalidad de los pacientes. Esto ocurrió en el siglo XIX, para referirse al trastorno de personalidad disociativo que acuñaban los psicólogos de entonces.

De esa dualidad de introdujo cada vez más en la cultura popular, a través de comics con héroes que se disfrazaban de personas normales y cambiaban de personalidad y vestimenta para combatir el crimen, y luego ya están los que serían trastornos de personalidad de libro, es decir, individuos tipo John Wayne Gacy, el cual era un exitoso empresario que, a pesar de ello mató hasta 33 menores en un periodo de 6 años. Tal era el cambio radical de Wayne que ni los servicios secretos de Estados Unidos sospecharon al darle autorización para acceder a documentación privada.

Usos del álter ego

Además de los ya citados, es común utilizar dicha expresión en otros ámbitos, como cuando se quiere hacer referencia a que alguien se parece mucho a otra persona o se entiende muy bien con ésta, por tanto se le dice que es su “álter ego”. También se llama a alguien así cuando se encuentra a una persona que es similar físicamente, aunque no tengan parentesco.

Diferencias entre álter ego y padecer doble personalidad

Aunque se parezcan en ciertas cosas, no hay que confundir un desdoblamiento de la personalidad con un álter ego. El unto calve reside en la voluntariedad. Es decir, para que exista el álter ego, la persona debe “fabricarlo” de forma consciente, para ocultar los rasgos de su personalidad. En el ejemplo anterior, Wayne Gacy inventó a una persona normal para ocultar una infancia llena de abusos y vejaciones, que provocó esas ansias por asesinar.

En los casos de doble personalidad, esto no ocurre; la persona ni siquiera es consciente de lo que hace. Un claro ejemplo en el cine sería “Dr. Jekyll & Mr. Hyde”, o más reciente, en el “Club de la pelea” (protagonizado por Brad Pitt), en donde el personaje principal ve acortados los periodos de consciencia en favor de su otra personalidad que toma el control.

Para resumir, digamos que un álter ego es una segunda personalidad de una persona, y alguien con trastorno bipolar o doble personalidad son personas cuyas acciones y emociones no son voluntarias.


¿Qué te ha parecido el artículo? :-)
Cargando…