Tipos de conjuntivitis alérgica

Clasificaciones para la conjuntivitis producida por alérgenos

La conjuntivitis alérgica es la inflamación de la conjuntiva como consecuencia de la exposición del ojo a un agente externo o alérgeno, que provoca una sobrerreacción en el sistema inmune, lo cual hace que se libere finalmente la histamina, dando lugar a algunos síntomas, entre los que destacan la irritación, picor y lagrimeo en los ojos. La conjuntivitis alérgica no es infecciosa pero sí puede molestar e irritar bastante los ojos.

Tipos de conjuntivitis alérgica

Clasificación de la conjuntivitis provocada por alérgenos

Conjuntivitis atópica

A la conjuntivitis atópica también se le conoce como fiebre del heno y es una reacción alérgica benigna. Este tipo de conjuntivitis aparece en los meses de máxima polinización, por lo que se considera como estacional, y tiende a ser más crónica en los días con mucho viento, tendiendo a disminuir su intensidad en los días lluviosos o con mucha humedad. Normalmente se acompaña de rinitis (inflamación de la mucosa nasal) y en algunos casos también de asma bronquial, especialmente en niños.

Sus síntomas más frecuentes son el lagrimeo, ojos rojos, fotofobia (molestias a la exposición a la luz, especialmente del sol), hinchazón de los párpados y picor. El tratamiento incluye antihistamínicos locales o por boca, así como los llamados estabilizadores de membrana. También puede incluirse en el tratamiento la inmunoterapia, en la cual se aplican vacunas antialérgicas durante un tiempo prolongado.

Conjuntivitis vernal

La conjuntivitis vernal aparece normalmente entre los 5 y 20 años de edad, siendo más frecuente en varones y en la etapa de pubertad. Es raro que se presente en personas mayores a 30 años. Sus síntomas más comunes son el lagrimeo, fotofobia, picor y producción de moco viscoso. La conjuntivitis vernal compromete la córnea, y si bien sus síntomas más leves son la congestión ocular y el prurito, en su grado crónico puede generar pérdida en la visión momentánea.

Hay dos tipos de conjuntivitis vernal:

  • Estacional: aparece en la primavera y en la mayoría de los casos es causada por una reacción alérgica al polen en el aire.
  • Perenne: aparece todo el año y es causada principalmente por la exposición a los ácaros y mohos en el medio ambiente.

Tras 6 u 8 años de iniciados los síntomas, la conjuntivitis vernal desaparece de forma espontánea. En general, los antihistamínicos no son tan efectivos para este tipo de conjuntivitis, por lo que el médico puede recetar corticoides en forma de colirio.

Conjuntivitis por contacto

La conjuntivitis por contacto se produce por una serie de sustancias, como los cosméticos o colirio han tenido contacto con las manos y luego han sido aplicados a los ojos, luego de ser frotados con ellas. Así mismo, pueden transmitirse por medio de esponjas o toallas que tengan el virus o la bacteria. Las conjuntivitis por contacto son de las más formas más freceuntes de conjuntivitis en los días de hoy. Se podría tratar con corticoides tópicos.

Conjuntivitis papilar gigante

La conjuntivitis papilar gigante es una reacción alérgica por el uso de lentes de contacto. Los síntomas más comunes son el picor, producción de moco, ojos rojos y quemazón. El mejor tratamiento es evitar su uso, aunque primeramente se puede intentar ser más riguroso en su limpieza, o bien probar con lentes de contactos desechables.

Puede afectar a cerca del 1-5% de la población que usa lentes de contacto blando y otras señales que el oftalmólogo puede observar son una descarga de mucosa y prurito ocular.

Independientemente del tipo de conjuntivitis alérgica que pueda aparecer, es indispensable saber qué tipo de alérgenos están provocando esta síntoma, para poder tomar las medidas preventivas adecuadas. El uso de colirios y antihistamínicos suele ser uno de los tratamientos más habituales para tratar la conjuntivitis alérgica. El médico especialista determinará la opción más adecuada.


¿Qué te ha parecido el artículo? :-)
Cargando…