Anafilaxia

Respondemos algunas de las preguntas básicas sobre esta severa reacción inmunitaria

La anafilaxia, o reacción anafiláctica, es una fuerte reacción del organismo a ciertas sustancias, pudiendo en algunos casos incluso provocar la muerte. Dado lo importante de entender algunas interrogantes sobre este tema, tratamos de responder a algunas interesantes preguntas sobre esta severa reacción y uno de los síntomas de la alergia más graves.

Anafilaxia

La anafilaxia es una reacción inmunológica grave del organismo, que sobrereacciona rápidamente a una sustancia (alérgeno) normalmente inofensiva. A diferencia de una alergia, uno o más sistemas orgánicos se ven afectados, a menudo en cuestión de minutos, luego de la exposición a una sustancia que causa la reacción alérgica (alérgeno), pero en algunos casos se manifiesta después de algunas horas.

Causas que pueden provocar una anafilaxis

Alimentos

Las alergias alimentarias son causantes frecuentes de anafilaxis. En especial ciertos alimentos como el maní, las nueces de árbol (por ejemplo: almendras, nueces, anacardos y nueces de Brasil), ajonjolí, pescado, mariscos, productos lácteos y huevos. Cuanto más se consume un alimento, más fácil será que se convierta en alergénico.

Picaduras de insectos (himenópteros)

Cuando una persona es alérgica a las picaduras de algunos insectos, puede estar en riesgo de sufrir un cuadro de shock anafiláctico. Esto se produce por el veneno que trae consigo la picadura el cual es considerado como un invasor ante el cual el sistema inmunitario responde de forma intensa. 

Entre los insectos que pueden desencadenar reacciones alérgicas, se incluyen las abejas melíferas, las avispas germánicas (o chaquetas amarillas), los avispones y las hormigas rojas entre otros.

Látex

Las personas con alergia al látex tienen un mayor riesgo cuando este material entra en contacto con zonas húmedas del cuerpo. En algunas casos, se produce durante la cirugía, esto es, a causa del contacto de los guantes quirúrgicos con zonas internas del cuerpo del paciente.

Medicamentos

Casi cualquier fármaco podría ser causante de esta reacción. Los más comunes son los antibióticos y anticonvulsivos.

¿Cuáles son los síntomas de una reacción alérgica grave?

  • Enrojecimiento generalizado de la piel
  • Urticaria (ronchas) en cualquier parte del cuerpo
  • Sensación de muerte inminente
  • Hinchazón de la garganta y la boca
  • Dificultad para tragar o hablar
  • Alteraciones en el ritmo cardíaco
  • Asma grave
  • Dolor abdominal, náuseas y vómitos
  • Repentina sensación de debilidad (disminución de la presión arterial)
  • Colapso y pérdida del conocimiento

¿Qué ocurre en el cuerpo durante la reacción anafiláctica?

Cualquier reacción alérgica, incluyendo la forma más extrema (shock anafiláctico) se produce porque el sistema inmunológico del cuerpo reacciona de manera inapropiada en respuesta a la presencia de una sustancia que percibe erróneamente como una amenaza.

Una reacción anafiláctica es causada por la liberación repentina de sustancias químicas, principalmente la histamina, a partir de células en la sangre y los tejidos donde se almacenan (mastocitos y basófilos). La liberación más común se desencadena por la reacción entre el anticuerpo alérgico (IgE) y la sustancia misma (alérgeno), provocando la reacción anafiláctica.

Las histamina actúa sobre los vasos sanguíneos, dilatándolos y aumentando su permeabilidad. Esto causará hinchazón (edema), enrojecimiento (eritema) y comezón (prurito), generalmente manifestándose como ronchas en la piel. Hay una caída en la presión arterial y, en los asmáticos, el efecto se da principalmente en los pulmones.

¿Cuál es el tratamiento para controlar un shock de este tipo?

La inyección de adrenalina se prescribe para aquellos que se consideren en riesgo. La adrenalina (también conocida como epinefrina) actúa rápidamente para constreñir los vasos sanguíneos, relaja los músculos lisos en los pulmones para mejorar la respiración, estimula el latido del corazón y ayuda a detener la inflamación alrededor de la cara y los labios. En muchos tipos de alergias graves, es necesario que el paciente sepa actuar inyectándose la adrenalina antes de recibir asistencia médica.

¿Qué grupo de población es más propensa a sufrir un shock anafiláctico?

Si un paciente ha sufrido una reacción alérgica grave en el pasado – sea cual sea la causa – entonces cualquier reacción alérgica futura es probable que sea grave. Si una reacción significativa a una dosis pequeña se produce, o una reacción ha ocurrido ante el contacto con la piel, esto también podría ser una señal de que una dosis mayor puede desencadenar una reacción severa.

Es particularmente importante que las personas con asma, así como las alérgicas, sean vistas por un inmunólogo, ya que el asma puede poner a un paciente en una categoría de mayor riesgo. Cuando se trate de alimentos como nueces, semillas, mariscos y pescados, incluso síntomas leves no deben ser ignorados porque las reacciones futuras pueden ser graves.

¿Cómo se diagnostica esta peligrosa afección?

No existen pruebas médicas que la puedan detectar de forma concluyente en el paciente, por lo tanto el diagnóstico generalmente se realizará en base a patrones observados en el paciente, como el historial de exposición a un cierto alérgeno (como la reacción del paciente a mordeduras de abejas en su vida). Para ello, se podrían realizar pruebas cutáneas y análisis de sangre, sin embargo, en algunos casos medir los niveles de triptasa sérica podría ayudar en su detección.

Se estima que afecte entre 0,1% y 0,3% de la población. Los casos que derivan en muerte no superan el 2% del universo de casos de anafilaxia. Sin embargo, se ha visto que su aparición ha aumentado drásticamente en la población en los últimos años. La prevención de cualquier alergia es fundamental para evitar consecuencias fatales.


¿Qué te ha parecido el artículo? :-)
Cargando…