15 remedios caseros para los gases o flatulencia

No te pierdas los trucos más eficaces para acabar con el gas intestinal

Los gases son una acumulación de aire que ocurre durante el proceso de digestión, y se producen durante la fermentación de la comida en el intestino, en la que contribuye la flora intestinal. Estos gases están producidos por las bacterias que tenemos en el aparato digestivo y se caracterizan por ser malolientes. Se da más frecuentemente en adultos (sobretodo en mujeres durante el embarazo) que en niños, y también en bebés.

15 remedios caseros para los gases o flatulencia

Los gases, a menudo producen hinchazón, molestias y dolor abdominal provocando que la tripa se muestre más hinchada y que se presenten molestias estomacales, además de ruidos que pueden resultar incómodos. En otras ocasiones los gases quedan atrapados en el colon causando dolores. Si bien no se les puede considerar como una enfermedad en sí misma, también es cierto que a veces pueden ser el síntoma de problemas más graves por lo que urge eliminar esta molestia y comprobar su origen.

Tips para solucionar el exceso de gas durante la digestión

Hay hábitos de vida que favorecen la aparición de los gases, como por ejemplo: el sedentarismo, el estreñimiento, comer rápido y sin masticar, tragar aire, el estrés, la ingestión de ciertos alimentos y comidas como las legumbres, las coles, las bebidas gaseosas, los edulcorantes, el exceso de fibra o incluso la leche en el caso de personas que sean intolerantes a la lactosa

Entonces, ¿qué hacer cuando tienes gases? A continuación te enseñaremos 11 remedios caseros para los gases que te ayudarán no solo a prevenirlos y quitar los gases, sino también a calmar el dolor que éstos provocan y evitar su acumulación.

Masajes y aplicación de calor en la zona

Existen algunos remedios locales y técnicas que pueden resultar muy eficaces. Prueba a ponerte una bolsa de agua caliente en el vientre o a darte suaves masajes y el dolor de los gases se mitigará. A su vez, también hay posturas especiales que ayudan a la eliminación de gases, como por ejemplo acostarte boca arriba y llevar las piernas flexionadas hacia el pecho, sosteniéndolas con los brazos, esta posición es ideal cuando existen muchísimos gases ya que alivia el malestar.

El suave masaje de tus muslos con la barriga es uno de los ejercicios más útiles y agradables para acabar con los cólicos y pinchazos provocados por los gases y sacar de una vez esta acumulación de aire.

Infusión de manzanilla

La manzanilla es una de las plantas por excelencia que benefician el sistema digestivo y una de las infusiones recomendadas para detener y liberar las flatulencias excesivas. Se utiliza desde hace cientos de años para tratar gran variedad de problemas intestinales, entre ellos, para deshacerse de la acumulación de gases. Puedes tomar una infusión de manzanilla después de las comida y así tendrás una mejor digestión.

Uno de los consejos que aumentará sus propiedades es acompañar el té de manzanilla con anis estrellado para mejorar sus efectos, ya que el anís estrellado es una excelente medicina casera que sirve para quitarse los excesos de gases además de remediar los problemas de indigestión naturalmente.

Infusión de mezcla de plantas medicinales

Aparte de la manzanilla, también puedes tomar una mezcla de plantas medicinales después de las comidas. Las infusiones deben de llevar todas o algunas de las siguientes plantas: manzanilla, anis, boldo, hieba luisa, menta y poleo.

La combinación de estas hierbas, en su mayoría digestivas, harán que tu digestión sea mejor y evitará que se formen gases en el proceso ya que ayudan a que los aires acumulados en el estómago desaparezcan. Cuando se quitan tantos gases, la barriga deje de estar inflamada y abultada, razón por la cual se experimenta molestia y dolor.

Jengibre

Puedes sazonar tus comidas con jengibre o consumirlo como acompañante rallado en crudo para prevenir la aerofagia. Es un alimento refrescante eficaz contra la formación de gases que nos ayuda a sentir alivio y a solucionar el problema de abdomen inflamado. Si no te gusta su sabor fuerte, puedes tomarlo en infusión y añadirle miel o algún té para disimular el sabor.

Además de ser un remedio eficaz debido a que es una de las plantas que eliminan gases cuando estos son excesivos y dolorosos tiene numerosas propiedades para todo el organismo.

Hinojo

El hinojo es otro vegetal muy utilizado en problemas intestinales que sirve para cuando las flatulencias son muy continuas y hay mucho aire en el estómago y los intestinos. Para su mejor asimilación, te recomendamos consumirlo cocido al vapor o hervido, pero también puedes tomar el jugo como si fuera una infusión de modo que eliminemos el problema cuando existen muchas flatulencias.

Aunque también podría comerse crudo, esto es algo que no nos ayuda por su contenido en fibra, nada conveniente a la hora de combatir los gases internos.

Comino

Otro de los remedios buenos para hacer frente a los gases es el uso del comino, un condimento que funciona como protector del estómago y ayuda a la asimilación de los alimentos. Si añades comino a tus comidas, hará que éstas no sean tan pesadas y que provoquen menos gases, por lo que es una de las especias más indicadas para tratar la aerofagia tanto para evitarlos como para quitarlos.

Suplementos de carbón activo

Los suplementos de carbón activo son otra de las “medicinas naturales” para curar y soltar el exceso de aire, que puedes encontrar en herbolarios o parafarmacias. Son eficaces contra las flatulencias porque absorben los gases que se generan en el intestino durante la digestión haciendo desaparecer la apariencia del vientre abultado.

Toma una pastilla de este suplemento antes de cada comida y notarás la diferencia ya que además de prevenir un ataque de gases, es un remedio muy bueno a la hora de ayudar a aliviar rápidamente la aparición de los gases constantes.

Zumo de limón

Entre las numerosas propiedades curativas del limón está la de ayudar en el proceso digestivo. El zumo de limón rebajado con agua antes y después de cada comida se convertirá en un gran aliado contra los gases ya que ayuda a reducir la presencia de los gases y a eliminarlos. También puedes tomar pequeños sorbos durante la comida.

Es muy útil para aquellas personas que presentan una flatulencia excesiva después de comer ya que los ácidos favorecerán una correcta digestión, eliminando además la acidez.

Agua de coco

El agua de coco es uno de los alimentos más beneficiosos que hay. Tiene infinidad de ventajas para el cuerpo, pero en lo que se refiere a la digestión, ayuda a prevenir los gases intestinales y evitar su retención, aumentando la capacidad del sistema digestivo de absorber nutrientes para el cuerpo.

Además de regular el funcionamiento del intestino, el agua de coco tiene propiedades antibacterianas, lo que la convierte en una buena eliminadora de toxinas.

Ajo

A pesar de que puede parecernos que el ajo es uno de los alimentos más fuertes de sabor y también un tanto fuerte para el estómago después de comerlo, curiosamente es muy eficaz para controlar los gases intestinales y expulsar el exceso de aire. Para que haga efecto debes consumirlo crudo, por ejemplo, en pequeños trozos para sazonar ensaladas, o picado muy fino en salsas y aderezos. De este modo conseguimos eliminar la inflamación y nos ayudará a echar el aire siempre que sintamos incomodidad.

Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio es otro de los grandes trucos y soluciones que nos pueden ayudar a hacer frente a los gases y bajar la barriga inflada. Básicamente lo que provoca el bicarbonato de sodio es una flatulencia que facilita la expulsión del aire que presenta alguna dificultad porque no sale de forma natural.

El bicarbonato además favorece que la digestiones sean mucho más ligeras para que no acumulen demasiados gases, siento uno de los métodos más efectivos que existen para prevenir problemas digestivos. Para ello solo hay que preparar una pequeña bebida con un vaso de agua, media cucharada de bicarbonato y zumo de un limón. Remueve y tómalo después de cada comida.

Papaya y piña

Frutas exóticas como por ejemplo la papaya o la piña son excelentes aliadas cuando se consumen después de cada comida. Por un lado, la papaya nos ayudará a disponer de enzimas como la papaína (presente tanto en las hojas como en la pulpa de la fruta), esenciales para realizar correctamente la digestión, evitando así la aparición de los gases, pues desinflaman las paredes del estómago y el intestino.

La piña, por su parte, ejerce una acción purificadora en el aparato digestivo, y se encarga de destruir aquellas enzimas que provocan putrefacción en el intestino, y por tanto acumulación de gases.

Hojas de menta

Algunos alimentos pueden aumentar la acidez en el estómago, lo que a su vez ayuda a la generación de gases y la necesidad de su expulsión. Uno de los remedios más útiles para aliviar el estómago es masticar algunas hojas de menta frescas, pues la menta cuenta con una serie de compuestos como son el mentol, timol y carvacrol, que favorecen la expulsión del exceso de gases. Otra opción es consumirla en té con un poco de miel.

Clavo y comino

Las especies como el clavo y el comino son un excelente remedio casero para evitar la formación de gases estomacales, además de ser excelentes para aderezar muchas comidas. Para beneficiarte de todas las propiedades de ambos, solamente es necesario masticar cualquiera de los dos antes o después de cada comida, ayudará a tener una mejor digestión y por ende menos gas.

Vinagre de manzana

El vinagre de manzana cuenta con un gran número de propiedades entre la que se encuentra su capacidad para aumentar las enzimas del organismo encargadas de eliminar aquellas bacterias que regulan los ácidos estomacales. De este modo favorece la prevención y eliminación de gases.

Dos cucharadas en un vaso de agua antes o después de cada comida, nos ayudará a realizar mejor la digestión y con ello, una menor formación de gases intestinales. 

Masticar lentamente

Por último, pero tal vez lo más importante, cambiar el hábito de no masticar nuestros alimentos, por iniciar a masticar nuestro alimento mínimo 30 veces por bocado, hará más fácil para nuestro estómago la digestión y evitará la formación de grandes cantidades de aire que entran en la boca durante la masticación. También el no hablar mientras comemos y comer despacio nos ayudarán a mejorar el efecto contra la formación de gases. 

A pesar de que estos tratamientos pueden solucionar el problema de las flatulencias ya que los previenen y ayudan a expulsarlos de modo natural, lo cierto es que en casos más agudos es necesario recurrir a un tratamiento de pastillas o ciertos medicamentos para evitar su acumulación la cual provoca un abdomen hinchado, duro y doloroso, uno de los síntomas que mejor diagnostican la presencia de gases tanto de día como de noche. Será el médico quien decida la medicación más adecuada.

En cualquier caso hay que tener en cuenta qué alimentos debes comer si sufres aerofagia y cuáles debes de evitar, puesto que existen otros grupos de alimentos que pueden provocar la aparición de los gases y que por tanto hay que limitar como por ejemplo:el brócoli, los frijoles, el apio crudo, el repollo o las manzanas. A pesar de sus múltiples propiedades son malos en el sentido de que aumentan la producción de gas y hacen que el estómago por tanto se muestre inflado, de ahí la importancia de cuidar la alimentación.


¿Qué te ha parecido el artículo? :-)
Cargando…