7 actividades para estimular el habla en los bebés

Descubre de qué forma puedes ayudar a tu bebé a desarrollar su lenguaje

Las primeras expresiones del bebé se reflejan en sus gestos y en su forma de relacionarse con todo lo que le rodea. Sin embargo serán las primeras relaciones establecidas con su entorno, la estimulación y el aprendizaje, lo que dará lugar al desarrollo del lenguaje.

Los primeros balbuceos y sílabas del bebe darán lugar a palabras y frases cada vez más complejas que formarán parte de su lenguaje. Estimularlo y mejorarlo a través de diversas actividades harán que aprender a hablar sea una tarea mucho más fácil y fluida.

Conoce 7 actividades para estimular el habla en los bebés.

7 actividades para estimular el habla en los bebés
  • 1

    Utilizar palabras cortas y sencillas

    Utilizar palabras cortas y sencillas

    Utilizar palabras cortas a la hora de hablarle a un bebé es una buena forma de que poco a poco comiencen a relacionar los sonidos vocálicos sencillos con palabras que identifican el entorno que les rodea.

    Las frases cortas y la enfatización de las palabras más importantes de nuestra conversación, conseguirán despertar la atención del bebé acerca de nuestro vocabulario y el aprendizaje será mucho más fácil comenzando por pequeños sonidos vocálicos con sentido.

  • 2

    Leer cuentos

    Leer cuentos

    Leer cuentos es una de las formas más divertidas y a la vez más eficaces de ir aumentando el vocabulario de los bebés. Las historias cortas y sencillas con ciertas palabras básicas le ayudarán a relacionar conceptos con situaciones y por tanto a entender cual es el significado de cada una de ellas.

    Por otro lado, los cuentos estimulan la curiosidad de los más pequeños ya que comenzarán a fomentar la expresión así como la comprensión. Resulta especialmente beneficioso realizar esta actividad antes de ir a dormir, ya que es durante el sueño cuando el cerebro comienza a asimilar lo aprendido durante el día creando las conexiones necesarias para el correcto aprendizaje.

  • 3

    Responder a sus intentos de comunicarse

    Responder a sus intentos de comunicarse

    Ya sea a través de gestos, señales o pequeños balbuceos a medida que pasan los días el bebé hará diversos intentos por intentar comunicarse con las personas que le rodean. Es muy importante responder de forma inmediata a la intención comunicativa del pequeño de modo que se produzca una interacción entre lo que el bebé pretende expresar o alcanzar y el ofrecimiento o la atención a su necesidad. 

    Poco a poco comenzará a aprender palabras cortas que le ayudarán a expresar sus necesidades de una forma mucho más directa y más fácil para todos.

  • 4

    Acompañar las palabras de gestos

    Acompañar las palabras de gestos

    A la hora de hablar con el bebé es muy beneficioso acompañar las palabras de gestos identificacivos acerca de lo que queremos expresarle al bebé. La idea primordial es que el bebé comience desde pequeño a relacionar los sonidos con gestos expresivos que más tarde pasarán a convertirse en palabras identificativas.

    De este modo el bebé comenzará a desarrollar la capacidad para expresar lo que quiere a través de la imitación de estos gestos hasta pasar a la fase posterior en la que aprenderán en significado de las expresiones y la palabra que los define.

  • 5

    Pronunciar de forma clara y correcta

    Pronunciar de forma clara y correcta

    Al comunicarnos con el bebé debemos hacer todo lo posible por realizar una buena vocalización de las palabras y frases que utilizamos. La entonación, así como la correcta expresión de las palabras a la hora de hablar debe de realizarse de forma que el bebé, a pesar de no entender el concepto, comience a relacionar los sonidos que más tarde pasarán a adquirir significado.

  • 6

    Estimular los músculos de la zona bucal

    Estimular los músculos de la zona bucal

    Estimular los músculos de la zona bucal es un excelente ejercicio para propiciar un lenguaje precoz. Masticar, succionar, tragar o chupar son algunas de las actividades diarias que ayudan a mejorar la elasticidad y fortaleza de los diversos músculos que intervienen en el habla. Trabajarlos a diario a través de diversos ejercicios como sacar la lengua o apretar los labios provocará que a la hora de decir las primeras palabras, estas sean mucho más claras y por tanto el proceso del lenguaje sea más efectivo.

  • 7

    Enseñarle el nombre de todo lo que le rodea

    Enseñarle el nombre de todo lo que le rodea

    La asociación de palabras con ideas u objetos es una de las mejores formas de estimular el lenguaje temprano en los bebés. La repetición y la asociación de objeto-palabra son la clave para que el cerebro del niño comience a aprender el lenguaje a la hora de referirse a todo lo que le rodea. 

    Así, resulta interesante nombrar las partes del cuerpo, enseñarle los objetos de la estancia en la que nos encontremos o nombrar todo aquello que encontramos durante un paseo en el parque o en la calle. Además de ser una actividad divertida para el bebé será una excelente terapia para ayudar a que el lenguaje sea precoz.

El lenguaje del bebé conlleva una serie de etapas previas cada una de las cuales requiere de una correcta estimulación. Poco a poco y de forma divertida a través del juego y de la asociación y repetición de palabras conseguiremos que los más pequeños de la casa, aprendan un lenguaje muy enriquecedor para su crecimiento.


¿Qué te ha parecido el artículo? :-)
Cargando…