Todo en el organismo tiene su función, el ácido úrico también, aquí conocerás más sobre él

El ácido úrico es un producto de desecho terminal del metabolismo purínico que el cuerpo produce por la metabolización de las purinas, una sustancia con nitrógeno que puede formarse en las células o bien introducirse en el organismo a través de los alimentos que comemos.

Siempre hemos escuchado que las personas se quejan porque tienen ácido úrico, haciendo referencia a los altos niveles que presenta en el cuerpo, ya que el ácido úrico se encuentra en todos los seres humanos y existen hipótesis en las que se cree que el aumento de esta sustancia en los mamíferos, permitió incrementar la inteligencia a través de propiedades de estimulación cerebral.

Ácido úrico

¿De qué forma se encuentra presente el ácido úrico en el organismo?

Las dos purinas, adenina y guanina, se encuentran en el organismo principalmente como componentes de los ácidos nucleícos, ácido ribonucleico (ARN) y ácido desoxirribonucleico (ADN). La producción está condicionada por la actividad de una enzima llamada xantino óxidorreductasa (XO). El hígado y el intestino delgado son las mayores fuentes de XO, sin embargo, se ha encontrado evidencia en donde el corazón y el endotelio vascular también expresan XO.

El ácido úrico es excretado principalmente por los riñones y su concentración en sangres depende del pH de la orina, volumen de la orina, volumen corporal, función renal, dieta y el uso de ciertos medicamentos.

Si el equilibrio entre producción y excreción falla, es cuando se presentan los síntomas de la hiperuricemia o ácido úrico alto en la sangre, los cuales pueden ir desde un simple episodio de inflamación de la articulación del dedo gordo del pie, una rodilla, etc., hasta una enfermedad crónica con periodos de agudización que puede imposibilitar la realización de las actividades diarias de los pacientes.

¿Cuales son los niveles normales de ácido úrico y en qué situaciones se elevan?

Los niveles normales de ácido úrico en sangre son:

  • Ideal: menos a 6mg
  • Mujeres hasta 5.5 mg
  • Hombres hasta 6.5 mg

Los factores que ayudan a elevar el ácido úrico pueden ser tanto por defectos enzimáticos (alteración en la función de las enzimas encargadas de su destrucción), por destrucción celular (cáncer), traumas, metabolismo de las purinas y alimentación. Algunos hábitos que pueden elevarlo son:

  • Alcohol: impide su eliminación, por ello la gota es más frecuente en alcoholizados
  • Tomar café en exceso (más de 2 tazas al día)
  • Consumir muchas calorías
  • Excesos de grasas saturadas y purinas
  • Someterse a períodos de ayuno
  • Falta de ingesta de líquidos
  • Consumo crónico de aspirina y diuréticos tiazidicos (fármacos utilizados generalmente para pacientes con hipertensión arterial)

¿Qué hábitos pueden ponerse en práctica para reducir el ácido úrico?

Así como existen factores que aumentan los niveles de ácido úrico, aquí te damos algunos consejos para que puedas disminuir sus niveles:

  • Evitar ayunos
  • Evitar exceso de alcohol y diluir con agua de coco
  • Realizarse estudios anuales para monitorear niveles (si tiene antecedentes familiares o se conoce con niveles altos de ácido úrico)
  • No tomar más de 1gr al día de vitamina C
  • Tomar las medicinas solo por el tiempo indicado
  • Evitar golpes y traumas
  • Bajar de peso poco a poco
  • Evitar el uso de diuréticos y aspirina
  • Tomar abundantes líquidos y frutas acuosas
  • Tomar alimentos para bajar el nivel de ácido úrico como por ejemplo: calabaza, zanahoria, alcachofas o apio

Hay que tener en cuenta que no es conveniente tener ácido úrico bajo en la sangre, pues los niveles mínimos tampoco son beneficiosos. Lo ideal es mantener un equilibrio que podremos controlar a través de análisis de sangre periódicos. Recuerda siempre acudir con tu médico para que te oriente.

Como vemos, el ácido úrico es una sustancia que es producida por la correcta actividad de una enzima, por ello su monitorización nos puede estar hablando de una buena funcionabilidad de nuestro organismo y su falla, nos grita que algo no anda bien. La importancia de estar controlados con sus niveles, radica en las alteraciones a nivel renal, cardiaco y articular que pueden sufrir los pacientes con hiperuricemia.


¿Qué te ha parecido el artículo? :-)
Cargando…